Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Avanza el límite presupuestario, peligra el nuevo reglamento de motores

Ross Brawn ultima los detalles para el acuerdo económico con los equipos y la FIA, iniciando posteriormente un proceso de prueba de cara a 2021. El objetivo es establecer un límite presupuestario de 150 millones de dólares que permita reducir a un máximo de un 20% la diferencia entre los equipos punteros y los más modestos. En cambio, el nuevo reglamento de motores podría retrasarse indefinidamente.

Aunque las grandes marcas de la Fórmula 1 se han mostrado muy reacias a la introducción de un límite presupuestario que termine con su supremacía económica y, por tanto, deportiva, Ross Brawn se ha mostrado muy optimista al respecto.

El director deportivo de la categoría afirma que sólo quedan algunos detalles del acuerdo y que incluso se planea introducir un periodo de prueba ya el año que viene. “Conjuntamente con la FIA y los equipos estamos progresando con las iniciativas económicas. El trabajo relativo a los mecanismos del límite presupuestario están yendo bien. En este momento, estamos viendo la posibilidad de introducirlo de un modo suave, con pruebas en 2019 y 2020 para introducirlo en el reglamento en 2021. Diría que, a falta de discusiones de última hora, está casi finalizado”, afirmó el británico.

Con la introducción de un límite presupuestario de 150 millones de dólares, Liberty Media pretende que las diferencias entre los más ricos y los más modestos se reduzcan a un máximo de un 20%. Actualmente, Mercedes y Ferrari superan los 400 millones de dólares anuales, mientras que otros como Force India o Sauber apenas superan los 100.

Por ello, Ross Brawn considera crucial la medida, pues permitiría a equipos eficientes, pero modestos, aspirar a resultados más relevantes que en la actualidad. “El límite no será alcanzable para todos los equipos, pero reducirá las diferencias. En este momento creo que los equipos punteros gastan el doble que los equipos de mitad de parrilla y si reducimos eso a un 10 o 20%, los modestos que hagan un buen trabajo podrán competir, aseguró.

Sin acuerdo en materia de motores

Pero si Ross Brawn espera buenas noticias en materia económica, no es de la misma opinión en cuanto al nuevo reglamento de motores que ya debía haber sido aprobado y que muy probablemente no entrará en vigor en 2021.

Debemos decidir si ahora es el momento de iniciar una revolución o una evolución

El ingeniero británico se ha encontrado con la oposición de los motoristas actuales, que no quieren simplificar ni abaratar los propulsores para darle opciones a otras marcas rivales a entrar en la F1 sin pasar por el proceso de desarrollo que ellos han asumido durante los últimos cinco años. Por ello, ha sido imposible alcanzar acuerdos relevantes y Ross Brawn ya insinúa que no se producirá tal revolución tecnológica. “Necesitamos pensar en cuál es el momento adecuado, si es 2021 o si es mejor mantenernos así hasta que estemos seguros de que un cambio reglamentario relevante traerá gente nueva a la categoría. Debemos decidir si ahora es el momento de iniciar una revolución o una evolución”.

Varias de las marcas inicialmente interesadas han perdido gradualmente el interés tras ver como los plazos inicialmente marcados no se cumplían al no llegarse a los acuerdos previstos, por lo que Liberty prefiere retrasar la revolución reglamentaria hasta que tenga la seguridad de que llevará consigo la llegada de nuevos motoristas.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto