El Tribunal Supremo falló a favor de los taxistas, ¿cambiará algo?

El Tribunal Supremo coincide con el Real Decreto emitido por el Gobierno de Mariano Rajoy: seguirá existiendo una limitación al número de licencias VTC y a los servicios que pueden prestarse fuera de la comunidad autónoma. ¿Victoria del taxi? No precisamente.

Taxis libres en Madrid Chamartín - Fotografía: Darío Álvarez (Flickr) CC BY

Casi de casualidad, ha coincidido el cambio de color del Gobierno de España con un fallo del Tribunal Supremo que está a favor de las reivindicaciones principales de los taxistas: 1 licencia VTC por cada 30 taxis, y limitar al 20% los servicios que se pueden prestar fuera de la comunidad autónoma que otorgó la licencia VTC.

El Gobierno del PP blindó mediante un decreto ley esos dos aspectos de la regulación, no fuese a ser que el fallo del Tribunal Supremo, que estudiaba la cuestión, saliese en dirección contrario. La Sala Tercera del Supremo se ha alineado con lo que defendió el PP para evitar mayor conflictividad con los taxistas.

Sin embargo, no hay que considerar este fallo como una victoria del taxi, porque se mantiene la situación actual. Es decir, la ley limita que haya 1 VTC cada 30 taxis, pero ese ratio ya ha sido reventado en la Comunidad de Madrid o Cataluña, porque la ley no se puede aplicar de forma retroactiva.

Tribunal Supremo - Fotografia: Kris Arnold (Flickr) CC BY

Desde 1987 se reguló el sector de los VTC o alquiler de vehículos de turismo con conductor limitando su número a 1 cada 30 taxis. En esa época, hablar de un VTC era básicamente hablar de conductores de limusinas, con una actividad muy inferior a la que se presta hoy día.

Con la llegada de los servicios Uber X y Cabify, que ponen en contacto a viajeros con empresas de VTC, este sector ha disparado su actividad. Fue en 2009 cuando una serie de medidas impulsadas por el PSOE -Ley Ómnibus (Ley 25/2009, de 22 de diciembre)- para mejorar la competitividad anularon ese ratio, y se solicitaron miles de licencias.

El cambio tecnológico no se había producido aún

Esas licencias de VTC se otorgaron a empresarios o empresas que disponían un mínimo de siete vehículos. Esa limitación ha sido tumbada por el Tribunal Supremo, por lo que ahora podrán llegar licencias a manos de empresas más pequeñas. Puede que alguien se pregunte cómo obtener esas licencias si no se pueden otorgar más.

Resulta que las licencias solicitadas antes de los cambios normativos de 2013 y 2015 -RD 1057/2015, de 20 de noviembre- se están otorgando con efecto retardado, y ahí no hay límite 1:30 que valga. Por eso se ha podido romper ese ratio, y aún quedan miles de licencias VTC por adjudicar. Cumplían la regulación de 2009, era legal.

Una reforma legal a las puertas de 2018 impidió a los nuevos tenedores de licencias transferirlas (venderlas) en menos de dos años para evitar su especulación, ya que se podían obtener por unos 40 euros y recolocarlas por 10.000 veces ese valor. La revalorización de las viejas licencias de taxi ha alcanzado niveles aún más altos, que conste.

Una licencia de taxi puede transferirse por más de 120.000 euros, y en los "buenos tiempos" incluso por más. A fin de cuentas, es como una inversión, tiene garantizada una rentabilidad. Bueno, la tenía. El sector del taxi ahora tiene a los VTC cogiéndoles clientes y en el futuro los taxis autónomos sin conductor también les harán bastante daño.

Los nuevos competidores permiten tener un servicio de gama levemente superior prácticamente por el mismo precio, lo cual ha atraído a miles de clientes que usan menos el taxi tradicional

Puede que ni Uber ni la CNMC se hayan salido con la suya, que era desregular el sector para estimular una competencia real, y que los precios se suavizasen en favor del usuario. Lo que está claro es que más que una victoria del taxi, es el mantenimiento de la situación actual.

Ahora los que tengan menos vehículos que cumplan los requisitos para ser VTC -que no se han cambiado- podrán explotar esas licencias, no hará falta tener siete. Este fallo judicial da oxígeno al sector del taxi durante unos años, ya que es dudoso que el nuevo ejecutivo del PSOE quiera abrir el melón del sector taxi/VTC en lo que queda de legislatura.

El Tribunal Supremo ha preferido establecer un equilibrio entre los dos servicios por razones de interés general. En la práctica, la limitación 1:30 solo impide que se concedan licencias desde 2015, pero no puede evitar que sigan llegando a decenas o centenares, y que cada vez más VTC puedan ponerse a trabajar. Y como es totalmente legal, nada se puede hacer.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto