¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Análisis F1 2015Red Bull: En horas bajas

El equipo que no hace mucho dominaba la Fórmula 1 ha estado desconocido esta temporada, no sólo lastrado por la baja forma de Renault, sino también por su torpeza a la hora de gestionar su relación con los franceses y la posterior búsqueda de un nuevo suministrador de motores.

El equipo de licencia austriaca ha centrado una buena parte de la atención esta temporada, pero más por la vertiente política de la Fórmula 1 que por la deportiva. Red Bull no pasa por su mejor momento y una clara muestra ha sido su amenaza de abandonar la categoría si las cosas no cambiaban.

Déficit en clasificación respecto a la pole expresado en %.

Obviamente, se trata de un farol y las intenciones de Mateschitz están muy alejadas de abandonar la Fórmula 1, pero sí es cierto que a Newey y compañía les está costando adaptarse a una nueva era en la que el departamento de chasis y aerodinámica debe adecuarse a las necesidades del motorista, algo que hasta 2013 no ocurría.

En cualquier caso, es evidente que en Milton Keynes saben muy bien cómo hacer un coche ganador y lo han demostrado cada vez que se ha celebrado una carrera en un circuito poco propicio para los motores Mercedes. ¿La asignatura pendiente? Encontrar un motorista competitivo que les permita batallar con Mercedes.

Puntos conseguidos en el Campeonato del Mundo de Constructores.

Los pilotos

Daniel Ricciardo tardó muy poco en ganarse la responsabilidad de piloto número 1 al batir a Vettel en 2014 y, con el dubitativo inicio de un joven Kvyat, muchas cosas se han dado por hechas esta temporada.

Pero lo cierto es que el ruso ha terminado consiguiendo más puntos que el australiano y le ha dejado en evidencia en más de una carrera. Ambos han cometido errores, pero en Daniil Kvyat son más justificables. Ricciardo tiene que crecer mucho en 2016 y dar un definitivo paso adelante o el prestigio ganado a costa de Vettel terminará por diluirse. Y eso, en Red Bull, es muy peligroso. Y más viendo quienes acechan desde

El apunte técnico

Que el principal lastre de Red Bull ha sido el propulsor Renault es más que evidente, pues a pesar de todo su rendimiento ha crecido mucho en los circuitos de poca exigencia en términos de potencia.

A pesar de ello, el chasis en sí tampoco ha estado a la altura de otras temporadas y quizá el paulatino alejamiento de Adrian Newey sea una de las causas, pero no podemos negar que en la filosofía de Red Bull nunca ha cuajado la idea de darle respiro al propulsor a costa de sacrificar la aerodinámica. Una de las asignaturas pendientes para 2016 será tomar consciencia de las limitaciones que Renault tenga y afrontar el camino correcto para que ambas marcas trabajen en sintonía y por un bien común.

Clasificación del Campeonato del Mundo de Constructores 2015

Pincha sobre cada equipo para consultar nuestro análisis de la temporada.

Fotos: Red Bull Racing

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto