¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Volkswagen avanza detalles de la aerodinámica del nuevo ID.4

    Silueta del nuevo Volkswagen ID.4, el SUV eléctrico de la firma alemanaqVolkswagen

    El nuevo Volkswagen ID.4 debutará a finales del mes de septiembre, tan solo unas semanas después de empezar su producción. Mientras, la firma alemana aprovecha para lanzar algunos teasers y descubrir nuevos detalles del SUV eléctrico.

    Poco queda por saber del nuevo Volkswagen ID.4, con todo lo que te hemos ido contando del segundo eléctrico de la firma, y que debutará en las próximas semanas. Mientras, los de Wolfsburg apuestan por descubrir algunos detalles. En esta ocasión, se centran en la aerodinámica.

    Como sabes, este es un factor primordial en el diseño de todos los coches, pero especialmente importante en los eléctricos. De ella depende si ofrecerá una gran eficiencia o no. En el caso del ID.4, la carrocería del SUV es completamente plana, con un frontal muy vertical en el que no existe más que una toma de aire en la parte inferior del paragolpes, por lo que no existen elementos que opongan una resistencia extra.

    La superficie limpia de la carrocería del Volkswagen ID.4 ofrece un bajo coeficiente aerodinámico

    La resistencia aerodinámica, cuanto más baja, mejor

    Todo influye, desde la forma de los faros perfectamente integrados, el panel que oculta la parrilla tradicional y que sirve de enlace con los grupos ópticos, hasta la parte posterior pasando por una línea del techo ligeramente curvada en el volumen trasero, un descenso muy suave que dirige el aire hacia atrás. Al final del techo, el spoiler colabora para que el flujo se eleve, disponiendo de un coeficiente de arrastre de 0,28x.

    Se trata de un valor muy equilibrado para un SUV, por lo que fuentes de Volkswagen apuntan que supone una importante ventaja en las prestaciones. Por ahora, la sub-marca de Volkswagen ID. no ha comunicado datos de consumo de energía eléctrica, pero sí que ha señalado que la batería de mayor capacidad neta, la de 77 kWh, ofrecerá una autonomía máxima de 500 kilómetros según el ciclo WLTP. Tan solo 50 kilómetros menos que el ID.3, debido a las mayores dimensiones y peso.

    La marca alemana también ha confirmado que primero llegará la variante de propulsión trasera, con el motor de 150 kW colocada en este eje, y posteriormente una de tracción total, logrando una potencia máxima de 225 kW, poco más de 300 CV.