¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mercedes llegará a Bahrein con dudas sobre el estado de los motores de Australia

    David Plaza
    David Plaza3 min. lectura

    Lewis Hamilton sufrió problemas de temperatura en su persecución sobre Sebastian Vettel durante la celebración del Gran Premio de Australia.

    Valtteri Bottas también se enfrentó a una situación similar provocada por el tráfico en su infructuoso intento de remontada que se detuvo en la octava posición.

    La primera carrera de la temporada ha puesto de manifiesto los temores que los motoristas tienen este año con respecto a los propulsores, que deben hacer frente a una restricción reglamentaria considerable.

    Por primera vez en la Fórmula 1, cada equipo tendrá a su disposición únicamente tres motores para cubrir las 21 carreras del calendario, debiendo además cumplir la restricción de utilizar sólo dos unidades del MGU-K, el sistema de baterías y la centralita electrónica.

    Por todo ello, cuando Lewis Hamilton y Valtteri Bottas sufrieron problemas de exceso de temperatura en el Gran Premio de Australia, en Mercedes decidieron ordenarles a sus pilotos que bajaran el ritmo. "Es posible que le hayan oído decir a Lewis Hamilton por la radio que el motor se estaba calentando. La única razón es que, cuando los pilotos se acercan mucho a los coches que les preceden, el aire no está limpio, por lo que es más difícil enfriar el radiador”, comentó Andrew Shovlin.

    Mientras Hamilton batallaba con Vettel tras perder la primera posición, Bottas intentaba abrirse paso en el grupo intermedio.

    Las turbulencias de aire caliente generadas por los alerones traseros y los gases de los motores provocan que los monoplazas que les siguen pierdan agarre en el tren delantero y no puedan refrigerar adecuadamente sus elementos internos, algo que afectó en mayor medida a los Mercedes en Australia, que incluso llegaron a abrir un orificio en el capó motor de un modo similar al de McLaren. “El motor estuvo muy cerca de la temperatura límite, pero nunca fue más allá. Cuando Hamilton comprendió que no podría adelantar a Vettel, optó por reducir la potencia para preservar el motor de cara a las siguientes carreras", admitió Shovlin, director de ingeniería en carrera.

    El motor estuvo muy cerca de la temperatura límite, pero nunca fue más allá

    Por todo ello, y aunque no debería haber mayor problema, Mercedes evaluará a fondo los motores de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas durante los entrenamientos libres del viernes en Bahrein, pues la reglamentación impide que estos se enciendan y prueben en la fábrica. "Las pruebas que podemos hacer en el motor son limitadas porque no podemos ponerlo en marcha, así que ya veremos su estado real cuando lo encendamos en Bahrein. Se usará el motor número 1 en Bahrein y China, supervisaremos los datos como siempre lo hacemos, para garantizar su buen funcionamiento", señaló Shovlin.

    Fotos: Mercedes AMG F1