¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    8 horas de PortimaoToyota celebra su centenario en el WEC con un doblete en Portimao, pero Alpine les hace sudar

    La pelea de Toyota con el #36 durante toda la carrera hizo pensar en una alternativa por la victoria, y sobre todo, apunta a unas 24 horas de Le Mans más igualadas.

    El #8 se impuso al #7, aunque con órdenes de equipo finales. Miguel Molina, 2º, vuelve al podio de LMGTE-Pro.

    La segunda prueba del Mundial cayó de nuevo a favor de los habituales, Toyota, pero las 8 horas de Portimao han dejado claro que este año en el WEC lo que ya se intuyó en Spa: Alpine va a darles guerra, y eso es buena noticia (desde el punto de vista del espectáculo) para las 24 horas de Le Mans.

    Tanto es así, que el doblete del equipo nipón se produjo por rendimiento en boxes. La victoria fue para el habitual, el #8 de Kazuki Nakajima, Brendon Hartley y Sebastien Buemi frente a sus compañeros, que les apretaron las tuercas hasta el final.

    El GR010 Hybrid #7 de Mike Conway, 'Pechito' López y Kamui Kobayashi fue de menos a más. En la primera parte de la prueba se las tuvo de todos los colores con el Alpine #36 de André Negrao, Nico Lapierre y Mathieu Vaxiviere en la primera parte de la carrera. Los franceses se mantuvieron en la lucha por el segundo puesto hasta la última hora de carrera, cuando tuvieron que hacer su octava parada frente a las siete con las que llegaron los japoneses.

    La suerte acompañó al Toyota #7, que a media hora del final se vio beneficiado por el abandono en medio de pista del High Class #20, el de los daneses Magnussen, Fjordbach y Andersen. Eso les 'regaló' una parada extra en medio de un Full Course Yellow, propiciando que obtuviese permiso para ir a por sus compañeros a tope gracias a esa suerte de 'splash&dash'. El Alpine #36 se quedó con las ganas de acompañarles en el arreón final.

    Desde la radio les dieron libertad para pelear, y con 'Pechito' López al volante de uno y 'Seb' Buemi del otro, el argentino tiró de redaños para arrebatarle la victoria a su compañero. Apenas restaban 15 minutos para el banderazo a cuadros y esa 'Full Course Yellow' (sin coche de seguridad) que dio más rendimiento al #7 sobre el #8 como para ganarles la carrera... pero entraron en juego las órdenes de equipo. A poco menos de 10 minutos para el final, López se dejó pasar de nuevo y Buemi (que fue el piloto con más vueltas en esta carrera) entró en meta como el vencedor.

    Esta carrera fue también la del debut del proyecto Glickenhaus, que no fue tan exitoso como hubieran querido. El veteranísimo Ryan Briscoe marró sus opciones a las dos horas de carrera, cuando tocó y dejó fuera de carrera al Porsche #77 del Dempsey-Proton. En la maniobra también se vio invoclurado el Aston Martin #777 del D'Station Racing, con el sexagenario Satoshi Hoshino al volante en ese momento.

    Aunque se reincorporó, con el único propósito de obtener datos, no fue el estreno que se hubieran esperado para esta interesante estructura que tiene la mirada puesta en Le Mans.

    Doblete de Jota en LMP2 y de AF Corse en LMGTE-Pro

    Si la resolución de la clase hypercar fue un doblete, también acabaron así las otras dos categorías profesionales. United Autosports claudicó frente al empuje de los JOTA, con el #38 sobre el #28 que se decantó al final cuando Antonio Félix Da Costa decidió que quería triunfar en su circuito de casa. Tom Blomqvist no pudo hacer nada, aunque no presentó una batalla fácil.

    De igual manera, en LMGTE-Pro fueron otros compañeros los que se repartieron la categoría. AF Corse llevó el Ferrari #51 de Alessandro Pier Guidi y James Calado (en el día de su cumpleaños) por delante del #52 de Daniel Serra y Miguel Molina, que suma así un nuevo cajón en su palmarés.

    En la categoría LMGTE-Am también fue un Ferrari 488, el del Cetilar Racing #47 de los italianos Antonio Fuoco, Giorgio Sernagiotto y Roberto Lacorte quien se llevó la victoria sobre el Porsche #58 del Team Project 1 de Riccardo Pera, Matteo Cairoli y Egidio Perfetti.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing