¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Mercedes Clase A Sedán 2019, elegancia en dimensiones compactas

15

La gama del Mercedes Clase A añade una berlina de tres volúmenes con cuatro puertas que se propone como el sedán de acceso de la marca alemana. El nuevo Mercedes Clase A Sedán presume de ser el vehículo producido en serie con menor resistencia aerodinámica del mundo.

Mercedes amplía la familia de la nueva generación del Clase A con la introducción de una berlina de tres volúmenes con cuatro puertas. Se trata del Mercedes Clase A Sedán y es la berlina de acceso de Mercedes motivo por el cual será un modelo que tendrá un gran protagonismo en el mercado de flotas, un público objetivo muy diferente al que se dirige el CLA Coupé.

Y es que la familia compacta de Mercedes ha crecido para ofrecer posibilidades para todos los gustos y necesidades. Tras los conocidos Clase A hatchback, el CLA Coupé, el CLA Shooting Brake se suma este nuevo Clase A Sedán y aún falta por llegar la nueva generación del GLA y de esta manera ofrecer compactos para todos los gustos y necesidades.

Sus formas permiten al Clase A Sedán presumir de ser el vehículo producido en serie con menor resistencia aerodinámica del mundo gracias a un coeficiente Cx de 0,22 y una superficie frontal de 2,19 m². Mercedes ha trabajado intensamente el túnel de viento de Sindelfingen para optimizar al máximo el flujo de aire y, entre otras medidas, se ha buscado hermetizar los huecos de la carrocería (por ejemplo, añadiendo juntas de estanqueizado del entorno de los faros) y se han revestido prácticamente al completo los bajos del vehículo.

Con 4,55 m de largo, el Clase A Sedán es la berlina más pequeña de Mercedes

Por supuesto se puede equipar con las mismas opciones exteriores del Clase A de 5 puertas, es decir, la línea Progressive, el paquete AMG Line o el paquete Night. Para celebrar su lanzamiento también se propone la Edition 1 con equipamiento exclusivo y multitud de detalles interiores y exteriores en color cobre, llantas de 19 pulgadas, iluminación ambiental y asientos deportivos.

En la parte delantera de este sedán no hay diferencias estéticas con respecto al hatchback, mostrando un capó bajo y los faros planos. Los faros LED son de serie y en opción se propone el sistema adaptativo Multibeam LED con 18 diodos LED regulables individualmente en cada faro para aportar la luz máxima y precisa sin deslumbrar al resto de usuarios de la vía.

La vista lateral propone unas llantas de aleación que van desde las 17 a las 19 pulgadas y se distingue por una suave caída del techo hacia el tercer volumen que alarga la longitud de la carrocería hasta los 4,55 m (13 cm más que el hatchback y 14 cm menos que el CLA Coupé). Existe un Clase A Sedán de batalla larga con 4,67 m de largo pero es fabricado y comercializado exclusivamente en China.

Del pilar B hacia adelante este sedán es idéntico al Clase A hatchback

La trasera es inédita dentro de la Clase A, aunque guarda algunas características que recuerdan al nuevo Mercedes CLA Coupé 2019. Las luces traseras divididas realzan la anchura y el parachoques puede tener diferentes configuraciones dependiendo del equipamiento escogido: está disponible con difusor negro o con moldura de adorno y embellecedores cromados en la salida de escape.

Tecnología a raudales

Es salto de diseño y calidad que ha dado el interior del Clase A en esta generación es enorme y se traslada al Clase A berlina. Un interior vanguardista y bien rematado en el que destacan los difusores de ventilación con diseño de turbina, una iluminación de ambiente opcional con una gama de 64 tonalidades y la configuración del tablero de instrumentos digital que está unido visualmente con la pantalla del sistema multimedia evidenciando la enorme carga tecnológica a nuestro servicio.

Existes tres configuraciones diferentes del puesto de conducción según el equipamiento escogido: dos visualizadores de 7 pulgadas, un visualizador de 7 y otro de 10,25 pulgadas o dos visualizadores de 10,25 pulgadas. Merece la pena el desembolso para conseguir las dos pantallas más grandes porque sus gráficos de alta resolución y configurables son una auténtica delicia.

Lujo, tecnología y sofisticación se dan la mano en el interior

El sistema de infoentretenimiento MBUX con inteligencia artificial y funciones innovadoras como la realidad aumentada para la navegación es una virguería, quizá el mejor sistema que podamos encontrar en el mercado en estos momentos. Ofrece los servicios de conectividad de Mercedes me y además resulta muy intuitivo y fácil de utilizar especialmente gracias al fabuloso mando fónico con reconocimiento de voz natural.

Delante, las múltiples configuraciones de asiento y volante permiten encontrar una costura perfecta con gran sencillez. El espacio en las plazas traseras no es abundante pero sí suficiente para dos pasajeros de hasta 1,80 m de estatura. Tres adultos irán demasiado justos en un viaje largo.

La capacidad de carga del maletero es de 420 litros lo que supone un aumento de 50 litros respecto al compacto de 5 puertas y 40 menos que el CLA Coupé. El diésel reduce este volumen a 410 litros, una pequeña diferencia debida a la presencia del depósito de Adblue para reducir las emisiones de NOx de esta mecánica.

La portezuela del maletero puede tener un sistema de apertura eléctrica con función manos libres con sólo pasar el pie por debajo del parachoques trasero. La boca de carga es grande con una anchura que llega a los 950 mm en su punto máximo y una cota diagonal entre la cerradura y el borde inferior de la luneta trasera de 462 mm.

La plaza central trasera es para uso ocasional ya que es algo incómoda y el túnel de transmisión es notable

Sin apenas rivales a la vista

En el momento de su lanzamiento se ofrecerá una gama de cuatro mecánicas, todas de cuatro cilindros. El A 200 Sedán de 163 CV es el modelo de acceso a gama y el único que puede elegir entre un cambio manual de seis marchas o una transmisión de doble embrague 7G-DCT. El resto de motores sólo están disponibles con caja automática.

Por encima se sitúa el A 220 Sedán de 190 CV con tracción integral 4MATIC y como opción más prestacional se presenta el Mercedes-AMG A 35 4MATIC+ Sedán de 306 CV. La alternativa diésel es el A 180 d Sedán con 116 CV, sin duda la opción más frugal en cuanto a consumo.

Durante el evento de presentación pudimos ponernos tras el volante del A 200 Sedán y del A 180 d Sedán. Ciertamente la variante de gasolina brilla por su suavidad y refinamiento pero la opción diésel es una buena opción por apenas llegan vibraciones o ruido del motor al interior pero el consumo se mantiene muy bajo. Los 116 CV de la versión de gasóleo dan un buen empuje, más de lo esperado, y no se echa en falta más caballería bajo el capó.

El comportamiento dinámico es muy bueno en todas las situaciones

La berlina alemana es muy agradable de utilizar porque la dirección tiene un buen tacto, porque la insonorización es buena y sólo se filtra algo de rumorosidad de rodadura y por la fluidez en el manejo de la caja de cambios automática de siete marchas. Es un vehículo que invita a recorrer muchos kilómetros sin notar fatiga.

Sorprende por su buen comportamiento dinámico ya que puede ofrecer un gran confort de marcha al circular a ritmos tranquilos o brindar una gran agilidad y precisión en una conducción espirituosa. Además, se puede equipar el sistema Dynamic Select con los programas de conducción ECO, Comfort, Sport e Individual.

Este modelo de Mercedes es uno de los vehículos con el mayor nivel de seguridad activa en su segmento y cuenta con asistente activo de distancia Distronic, asistente de frenado activo, detector activo de cambio de carril y algunos otros sistemas más con la palabra “activo”. Todos vigilan el entorno del vehículo para velar por la integridad del conductor y los pasajeros aunque en algunas situaciones es un poco alarmista interviniendo en los frenos sin necesidad aparente.

El Clase A hatchback seguirá siendo la elección más buscada dentro de la gama compacta de Mercedes, el CLA Coupé se presenta como una berlina de estilo coupé y un maletero notable y el Clase A Sedán es un punto intermedio con un precio más accesible que el CLA y un punto más de elegancia que el 5 puertas en busca de un comprador más tradicional o como vehículo de empresa.

A pesar de ser el sedán más accesible de Mercedes, el Clase A Sedán no tiene un precio económico precisamente como cabe esperar en una sofisticada berlina con una estrella en el frontal. Su precio de venta empieza en los 30.100 euros mientras que si se busca la opción diésel la tarifa arranca en los 34.050 euros a los que hay que sumar equipamiento extra que resulta notablemente costoso en algunos casos.

Es fácil situar a este Clase A berlina a la cabeza de su segmento ya que hay pocas alternativas a la vista. El principal competidor es el veterano Audi A3 Sedán, que ya están en la recta final de su comercialización a la espera de una nueva generación, y en la distancia el nuevo Mazda3 Sedán. Si el BMW Serie 1 Sedán que se vende en otros mercado se anima a llegar a Europa el segmento se pondría mucho más interesante.

Noticias relacionadas

Prueba Mercedes Clase A Sedán 2019, elegancia en dimensiones compactas
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto