¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Toyota no cesa los test con el Yaris WRC en asfalto

    Toyota Gazoo Racing no cesa en su trabajo y ha vuelto a poner a Juho Hänninen a los mandos de su Yaris WRC.

    El piloto finlandés sigue afinando el funcionamiento del World Rally Car de Toyota sobre el asfalto de nuestro país.

    Mientras toda la caravana y comitiva del WRC se ha desplazado a las antípodas para la disputa del Rally de Australia, Toyota Gazoo Racing sigue aprovechando cada semana para completar un nuevo test. Sin necesidad de variar su zona de trabajo tras miles de kilómetros, el equipo de Tommi Mäkinen ha vuelto a elegir España y más concretamente las carreteras de Cataluña para seguir evolucionado su Toyota Yaris WRC de cara al debut cada vez más cercano en el Rally de Montecarlo. Juho Hänninen ha sido una vez más el encargado de ponerse al volante del World Rally Car de Toyota.

    Decir que Cataluña es el epicentro de los test de Toyota no es quedarse corto. De hecho, el equipo finlandés ha completado más kilómetros de pruebas en nuestro país que los acumulados en los distintos test que el equipo también ha llevado a cabo en los caminos de tierra en torno a la base del equipo en Jyväskylä. No hay más que mirar el calendario de test del Toyota Yaris WRC para ver que tuvo varias jornadas de test a principios de este mes en tierra, mientras que debutó sobre el negro alquitrán también en nuestro país apenas días antes.

    Con todo, este test puede tener cierto carácter especial, ya que puede ser la última prueba sobre el Toyota Yaris WRC antes del anuncio de la nómina de pilotos definitiva del equipo. Aunque Tommi Mäkinen desveló que intentaría pescar en el río revuelto de Volkswagen para hacerse con los servicios de alguno de sus pilotos, todo hace indicar que Sébastien Ogier ya está más que descartado. En este aspecto, Jari-Matti Latvala sigue sonando con fuerza para recalar en la estructura de Toyota. Con todo, el finlandés prometió resolver su futuro antes del Rally de Australia y por el momento no ha anunciado nada.

    Por su parte, los destinos de M-Sport y Sébastien Ogier parecen más cerca de unirse que nunca. Con el finiquito de Volkswagen Motorsport bajo el brazo, las pretensiones económicas del cuatro veces campeón del WRC estarían más cerca de poder ser atendidas por el preparador de Cumbria y el proyecto en sí supone un reto que el propio Ogier estaría dispuesto a asumir. Con todo, Sébastien Ogier y Julien Ingrassia quieren ver las posibilidades del World Rally Car británico y ya se rumorea que ambos probarían el Ford Fiesta RS WRC tras el Rally de Australia, antes de rodearse de técnicos de confianza para firmar por el equipo de Malcolm Wilson.

    Fotos: Toyota Gazoo Racing