¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Porsche Taycan Turbo a prueba: tormenta eléctrica (con vídeo)

    21
    Porsche Taycan Turbo a prueba

    Porsche prometió un deportivo para emocionar, para disfrutar al volante y que hiciera que la eficiencia energética pasara a un segundo plano. Hemos probado el Porsche Taycan Turbo y te traemos un artículo y vídeo con todo lo que debes saber de este modelo.

    No sé si os habéis dado cuenta de que la movilidad eléctrica ha llegado para quedarse. Los patinetes eléctricos de transporte unipersonal puede que sean el medio de transporte más sencillo dentro de ese ecosistema coronado por los vehículos eléctricos de altas prestaciones como el que vamos a poner a prueba.

    Cuando hablamos de coches eléctricos se comenta y se habla de que son coches aburridos, anodino, parece que si quieres ser propietario de un coche 100% eléctrico tienes que estar dispuesto a renunciar a las prestaciones y a la diversión al volante.

    Pero no sé si sabéis que Porsche, que estarás de acuerdo conmigo que es un reconocido constructor de deportivos, ya vende en nuestro mercado su primer modelo 100% eléctrico de producción en serie.

    Nuestros amigos de Centro Porsche Sevilla me han invitado a probarlo y no he podido negarme. El Porsche Taycan Turbo que voy conducir y a enseñaros en nuestro vídeo homologa una potencia máxima de 680 CV, 850 Nm de par y una autonomía homologada de hasta 450 km.

    Gracias a su sistema de tracción total apoyado en dos motores eléctricos le permiten hacer el 0 a 100 en solo 3,2 segundos y honestamente con todo lo que nos ha prometido el fabricante, las expectativas están muy altas.

    Nueva silueta con genes inconfundible

    A nivel estético parece que Porsche ha fusionado un 911 y un Panamera en una nueva carrocería. En cuanto lo vemos sabemos que se trata de un modelo de la marca alemana por los nervios en la carrocería, algunas superficies curvas y por la caída del techo en su parte posterior. Es un diseño llamativo pero también respetuoso con la línea actual de la marca. El color de nuestra carrocería es Azul Gentián y las llantas Sport Aero tienen 20” en neumáticos Michelin Pilot Sport 4.

    Taycan Turbo, su parte trasera es típicamente Porsche

    La parrilla delantera esconde una parrilla que se abre o cierra según las necesidades de refrigeración del sistema eléctrico que mueve y alimenta el Taycan. Que este elemento sea móvil, ayuda a mejorar el coeficiente aerodinámico que junto al suelo del coche totalmente carenado, los tiradores de las puertas enrasados en la carrocería y un alerón trasero ajustable hacen que el coeficiente aerodinámico sea de un máximo de 0,22 cx y oscila en 0,25 cx según la configuración de la unidad. En cualquier caso es un dato muy bueno. La suspensión neumática baja el coche en los modos deportivos y ello también ayuda a la aerodinámica.

    Los grupos ópticos delantero tienen tecnología matrix LED y los extremos del paragolpes tienen unos conductos para que el aire circule como un cortina por su lateral, disipando el calor de los frenos - en esta versión Porsche Surface Coated Brake (PCSB) y opcionalmente cerámicos - y minimizando las turbulencias apreciadas desde el habitáculo. Las aletas delanteras esconden dos cargadores -uno a cada lado- cuya función te detallo más abajo en la parte técnica.

    La parte posterior tiene unos grupos ópticos que lo recorren de una parte a otra, con el nombre del fabricante integrado en su interior. Tiene un generoso difusor y como buen coche eléctrico no tiene tubos de escape. El maletero está rematado por un alerón escamoteable que se desplaza y abre para ofrecer un mayor agarre -al circular en los modos deportivos- o se pliega y queda enrasado en la carrocería al circular en los modos más eficientes.

    Porsche Taycan Turbo, el maletero trasero es de 366 litros

    Capacidad de carga

    El Taycan tiene dos maleteros, detrás el maletero tiene 366 litros, una capacidad algo ajustada si tenemos en cuenta sus dimensiones, pero razonable si recordamos los elementos eléctricos que esconde su carrocería. Tesla por ejemplo ofrece 805 litros en su Model S.

    El maletero trasero tiene un doble fondo y unos anclajes donde podemos asegurar la carga. En las versiones Taycan 4S el maletero tiene 71 litros de capacidad adicionales, ya que su motor trasero es algo más compacto que los del Turbo y Turbo S que son idénticos.

    Delante, bajo el capó, también tenemos un pequeño hueco de almacenaje. Son solo 81 litros de capacidad pero es espacio suficiente para dos maletas de cabina. Aunque si sumas las capacidades que ofrece no es para tirar cohetes si que hay que reconocer que en la mayoría de casos satisfará nuestras necesidades.

    Porsche Taycan: hasta 5 pantallas en su interior

    Interior tecnológico con hasta 5 pantallas

    Sigue la misma línea que hemos visto en los últimos modelos de la marca, pero honestamente si un cliente Porsche de hace una década echara un vistazo al interior del Taycan se quedaría muy sorprendido. Pantallas digitales por todos lados, no hay relojes analógicos a excepción de que equipes el paquete Sport Chrono, que te pone un reloj coronando el salpicadero y un mando en el satélite para elegir los modos de conducción como te cuento más abajo.

    A excepción del techo que de alcántara, todas las superficies del Taycan están cubiertas de cuero -salpicadero, puertas, asientos - y el ajuste de los materiales es bueno, como era de esperar. El contraste que hace con las diversos display que puedes ver en el habitáculo es cuando menos curioso. El Porsche Taycan puede equipar hasta 5 pantallas: la instrumentación digital, sistema multimedia, modulo de climatización trasero y pantalla para el acompañante.

    De todas ellas sólo la última es la que falta a la unidad que estamos probando. Los asientos aunque tiene un aspecto deportivo resultan como muy cómodos. En el cabecero tiene grabado la versión de nuestra unidad de pruebas.

    Plazas delanteras del Porsche Taycan

    El volante tiene un grosor y tacto típico de deportivos alemanes de última hornada, cubierto de cuero y bastante grueso con pespuntes en el aro interior. Sus radios tienen botones que nos permiten personalizar la instrumentación o interactuar con el sistema multimedia. El volante tiene un mando satélite -para elegir el modo de conducción- que junto al reloj/cronómetro del salpicadero forman parte del paquete Sport chrono que incluye el modo de conducción Sport Plus con ajustes específicos.

    La instrumentación digital curva, con tratamiento antiempañamiento, luce 3 esferas personalizables donde podemos consultar el funcionamiento de los asistentes de conducción, la velocidad actual, el modo de conducción en el que circulamos, el reparto de fuerza entre el eje delantero y trasero así como el mapa en dos tamaños.

    El sistema multimedia ofrece muchísima información, requiere una proceso de adaptación para conocer todos sus menús y sacarle partido. Bajo esta se encuentra la pantalla con la que se puede configurar el sistema de climatización, que carece de mandos físicos.

    La pantalla central del Taycan muestra mucha información

    Es una tendencia en el mercado pero desde mi punto de vista no ofrece ventajas. Si el Taycan tiene un climatizador de cuatro zonas, como nuestra unidad, los pasajeros traseros también tendrán otra pantalla donde ajustar la temperatura trasera.

    El copiloto opcionalmente también puede tener una pantalla digital con la que compartir información, aunque desde ella no puede cambiar la configuración del coche. Esta puede modificarse desde la pantalla central o desde los botones que se encuentra en el volante o en los extremos de la instrumentación. En el vídeo te mostramos las pantallas.

    Plazas traseras ideal para dos

    Nuestro Taycan está configurado para 4 plazas, la configuración ideal a mi juicio. Opcionalmente puede incluirse una plaza adicional entre las dos traseras, más estrecha e incómoda. No solo por la dureza del respaldo si no porque las piernas de este tercer pasajero tendrán que ir abiertas.

    Plazas traseras del Porsche Taycan con buenas cotas

    Las plazas traseras tiene un nivel de acabado acorde a las delanteras, con cuero en las puertas y detalle bien rematados. Incluso hay espacio para las piernas y cabeza aunque tu estatura sea de 1,8 metros. Como curiosidad, los pies caben perfectamente bajo los asientos delanteros, ello se debe al diseño de la batería que se encuentra en el piso del vehículo entre el eje delantero y trasero. ¿Qué ha hecho Porsche? dejar un hueco para que los pies de los pasajeros puedan entrar sin problemas.

    La única problemática que encuentro en las plazas traseras es su acceso, que es algo complicado, corresponde más bien al de un deportivo que al de un berlina clásica. Hay un escalón de entrada considerable -debido al ancho de vías del modelo- que tenemos que superar al acceder a él. En el vídeo podéis verlo mejor.

    La técnica del Porsche Taycan Turbo

    La magia del Taycan se esconde en sus entrañas y en la tecnología que esconden. Las versiones menos potentes montan un motor eléctrico en el eje trasero, pero la turbo y Turbo S, equipan un motor en cada eje por eso tiene tracción integral. Estas dos se diferencian por la potencia y par máximo puntual que ofrecen al activar el Launch Control o pisar a tope el pedal del acelerador, hablamos de 680 y 761 CV respectivamente, pero en condiciones normales sus motores ofrecen conjuntamente hasta 625 CV, que tampoco está mal.

    Las entrañas del Porsche Taycan al descubierto

    Los motores eléctricos que equipa el Taycan tiene un bobinado con forma de horquilla, que permite emplear más cobre, lo que mejora su refrigeración y además son más ligeros, ocupan menos espacio y por tanto son más eficientes en comparación a motores equivalentes de otros fabricantes.

    El motor delantero pesa 76 kilos y en la variante Turbo genera 238 CV y 300 Nm de par. El trasero homologa una potencia máxima de 456 CV y 610 Nm de par máximo. Estos motores son los mismo que en al versión turbo S, aunque en esa variante ambos motores tienen un poco más de potencia.

    La caja de cambios del Taycan se encuentra en el eje trasero. Tiene 2 marchas, algo peculiar en coches 100% eléctricos, pero estas dos marchas que actúan solo en el eje trasero, ya que delante solo tiene 1, ayudan a sacar el máximo partido a su esquema eléctrico desde el punto de vista prestacional. La primera, con una relación más directa, se emplea solo en los modos Sport y Sport Plus, para el resto de modos la segunda. Es en este mismo eje posterior donde Porsche ha instalado un diferencial autoblocante mecánico controlado electrónicamente.

    Porsche Taycan, detalle de las baterías

    Más sobre el chasis y la batería

    La carrocería del Taycan está fabricada con acero conformado en frío, para el maletero y suelo del habitáculo, acero conformado en caliente, para los pilares A y B, aluminio moldeado para el techo, capó aletas y portón, aluminio extruido para puntos de refuerzo en las puertas y aluminio forjado con los soportes de la suspensión delantera. ¿Para qué? para bajar el peso al máximo sin dar la espalda a la seguridad. Según la marca sin incluir puertas, portón ni capó, su carrocería, es decir su esqueleto, pesa solo 170 kilos.

    El paquete de baterías tiene un bastidor fabricado en acero conformado en frío en el piso del habitáculo. Las baterías vienen firmadas por LG Chem en colaboración con el fabricante alemán, tiene una capacidad útil de 83,7 kWh (93,4 kWh total) y su peso es 350 kg, aunque junto a la de la estructura que la recoge y el líquido refrigerante la cifra aumenta hasta los 650 kilos. Su garantía cubre los primeros 160.000 km u 8 años, lo que llegue antes.

    La refrigeración líquida de las baterías del Taycan funciona según el modo de conducción elegido, el tipo de conducción que estemos realizando, la tempera exterior, el climatizador e incluso la ruta introducida en el navegador.

    El Taycan recargando en Centro Porsche Sevilla

    Hay dos conectores de carga, uno en cada aleta delantera. Se puede cargar por ambos lados si se usan las tomas de corriente alterna y por el lado derecho con corriente continua. Hay instalado en el coche un cargador de CC que admite una potencia de 50 kW que opcionalmente puede ampliarse hasta 150 kW.

    El tiempo de una carga en una instalación doméstica con una potencia de hasta 11 kW es de unas 9 horas. Los cargadores como el de Centro Porsche Sevilla son capaces de suministrar una potencia de 350 kW, con ellos, en solo cinco minutos se repondrá la energía suficiente como para recorrer otros 100 kilómetros y si esperamos 20 minutos podremos haberla cargado hasta un 80%.

    Porsche está trabajando en una red de cargadores rápidos similar a la que ofrece Tesla hoy en día. Esta red de carga nos permitirá realizar largos viajes en carretera sin preocuparnos por la autonomía de la batería.

    Sorprendente a nivel dinámico

    El Porsche Taycan ofrece 6 modos de conducción que pueden ser elegidos a través de la pantalla central del sistema multimedia o desde el mando satélite del volante. Los modos de conducción son Range, Normal, Sport, Sport Plus e Individual. Exceptuando el último que ofrece ajustes a configura a nuestro gusto, están ordenados de menor a mayor deportividad y de mayor a menor eficiencia energética.

    Como curiosidad el modo Range ofrece 10 km de autonomía más si nos desplazamos en ese modo, mientras lo hagamos, el Taycan será una berlina de tracción delantera, pero a pococ que pises el pedal salta de modo y recuperas la tracción integral.

    Como buen eléctrico, es un vehículo silencioso, especialmente en ciudad. Para acompañar en el momento de exprimir sus capacidades deportivas, el Taycan puede equipar un modulador de sonido que introduce en el habitáculo mediante el sistema de audio un sonido "como de nave espacial". No es un sonido parecido al de un motor de combustión, más bien como al de un generador de energía.

    Polifacético, o una silenciosa berlina o un deportivo prestacional

    Este sistema puede activarse o desactivar según nuestros gustos, por lo que si lo preferimos el coche puede ser siempre silencioso. El modulador de sonido activado introduce sonido en el habitáculo independientemente del modo de conducción en el que circulemos.

    También puede personalizarse la cantidad de retención que ofrece el Taycan al levantar el pie del acelerador. A mayor retención mayor recuperación de energía. Hay tres niveles, el vehículo no retiene nada, el vehículo retiene tanto que casi no hace falta usar el pedal del acelerador y un modo intermedio.

    La sensación del Launch Control es demoledora, especialmente por la capacidad de tracción los primeros metros. Es con diferencia lo que más me ha sorprendido, una vez circulando, el coche gana velocidad fácilmente con pisar tímidamente el pedal del acelerador pero la capacidad de tracción en los primeros metros es increíble, hay que estar preparados y avisar a tus ocupantes.

    Para aprovechar las capacidades dinámicas del Taycan Turbo hay que irse a un circuito. El 0 a 200 km/h lo consigue en 10,6 segundos. No he podido conducirlo en curva todo lo que he podido pero al enlazarlas sorprende que el lastre del peso no aparezca por ningún lado, y eso que porta 2.035 kilos.

    En mi experiencia, hasta ahora el coche eléctrico que más sensaciones ofrecía desde la óptica de la deportividad ha sido el Jaguar I-Pace, como expliqué en la prueba que realicé en su día. Es cierto que el Tesla Model S ofrece un rendimiento como el del Taycan y algunas versiones superan a la que tengo entre manos si miramos la ficha técnica, pero no está tan enfocado a transmitir sensaciones y disfrutar al volante.

    El Porsche Taycan Turbo me parece que en sensaciones y diversión al volante da un giro de tuerca a lo que ofrece el Jaguar I-Pace y por tanto, es el eléctrico más enfocado al rendimiento y disfrutar al volante, que he podido probar hasta este momento.

    Opcionalmente el Taycan puede equipar dos elementos que mejoran sus cualidades dinámicas. Un sistema de barras estabilizadoras activas, que modifican la resistencia de la torsión de estas para hacer que el coche sea más cómodo en rectas y tenga un menos balanceo en las curvas.

    Homologa 450 km de autonomía máxima. En la práctica serán 100 menos

    Y un sistema de dirección en las ruedas traseras, que gira las ruedas de ese eje en sentido contrario a las delanteras cuando el vehículo circula a baja velocidad, reduciendo el diámetro de giro y por lo tanto mejorando la maniobrabilidad. Y girándolas en el mismo sentido que las delanteras a alta velocidad para mejorar la estabilidad al realizar cambios de trayectorias. Son de serie en la versión Turbo S pero nuestro turbo las equipa.

    Conduciéndolo he podido comprobar como la instrumentación digital tiene una muy buena visibilidad en cualquier situación de iluminación. La pantalla central del sistema multimedia está situada un poco baja desde mi punto de vista y hay que desviar la mirada muy brevemente al conducir, algo habitual en muchos vehículos con pantalla integrada en el salpicadero.

    Lo que no me ha gustado tanto es la pantalla que empleamos para gestionar el climatizador, que se encuentra en la consola central. Prefiero unos diales y botones en formato clásico. En mi experiencia con el no he podido activar el climatizador y ajustar la temperatura sin desviar la mirada de la carretera.

    Conclusiones

    Es una berlina cómoda para viajar sorprenderá a aquellos que olviden que bajo su apariencia se encuentra el rendimiento de un vehículo deportivo. Y esto la principal baza del coche, todo lo que tiene que ver con la dinámica del vehículo.

    Hay algunas cosas del Taycan que no me han gustado, como la gestión del climatizador mediante una pantalla o el acceso a las plazas traseras. Estará en cada uno de nosotros valorar estos detalles respecto al conjunto.

    Disponible desde 155.648 euros, según el configurador oficial de la marca, si dentro de la casa queremos una alternativa al Taycan Turbo tendremos que irnos al Porsche Panamera S E-Hybrid que cuesta casi 30.000 euros más y homologa la misma potencia.

    En vehículos eléctricos podemos valorar el Tesla Model S, que ofrece una tecnología similar y rendimiento parecido, aunque no transmite las mismas sensaciones deportivas. Un Jaguar I-Pace es más divertido de conducir que esta última pero su rendimiento y capacidades son inferiores.

    Porsche Taycan Turbo a prueba: tormenta eléctrica (con vídeo)