¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Comparativa Hyundai Bayon vs Volkswagen T-Cross, naturaleza polifacética (con vídeo)

    Comparativa Hyundai Bayon vs Volkswagen T-Cross, naturaleza polifacética (con vídeo)
    20
    Oscar Magro
    Oscar Magro16 min. lectura

    Enfrentamos al Hyundai Bayon contra el Volkswagen T-Cross, dos de los crossovers urbanos más buscados del momento, para saber cuál es el mejor. Descubre al detalle las características de los dos SUV de acceso de Hyundai y Volkswagen en nuestro análisis en vídeo.

    El Volkswagen T-Cross y el Hyundai Bayon son dos de los B-SUV más vendidos

    La llegada del Hyundai Bayon supone la introducción de un SUV de acceso en la gama de la marca coreana. Aterriza en uno de los segmentos más competidos y tendrá que enfrentarse a modelos tan populares como el Volkswagen T-Cross ¿Qué es lo que ofrece cada uno?

    Antes de subirme a ellos echemos un vistazo al exterior y en este apartado está claro que el que más llama la atención es el Bayon. El modelo asiático presenta una estética muy llamativa y polarizante donde destacan los faros delanteros en forma de flecha con las luces diurnas separadas del grupo óptico principal, la gran parrilla frontal, el portón trasero parcialmente en negro y las luces posteriores conectadas entre sí para dar una mayor sensación de anchura.

    El segmento B-SUV cada vez está más reñido y tanto el VW T-Cross como el Hyundai Bayon son apuestas convincentes

    Curiosamente el T-Cross también ha apostado por conectar sus pilotos traseros y aportar una flanja en negro brillante, pero la aplicación resulta muy diferente. Volkswagen ha sido más conservador así que el modelo alemán muestra un aspecto algo más convencional. Los ángulos marcados del frontal y las líneas de tensión laterales pretenden aportar una imagen más robusta pero sin estridencias.

    Estos dos coches son los todocaminos más pequeños que ofrecen Hyundai y Volkswagen, están pensados para la ciudad y alrededores y por eso presentan unas dimensiones muy ajustadas con poco más de 4 metros de largo. El coreano es ligeramente más grande que el alemán en longitud y anchura pero, curiosamente, el modelo de Volkswagen es más alto para reforzar ese carácter SUV.

    Con el foco puesto en la practicidad

    Teniendo en cuenta en el segmento en el que juegan la calidad está bastante bien en ambos casos aunque no esperes lujos. Podemos decir que Hyundai da un puntito más de calidad, especialmente porque transmite algo más de solidez en su construcción, pero la diferencia es poco significativa.

    Todo al negro: en el crossover de Hyundai se echa en falta poder tener algo de color en el interior
    En el SUV alemán la posición de conducción es más elevada

    Tanto en uno como en otro todo está realizado en plástico duro, no hay apenas zonas mullidas, evidenciando que ambos fabricantes se han centrado en la practicidad y la ergonomía. El crossover de Volkswagen permite adoptar algunos detalles de color para el salpicadero pero el de Hyundai es siempre negro. Es curioso que el asiático sea tan descarado por fuera y tan sobrio por dentro.

    Al volante del T-Cross el conductor va sentado un poco más alto y erguido, que es lo que se suele esperar de un SUV. En el Bayon nos sentamos en un punto intermedio entre un turismo convencional y un todocamino. Sendos modelos presentan asientos delanteros confortables y que recogen bien el cuerpo.

    Estos dos coches pueden tener un equipamiento abundante con faros led, llantas de aleación (de hasta 17 pulgadas en el Bayon y hasta 18 pulgadas e el T-Cross), climatizador automático (de una zona para el Bayon y dos para el T-Cross) o una base de carga inalámbrica para smartphones. El equipamiento de confort puede ser especialmente amplio en el alemán con la posibilidad de equipar unos asientos calefactados o el asistente de aparcamiento.

    En cuanto asistentes de seguridad también van bien servidos puesto que estos crossovers pueden disfrutar de control de crucero adaptativo, un sistema de asistencia a la frenada de emergencia, asistente de mantenimiento de carril, un sistema de detección de ángulos muertos, una alerta de tráfico trasero cruzado o un sistema de reconocimiento de señales de tráfico.

    El diseño del interfaz es muy sobrio pero el sistema multimedia de Hyundai es muy completo
    Los sistemas de infoentretenimiento de ambos modelos son compatibles con Apple Carplay y Android Auto

    A bordo del nuevo Hyundai Bayon quedan mucho más patentes todos esos sistemas y asistentes de seguridad porque son más intrusivos. Cuando conducimos están muy presentes dando pitidos y alertas, a veces con demasiada insistencia. Algunos avisos se pueden desconectar y otros no. En el crossover de Volkswagen la actuación de estos sistemas está en un segundo plano, actuando sólo cuando realmente hay una situación de emergencia.

    En el interior de estos coches hay dos elementos que llaman especialmente la atención. Uno es el cuadro de instrumentos totalmente digital que pueden llevar, con 10,25 pulgadas en ambos casos. Se ven bien, aportan suficiente información y tienen algunas opciones de personalización.

    El otro es el sistema de infoentretenimiento con pantallas táctiles que pueden alcanzar hasta 10,25 pulgadas en el Bayon y 8,0 pulgadas en el T-Cross. En general funcionan bien aunque el sistema multimedia de Hyundai es claramente más satisfactorio porque la calidad de imagen es superior y la respuesta táctil es más rápida. Sendos modelos tienen conectividad con Apple CarPlay y Android Auto y cuentan con varios servicios conectados.

    Tanto el coreano como el alemán aprovechan muy bien el espacio en la segunda fila de asientos
    La banqueta trasera del T-Cross se puede regular longitudinalmente

    Echemos un vistazo a la segunda fila de asientos. Tanto el uno como el otro cuentan con unas plazas traseras grandes teniendo en cuenta su tamaño exterior, de hecho son de los mejores en la categoría en este aspecto. Pasajeros de hasta 1,85 m de estatura irán bien, especialmente en sitio para las rodillas.

    El espacio para las piernas que dan estos dos coches es prácticamente el mismo. En altura hay una ligerísima ventaja para el Volkswagen T-Cross, principalmente gracias a la forma del techo menos curvada. En anchura destaca más el Bayon siendo también el que regala una plaza central trasera más acogedora.

    La banqueta trasera del SUV de Volkswagen queda más alta que la del Hyundai y en viajes largos será más cómoda para los pasajeros ya que irán sentados en una posición más natural. No hay mucho equipamiento de confort que destacar detrás, aunque Volkswagen ha sido un poco más generoso. En el T-Cross hay un par de tomas USB, el Bayon se conforma con ofrecer solo una. El alemán también ofrece bolsillos tras los respaldos de los dos asientos delanteros, el coreano sólo brinda ese elemento en el respaldo del asiento derecho.

    Dos apuestas de diseño muy diferentes

    Ojo, en las plazas posteriores del Volkswagen T-Cross se encuentra uno de los rasgos diferenciales más importantes de este modelo respecto al Bayon y es que las plazas traseras son deslizantes en 14 cm. En el segmento B-SUV sólo Renault Captur y el Citroën C3 Aircross ofrecen soluciones similares y esa característica da mucha versatilidad porque podemos jugar con el espacio y dar más sitio a los ocupantes de estos asientos o al espacio de carga.

    El Hyundai Bayon se queda con un maletero de 411 litros, que es una capacidad notable en la categoría, y al igual que ocurre con el T-Cross se puede colocar la base a dos alturas para distribuir mejor la carga. El portón pesa menos en el coreano que en el alemán, algo que se agradece a la hora de abrirlo y cerrarlo, aunque el umbral de carga también queda algo más alto.

    Con la banqueta en su posición más retrasada, la capacidad de almacenamiento del Volkswagen T-Cross es de 385 litros en la posición más retrasada pero gracias al comodín de la banqueta deslizante se pueden conseguir hasta 455 litros. Evidentemente abatiendo los asientos posteriores se amplía la capacidad y, sorpresa, el T-Cross se guarda otro as bajo la manga: el asiento delantero derecho también se puede abatir para llevar objetos largos.

    El umbral de carga está a mayor altura en el Bayon
    El T-Cross permite jugar con el espacio disponible en el maletero

    Cómodos en la ciudad y fuera de ella

    Antes de conducirlos hagamos una pequeña mención a la gama mecánica que proponen estos dos crossovers que han renegado del diésel. En los dos casos proponen motores de gasolina, algunos de ellos con la posibilidad de equipar un cambio automático, y siempre con tracción delantera.

    La familia del T-Cross es muy sencilla porque se compone de un bloque de 1,0 litro y tres cilindros. Es el 1.0 TSI con 95 y 115 CV, siendo el de 115 el que se lleva buena parte de las ventas. Volkswagen propone además un 1.5 TSI de cuatro cilindros con 150 CV como tope de gama.

    El Bayon apuesta por un motor 1.2 MPI de cuatro cilindros atmosférico con 84 CV como versión de acceso y, al igual que el alemán, también ofrece un bloque de 1,0 litro y tres cilindros pero con 100 y 120 CV. Lo interesante de este propulsor de 1.0 TGDI del coreano es que puede llevar un sistema de hibridación ligera de 48 voltios y gracias a ello esas versiones MHEV llevan la etiqueta medioambiental Eco. El T-Cross siempre tiene el distintivo C.

    El Bayon puede tener etiqueta Eco
    El T-Cross muestra una respuesta lineal y agradable

    He probado la versión más potente del Bayon, con 120 CV, mientras que en el T-Cross tenemos la variante intermedia de 115 CV. Aunque sólo tiene 5 CV más, lo cierto es que el Bayon muestra una aceleración notablemente mayor que la de su oponente, la respuesta del motor es más progresiva y muestra más empuje.

    El todocamino de Hyundai anda más pero no hay unas grandes diferencias en cuanto a consumo de combustible. El T-Cross es capaz de hacerlo un poquito mejor si nos esforzamos en practicar una conducción eficiente pero en una conducción despreocupada podemos hablar de un empate porque ambos van a estar en torno a los 6 l/100 km.

    No son especialmente ágiles ni quieren mostrar un comportamiento alegre, son coches cumplidores que buscan sobre todo ser cómodos y aquí una vez más hay que hacer mención especial del Bayon porque tiene una suspensión algo más blanda, está mejor insonorizado y la dirección está muy asistida, aportando un punto más de confort.

    En marcha ambos van bien en general y son satisfactorios. A pesar de su tamaño no están limitados a un uso meramente urbano, pueden mantener velocidades de autopista sin esfuerzo y se pueden hacer viajes largos con razonable comodidad. Es parte de la polivalencia que quieren dar estos coches.

    Un último apunte a mencionar es que ambos tienen la posibilidad de equipar un cambio automático de doble embrague y siete marchas. La misma configuración básica en los dos coches pero el resultado no es igual. Me gusta más el cambio DSG de Volkswagen porque en general resulta más agradable. La caja de Hyundai cumple bien la mayor parte del tiempo pero de vez en cuando pega algún tirón y le falta un poco de fluidez en momentos concretos, así que en el Bayon yo me decantaría por alguna versión con cambio manual.

    Dos de los B-SUV más polivalentes a la venta

    Llega el momento de decidir cuál elegir y tengo que confesar que las cosas están muy igualadas. El Volkswagen T-Cross me ha parecido interesante sobre todo por ser muy práctico, especialmente por su espacio interior. Sin embargo voy a inclinar la balanza por poco hacia el Hyundai Bayon porque el coreano es un coche muy equilibrado en todos los aspectos.

    En sus versiones de acceso e intermedias, el Bayon (desde 18.690 euros) tiene un precio muy interesante respecto al T-Cross (desde 22.700 euros), aunque si te fijas en las variantes tope de gama comprobarás que esas diferencias son menores. Además puede tener el distintivo Eco siendo un elemento que puede tener su importancia hablando de un vehículo urbano porque en las grandes ciudades cada vez habrá más restricciones. Ésa es mi elección ¿Cuál sería la tuya?

    Comparativa Hyundai Bayon vs Volkswagen T-Cross, naturaleza polifacética (con vídeo)