Motor.es

Comparativa KIA Niro vs Toyota C-HR, destinados a triunfar (con vídeo)

Tanto el KIA Niro HEV como el Toyota C-HR son crossovers híbridos que presumen de eficiencia sin complicaciones, estilo y comodidad. Unos puntos clave comunes que les han servido para triunfar pero son sus diferencias las que harán que los clientes se decanten por uno u otro.

Comparativa KIA Niro vs Toyota C-HR, destinados a triunfar (con vídeo)
Toyota C-HR y KIA Niro, dos de los C-SUV híbridos más buscados

18 min. lectura

Publicado: 01/01/2023 17:00

Toyota C-HR y KIA Niro, dos de los C-SUV híbridos más buscados

Toca analizar la segunda generación del KIA Niro, una interesante secuela de su exitoso predecesor. Ha supuesto una enorme evolución respecto al modelo anterior y lo vamos a enfrentar a una de los coches más buscados del segmento, el Toyota C-HR. El japonés es un modelo superventas que sin duda es una de las referencias en cuanto a eficiencia.

Desde el punto de vista estilístico son dos coches muy atractivos, a pesar de que cada uno se decanta por un estilo radicalmente opuesto. Asentado sobre la plataforma K3, en el Niro abundan las superficies planas y las formas geométricas con ángulos de 90 grados que esconden soluciones aerodinámicas como un pilar C hueco, con una curiosa abertura que permite el flujo de aire.

Mientras, el C-HR se decanta por un aspecto más deportivo, con unos rasgos más afilados y volúmenes muy marcados que ha sabido a conquistar al público desde su lanzamiento, del que han pasado nada menos que cinco años. Lo ves por donde quiera que vayas, su estilo ha sabido mantenerse fresco con solo unos leves retoques a finales de 2019.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!
Ambos crossovers llaman la atención por su diseño

Las dimensiones exteriores son muy similares si bien el modelo de KIA es ligeramente más largo más ancho y más bajo. Hay un detalle que pasa desapercibido pero que puede ser interesante para alguien que busca un modelo de estilo crossover y es la distancia libre al suelo.

En el Niro la carrocería está casi 2 cm más alta y me parece una diferencia notable: la altura libre es de 160 mm para el coreano por los 142 mm del japonés. Es verdad que son dos coches que están destinados sobre todo para un uso por vías asfaltadas y no tienen una vocación todoterreno ni muchísimo menos pero si en algún momento se circula por vías no asfaltadas es menos probable que la carrocería del Niro sufre algún daño por piedras o ramas al circular por caminos.

DimensionesNiro HEVC-HR 125HC-HR 180H
Longitud4.420 mm4.390 mm4.395 mm
Anchura1.825 mm1.795 mm1.795 mm
Altura1.535 mm1.555 mm1.565 mm
Batalla2.720 mm2.640 mm2.640 mm
Maletero con 5 plazas451 litros377 litros358 litros
Maletero con 2 plazas1.445 litros1.164 litros1.102 litros

Por dentro, también hay estilos completamente distintos. El interior del KIA Niro propone un diseño moderno pero bastante sobrio, se habría agradecido algún toque de color. El puesto de conducción está caracterizado por un volante de solo dos radios y dos pantallas de 10,25 pulgadas cada una correspondientes al cuadro de instrumentos digital y al sistema multimedia. La sensación de calidad es elevada, algo más que en el Toyota, y la marca coreana presume de usar muchos materiales reciclados en su fabricación.

El habitáculo del Toyota C-HR abusa mucho del plástico negro brillante. Sí, el Niro también usa este material, pero en C-HR lo emplea con más profusión y además tiene tendencia a ensuciarse más. Una pena porque la realización es buena en general pero el negro piano resta sensación de calidad.

Las líneas rectas y horizontales predominan en el interior del Niro
El plástico negro piano está muy presente en el habitáculo del C-HR

Este modelo lleva algunos años en el mercado y se nota porque tiene un aspecto algo más convencional. La instrumentación es bastante sencilla y se echa de menos una base de carga inalámbrica para smartphones. En equipamiento disponible, el coreano aprovecha su juventud para estar un pasito por delante.

Donde no le pesan los años al C-HR es en el sistema multimedia, que fue actualizado en su restyling. Disfruta de conectividad con Android Auto y Apple Carplay, unos gráficos de buena calidad y un interfaz intuitivo aunque a veces le falta un poco de fluidez a la pantalla de 8 pulgadas.

El sistema de infoentretenimiento KIA Connect del Niro también es compatible con Android Auto y Apple Carplay pero emplea una pantalla más grande, con 10,25 pulgadas. El interfaz se ve más simple desde el punto de vista del diseño y tampoco es un prodigio en cuanto a fluidez pero resulta fácil de usar. Además de las funciones de navegación, audio y telefonía habituales, propone un amplísimo abanico de opciones de configuración del vehículo.

Son dos sistemas que están a la par en calidad y en ambos casos han optado sabiamente en disponer de un módulo de climatización aparte. Especial mención para el crossover de Corea del Sur, que ha elegido una opción más sofisticada con botones táctiles que también sirven para operar el sistema de audio.

La barra táctil bajo el sistema multimedia, con dos visualizaciones, es una solución muy original
La pantalla de Toyota es más pequeña pero el interfaz es atractivo y muy intuitivo

Miremos hacia atrás. En las plazas traseras del Toyota C-HR hay un buen espacio para las piernas pero el espacio para la cabeza limita a las cosas a pasajeros de 1,80 m de estatura aproximadamente. Tres adultos irán bastante justos. No hay salidas de aire, ni tomas USB ni reposabrazos y además el espacio es bastante agobiante y oscuro porque la superficie acristalada es reducida debido a la gran caída del techo y la cintura ascendente del vehículo. Sin duda la marca japonesa han orientado estas plazas hacia un uso esporádico.

La propuesta del KIA Niro es más versátil. La segunda fila de asientos tiene un abundante espacio para las piernas y para la cabeza incluso para pasajeros de más de 1,90 de estatura. También hay más anchura para que tres personas viajen razonablemente bien. Además hay salidas de ventilación, tomas USB, un enchufe de 12 voltios y un reposabrazos abatible. No hay duda que respecto a su rival, el Niro es más confortable, más espacioso y más apropiado para un uso familiar.

En cuanto al espacio de carga disponible el claro ganador es, una vez más, el modelo coreano. Ambos modelos han dispuesto las baterías de alta tensión debajo de los asientos traseros para no perder capacidad de maletero y cuentan con una zona compartimentada debajo del piso, una solución práctica.

Con unas plazas posteriores bien resueltas, el coreano demuestra su faceta familiar
La escasa superficie acristala del japonés hace que las plazas traseras sean poco acogedoras

El Niro aprovecha sus formas exteriores mucho más cuadradas para brindar un espacio de carga mayor. La versión híbrida no enchufable llega a los 451 litros, una capacidad que se puede ampliar hasta los 1.445 litros si se abaten los respaldos de los asientos traseros. La singular bandeja cubremaletero es flexible, no se pueden colocar cosas encima.

Por su parte el C-HR tiene dos versiones mecánicas distintas y dependiendo de cuál escojamos encontraremos volúmenes de carga diferentes. En el mejor de los casos tendrá una capacidad de 377 litros, que corresponde a su versión de acceso, pero si se escoge la versión más potente, el maletero se reduce a 358 litros. Esta diferencia se debe a que esa versión con más caballería tiene un motor más grande y obliga a trasladar la batería auxiliar de 12 V al maletero, algo que roba espacio.

El maletero del Niro tiene más capacidad pero los pasos de rueda son abultados
El C-HR brinda un espacio algo más modesto que el de su rival pero con formas interiores muy bien aprovechables

Niro vs C-HR ¿Cuál gasta menos?

Lo apuestan todo a la electrificación pero la gama comercial de estos dos crossovers es completamente diferente. El modelo japonés solo está disponible como híbrido no enchufable pero se divide en dos versiones con distinta potencia: una con 122 CV (con la denominación 125H y motor de 1,8 litros) y otra con 184 CV (denominada 180H y con motor de 2,0 litros).

Por su parte, el coreano ofrece un abanico más amplio de opciones de electrificación con una versión híbrida no enchufable, una versión híbrida enchufable y la variante 100% eléctrica cuyo nombre es e-Niro. Evidentemente, esta comparativa está centrada en el Niro HEV, es decir, la versión híbrida no enchufable que tiene 141 CV de potencia.

Datos técnicosNiro HEVC-HR 125HC-HR 180H
Cilindrada1.580 cc1.798 cc1.987 cc
Potencia total141 CV122 CV184 CV
Potencia (gasolina)105 CV98 CV152 CV
Potencia (eléctrico)32 kW53 kW80 kW
TransmisiónDCT 6ve-CVTe-CVT
Aceleración 0-100 km/h10,4 / 10,8 s11,0 s8,2 s
Velocidad máxima162 / 165 km/h170 km/h180 km/h
Consumo combinado4,4 / 4,7 l/100 km4,9 l/100 km5,2 / 5,3 l/100 km

El Niro es un coche que ya iba muy bien en la generación anterior pero que en esta renovación ha ganado en refinamiento y, sobre todo, tiene un funcionamiento algo más silencioso. En la primera generación la rumorosidad era excesivamente alta y el nuevo modelo ha mejorado en este aspecto, aunque sigue sin ser brillante a ritmos altos.

Uno de los grandes puntos de interés cuando probamos coches híbridos es conocer el consumo de combustible. Antes hay que decir que resulta llamativo que tanto la versión híbrida del Niro como las dos versiones híbridas del C-HR tienen configuraciones muy diferentes en cuanto al rendimiento de sus respectivos motores de combustión y eléctricos, sus transmisiones y baterías. Lo curioso es que siguiendo vías muy diferentes han llegado a un destino muy similar: gastan muy poco en todas las circunstancias.

La transmisión de doble embrague de KIA es un punto a favor a la hora de practicar una conducción alegre
El diseño del SUV de Toyota se sigue viendo moderno y atrevido

A pesar de lo que indica el valor de homologación en ciclo WLTP no hay grandes diferencias entre todos ellos, el consumo real va a estar en torno a los 5 o 5,5 l/100 km. Con unas décimas de diferencia entre unas versiones y otras, pero siempre siendo muy eficientes. Especialmente en ciudad donde estos híbridos van a conseguir registros inalcanzables para coches diésel o gasolina sin electrificación.

Haciendo una conducción despreocupada he conseguido cifras de consumo ligeramente mejores con el Toyota C-HR, es fácil gastar poco con este coche. Es una de las grandes cosas que ha conseguido Toyota en base a su experiencia con híbridos: que sea muy natural conseguir bajos consumos para todo tipo de conductores.

Sin embargo, en el KIA Niro HEV la variabilidad es mayor. Se muestra más sensible al estilo de conducción y si nos esforzamos en hacer una conducción muy eficiente con el KIA Niro es posible conseguir registros ligeramente más bajos. No es tan sencillo conseguir esas cifras pero el esfuerzo tiene como premio un consumo más un poco más reducido.

BateríaNiro HEVC-HR 125HC-HR 180H
TipoPolímero de litioPolímero de litiohidruro de níquel
Voltaje240 V207,2 V216 V
Capacidad5,5 Ah3,6 Ah6,5 Ah
Energía1,32 kWh0,70 kWh1,31 kWh

Para aquellos que busquen una respuesta claramente prestacional desde luego el C-HR en su versión de 184 CV será satisfactorio porque tiene una buena capacidad de aceleración y se nota enérgico en todas las circunstancias. Las otras dos opciones, es decir, el C-HR de 122 CV y el Niro, tienen un rendimiento bastante más discreto. Suficiente para el día a día, sin más. En cualquier caso ninguno de estos modelos se muestran muy emocionantes.

En prestaciones puras la apuesta está clara pero en cuanto al agrado de uso hay más matices. Son diferentes en cuanto a su comportamiento, sobre todo por un elemento clave que es la transmisión. Las cajas de cambio son muy distintas y el coreano usa una caja de doble embrague mientras que el japonés se decanta por la conocida caja e-CVT.

Como siempre, cuando se hace una solicitud grande de potencia con una caja de tipo CVT se aprecia que el motor se revoluciona y la sonoridad aumenta, si bien es cierto que Toyota ha sabido suavizar ese comportamiento con el paso de los años y esa circunstancia solo ocurre en momentos puntuales. A favor de este sistema hay que mencionar la suavidad con la que opera a ritmos moderados y su fiabilidad.

A pesar de la buena propuesta general del Toyota C-HR, el nuevo KIA Niro es más equilibrado

La transmisión de doble embrague del Niro es más rápida y se siente más directa. En una conducción dinámica resulta mucho más apropiada y además KIA ha añadido levas tras el volante para seleccionar las marchas. Toyota no ofrece levas aunque sí tiene un modo secuencial a través de la palanca, en este caso para simular marchas.

Vamos con los precios. El KIA Niro híbrido está a la venta desde 27.480 euros mientras que el Toyota C-HR cuesta algo más, desde 28.600 euros. Son dos modelos interesantes pero en esta comparativa mi elección sería el KIA Niro por ofrecer un punto extra de practicidad gracias a su amplio habitáculo ¿Con cuál te quedarías tú?

Opiniones del Experto
Nos ha gustado
  • Consumo bajo
  • Fácil de conducir
  • Niro: Equipamiento disponible
  • Niro: Habitabilidad
  • C-HR: Rendimiento del 180H
  • C-HR: Diseño llamativo
Nos ha gustado menos
  • Conducción poco emocionante
  • Niro: Dirección imprecisa
  • Niro: Algo ruidoso en autopista
  • C-HR: Maletero justo y plazas traseras agobiantes
  • C-HR: Exceso de plástico negro brillante
Pixel