¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El problema de Williams no es el dinero: sus ingresos aumentaron en 2018

La salida de Paddy Lowe por "motivos personales" a escasos días de que comenzara la temporada da buena fe de la difícil situación que atraviesan.

La obtención de beneficios elimina los contratiempos económicos de la lista de posibles causas del mal de Williams.

El hecho de que el equipo Williams atraviesa actualmente uno de sus peores momentos en la categoría reina es sabido por todo el paddock y cualquier aficionado a la Fórmula 1 que se precie. La formación de Grove cerró el 2018 como el farolillo rojo de la parrilla, con los únicamente siete puntos que Lance Stroll y Sergey Sirotkin lograron cosechar en un total de 21 carreras, además del anuncio de que el piloto canadiense abandonaría la estructura británica para dirigir sus pasos hacia Racing Point, casi huyendo del difícil futuro que auguraba a los de Claire Williams.

La temporada 2019 no está siendo harina de otro costal para Williams: últimos en todas y cada una de las sesiones que se han celebrado en los dos Grandes Premios que llevamos hasta la fecha, desde los primeros entrenamientos libres del viernes hasta el domingo de carrera, viéndose doblados hasta en varias ocasiones durante el transcurso de la misma, como si de otra categoría se tratase, por no mencionar la nefasta pretemporada que comenzaron a destiempo y en la que tan malos resultados obtuvieron.

No obstante, y a pesar de que su desventajosa situación se haya vinculado con problemas económicos, el equipo de Robert Kubica y George Russell ha reflejado un aumento en sus ingresos en comparación con los que obtuvieron en 2017, desmintiendo por lo tanto esa teoría. De los casi 146 millones de euros recibidos hace dos años, Williams ha pasado a más de 151 millones en la presente campaña, con un beneficio general que se mantiene estable en los 18,589 millones de euros. Sus dos quintos puestos consecutivos en 2016 y 2017 han contribuido a estas cifras, una época en la que su rentabilidad financiera estaba “respaldada por un elemento único no recurrente”.

“Nuestro equipo de Fórmula 1 tenía altas expectativas de que pudiéramos llevar a cabo cuatro años de un rendimiento muy sólido en el campeonato de constructores de la FIA”, confesó Mike O'Driscoll, director general de Williams, quien admitió que experimentan una posición adversa a la espera de que Liberty ayude a los equipos medianos de cara a 2021. “Desafortunadamente, tuvimos dificultades para mantener el ritmo en lo que respecta al desarrollo económico y atravesamos una temporada difícil. Existe una brecha muy grande en cuanto al gasto entre los equipos de arriba y el resto de la parrilla, pero cada vez tenemos más esperanzas en que la visión del deporte y los planes a largo plazo de Liberty Media para el futuro del mismo puedan nivelar la balanza y que todos los equipos puedan competir de forma justa. Mientras tanto, estamos intensamente centrados en mejorar nuestro propio rendimiento tras un difícil arranque de temporada”.

Cada vez tenemos más esperanzas en que la visión del deporte y los planes a largo plazo de Liberty Media para el futuro del mismo puedan nivelar la balanza

El adiós de Martini como patrocinador principal al término del año pasado y la desaparición del montante económico aportado por la familia Stroll y Sergey Sirotkin, quien regresara a Renault, sumados a su décimo puesto como último resultado, hacen presagiar un 2019 realmente complicado. “Nos encantó presentar a un nuevo patrocinador principal como ROKiT y dar la bienvenida a Orlen a nuestra comunidad de socios para 2019, demostrando la continua fuerza de la marca Williams”, agregó O’Driscoll por otro lado.

El apartado de ingeniería comercial Williams Advanced Engineering, parte del entramado inglés, vio cómo sus ingresos ascendieron de 45,889 millones de euros a más de 52 millones, una clara muestra de que no todo lo que rodea a Williams está en decadencia. “Continuamos invirtiendo tanto en nuestro personal como en nuestras habilidades técnicas. Nuestra experiencia en la electrificación y en la tecnología de materiales ligeros proporciona una base excelente para el futuro crecimiento”, concluyó O’Driscoll.

Fotos: Williams Racing

Fuente: Motorsport.com

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto