¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Impresionante test de seguridad de un Volvo XC90 cayendo a una zanja a 80 km/h

    Volvo ha querido demostrar el alto nivel de seguridad de su nuevo XC90 con una espectacular prueba en la que el vehículo cae a una zanja. El fabricante de origen sueco quiere que el todo terreno sea el vehículo más seguro que jamás hayan fabricado y para conseguirlo debe enfrentarse a situaciones reales como esta.

    Volvo siempre ha tenido la fama de ser considerado el fabricante de los automóviles más seguros y quiere demostrar que no ha cambiado conviertiendo al nuevo XC90 en el modelo más seguro de la historia. Para conseguirlo ha sometido al SUV a duras pruebas enfocadas a situaciones reales.

    El espectacular vídeo muestra como Volvo prueba al XC90 saliendose de la carretera a 80 km/h y cayendo a una zanja de 80 cm de profundidad. La prueba no es sometida a puerta cerrada sino que el SUV es impulsado hacia la zanja frente a la atónita mirada de los espectadores para demostrar la veracidad del test.

    En el interior del vehículo se han colocado 3 crash-dummies: conductor, acompañante y un niño en su asiento en una de las plazas traseras. Cuando el SUV detecta mediante sensores situaciones de riesgo tensa los cinturones de seguridad para mantener a sus ocupantes sujetos al respaldo. Por otra parte el marco del parabrisas y los asientos poseen nuevos aceros especiales de absorción de impactos que protegen de lesiones la columna vertebral de sus ocupantes. Según Volvo tras el accidente los ocupantes podrían salir del vehículo por su propio pie.

    Volvo somete a sus vehículos a duras prueba de seguridad.

    Volvo se ha auto-propuesto una ambiciosa meta en cuanto a seguridad: quiere que en 2020 ningún pasajero de sus modelos resulte gravemente herido o fallecido en un accidente de tráfico. Sin duda un reclamo difícil de superar si es conseguido.

    Los fabricantes tratan de construir sus vehículos en base a las pruebas que certifican su seguridad, en Europa se encarga de ello la EuroNCAP donde buscan las codiciadas cinco estrellas, sin embargo en Volvo van más allá. Su ambición les lleva a ser los más seguros en situaciones reales que no son contempladas por los organismos pertinentes en calificar su seguridad como es el caso de caer en una zanja a alta velocidad.

    Esta situación me recuerda en cierta manera a como es nuestro sistema para sacarse el carnet de conducir. Las autoescuelas, un gremio al que admiro, en su mayoría se centran más en que el alumno apruebe los tests teórico y práctico en lugar de enseñar a como conducir en el día a día.

    Fuente: AutoBlog.com