¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Volkswagen muestra la estructura de la batería equipada en sus nuevos eléctricos

Detalle de la estructura interna de los eléctricos de Volkswagen

En cuatro meses, comenzarán las entregas de los nuevos ID.3 1ST, la edición especial y limitada por el lanzamiento comercial del primer eléctrico de nueva generación. Volkswagen aprovecha para explicar cómo es la batería del compacto, y de los sucesivos modelos que llegarán a continuación.

La batería de los nuevos modelos eléctricos de Volkswagen ID. es el componente clave. El dispositivo que almacena la energía y es aprovechada para el desplazamiento es fabricada por la división de la marca alemana de los componentes, como si se tratara de cualquier otra pieza de cualquier vehículo, por lo que la firma no depende de proveedores externos.

A solo unos meses de que las 30.000 unidades de la edición limitada del ID.3 comiencen a ser entregadas en toda Europa, las baterías salen de una cadena de producción especial de Volkswagen en Brunswick, una localización que tiene experiencia en este campo y de la que esperan se produzcan unas 550.000 unidades anuales.

Detalle de la batería del nuevo Volkswagen ID.3 y sus componentes

Te hemos hablado más de una vez de las ventajas que ofrece la plataforma modular MEB para los eléctricos del grupo. Uno de ellas es el inmenso espacio interior que ofrecerán dado que la batería se aloja entre los ejes y por debajo del habitáculo, no suponiendo estorbo alguno. Y eso que la batería más potente que ofrecerán los ID.3 e ID.4 será la más grande, compuesta de doce módulos interconectados mediante un conector de alto voltaje, ya que el conjunto ofrece 408 Voltios.

Dado que el voltaje es superior a la toma de corriente doméstica donde se cargará la batería de los eléctricos, la electrónica de potencia es que la se encarga, no solo de controlar el flujo de energía entre la batería y el motor eléctrico, sino también de convertir la corriente continua de la batería en alterna para el funcionamiento del motor, gestionando también la carga de la batería en alterna, con una potencia de carga máxima de 11 kW y en continua hasta 125 kW.

Valga decir que el número de módulos asciende o desciende en función de la capacidad, la autonomía y el modelo que la va a montar, por lo que cada eléctrico de Volkswagen se desarrolla con la batería como punto central, sobre lo que orbita el resto del diseño.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto