¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Eje De Dion: qué es y cuáles son sus características

    Suspensión tipo eje De Dion del Mitsubishi i-MIEV.

    La eficacia y confort de un vehículo depende en gran medida del tipo de suspensión seleccionada por el fabricante. Una de las más populares, especialmente hasta la década de los años 70, es el eje De Dion.

    El eje De Dion es un tipo de suspensión dependiente que combina algunas de las ventajas de los sistemas rígidos con las de suspensiones independientes. En esencia, es un conjunto de dos semiejes articulados o palieres fijados al diferencial, combinados con un eje rígido curvo que une las ruedas.

    El cometido principal de la suspensión de un vehículo es absorber las irregularidades del terreno y transmitir la menor cantidad de ellas a los ocupantes del mismo. De igual modo, debe garantizar el permanente contacto de los neumáticos con la superficie por la que circula para evitar pérdida de tracción o agarre.

    Durante aproximadamente 80 años, fue uno de los sistemas más eficientes

    Para lograrlo, a lo largo de la historia se han desarrollado varios sistemas de suspensión, cada uno de ellos con sus ventajas e inconvenientes. El eje De Dion es uno de ellos y, en cierto modo, combina dos mundos inicialmente opuestos.

    Cómo es la suspensión por eje De Dion

    El Conde Jules-Albert de Dion fue un pionero de la industria francesa, además de político. Uno de sus logros fue fundar la empresa automovilística y ferroviaria De Dion-Bouton en 1883 conjuntamente con George Bouton, lo que propició la invención de ingenios como la suspensión De Dion.

    La patente de este sistema se registró en marzo de 1893 y, durante aproximadamente 80 años, fue uno de los sistemas más eficientes. Pero antes de entender su funcionamiento y características, debemos diferenciar entre dos conceptos opuestos relacionados con los elementos que componen el eje o tren rodante de un automóvil:

    Masa suspendida

    Es la suma de las masas de todos los elementos anclados mediante sistemas rígidos al chasis o a la carrocería. En este grupo encontramos elementos como el motor, la transmisión o el depósito de combustible.

    Masa no suspendida

    Es la suma de las masas de todos los elementos vinculados a la carrocería o el chasis mediante elementos elásticos. En este grupo encontramos las ruedas, las suspensiones o los frenos.

    Muchos vehículos comerciales y utilitarios siguen recurriendo al eje De Dion.

    A consecuencia de las imperfecciones de la superficie por la que circula un vehículo, se generan fuerzas que deben ser absorbidas por los elementos elásticos del mismo, es decir, los neumáticos o las suspensiones. Estas fuerzas generadas serán mayores cuanto mayor sea la masa no suspendida, por lo que resulta muy beneficioso para el comportamiento dinámico y el confort de un vehículo reducirla en la medida de lo posible.

    Aquí es donde entra en acción el eje De Dion. Las suspensiones independientes no se desarrollaron adecuadamente hasta entrada la segunda mitad del siglo XX, principalmente a consecuencia de su gran coste y complejidad. La otra opción era el eje rígido, que era barato y simple, pero también ineficiente entre otras cosas al contar con una masa no suspendida considerable, ya que en ella deben incluirse el diferencial, los semiejes o los frenos.

    El eje De Dion es una solución intermedia, pues cuenta con dos semiejes oscilantes unidos al diferencial, más un eje rígido curvo que une las dos ruedas del tren rodante. De ese modo, es posible reducir la masa no suspendida, ya que elementos como el diferencial o incluso los frenos pueden anclarse directamente al chasis.

    Ventajas de un eje De Dion

    En los últimos años, el eje De Dion ha perdido terreno ante diferentes tipos de suspensiones independientes, actualmente mucho más desarrolladas y económicas en cuanto a concepto y fabricación. En cualquier caso, sigue siendo un sistema con puntos a favor para determinados vehículos:

    • Menor coste de fabricación que una suspensión independiente.
    • Reduce la masa no suspendida, ya que diferencial, frenos y otros elementos pueden vincularse rígidamente al chasis.
    • La caída o camber del tren rodante permanece constante aunque se produzcan rebotes, compresiones o balanceos.
    • Permite variación de ancho de vía a través de un sistema telescópico, evitando así el uso de juntas deslizantes en los semiejes o palieres.

    Desventajas de un eje De Dion

    Como es lógico, este sistema también tiene sus inconvenientes, especialmente si se compara con los sistemas actuales de suspensión independiente:

    • Mayor coste de fabricación que un eje rígido.
    • Menor confort de marcha y prestaciones dinámicas que una suspensión independiente moderna, especialmente en terreno irregular.
    • Obligatoriedad de incorporar juntas universales en cada extremo de los semiejes si no se utiliza un sistema telescópico.
    • Obligatoriedad de incluir elementos para impedir el desplazamiento lateral del tren rodante o el uso de ballestas en caso de utilizar resortes helicoidales.
    • Montaje de frenos en el diferencial o incorporación de tirantes de reacción para contrarrestar el par transmitido desde las ruedas hasta la suspensión en frenada.