¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Técnica F1Tendencias F1 2020: morro y alerón delantero

    9
    Iniciamos esta serie de artículos con el alerón delantero y el morro.

    Cuando un monoplaza gana velocidad, debe saber gestionar el aire de manera eficiente para ser rápido en todas las circunstancias.

    Para comenzar con buen pie dicha tarea, es esencial que el alerón delantero y el morro actúen adecuadamente o el resultado será desastroso.

    Resulta muy complicado concretar a la hora de determinar qué parte del monoplaza de un Fórmula 1 es la más importante para marcar diferencias. Sí es cierto que, en la actualidad, la aerodinámica es probablemente el campo en el que se consigue más margen de mejora -especialmente tras seis temporadas de reglamento estable de motores-, pero una vez acotada esta rama del desarrollo de un monoplaza, ¿qué elemento es más relevante?

    Podríamos hablar del suelo, del difusor o de las inmediaciones de los pontones -pues todas estas áreas tienen una influencia considerable en el rendimiento global- pero quien se encarga de marcar el camino, de establecer la pauta inicial, es el alerón delantero conjuntamente con el morro. Todo puede estropearse una vez que esta zona termina su trabajo, pero si no lo hace bien, nada de lo que ocurra a continuación arreglará la situación.

    El alerón delantero

    En la parrilla actual de la Fórmula 1 existen dos tendencias principales en lo que al alerón delantero respecta. A medida que la temporada 2019 avanzaba, más se inclinaba la balanza hacia una vía abierta por Toro Rosso y Alfa Romeo a raíz del cambio reglamentario en esta importante pieza.

    Para replicar el «efecto outwash» anteriormente creado con cascadas y aletines varios, estos dos equipos optaron por hacer descender los flaps secundarios hacia en endplate, realizando la unión entre ambos muy abajo. De ese modo -y conjuntamente con una serie de vórtices-, el aire escapaba hacia el exterior de la rueda, reduciendo el dragy las turbulencias.

    Este año la tendencia se mantiene y estos equipos siguen siendo los referentes en este tipo de diseño, con Ferrari y McLaren aproximándose mucho a ellos. Incluso Mercedes ha ido poco a poco realizando la transición desde un concepto más convencional que en este momento sólo Red Bull conserva: el alerón típico con la unión de los flaps y la cara interna del endplate aprovechando toda la altura disponible. Así, el equipo austriaco genera más carga aerodinámica, pero pierde en las áreas antes comentadas. Es una cuestión de equilibrio, eso sí, cada vez más inclinado hacia una de las tendencias.

    En 2019, Racing Point y Williams, los únicos que aún no han mostrado su monoplaza, siguieron la tendencia de la mayoría, por lo que es de esperar que siga siendo así esta temporada.

    El morro

    En lo que respecta al morro, las cosas no están tan claras y hay diseños para todos los gustos, aunque con el denominador común de ser lo más corto posible para permitir que el aire circule en mayor cantidad bajo el mismo.

    Eso sí, mientras Mercedes apuesta por un morro de forma más convencional y con los soportes del alerón muy juntos entre sí, el resto busca crear una boca lo más ancha posible, utilizando en muchos casos la punta del morro como canalizador/alimentador de flujos en dirección a la parte baja del chasis.

    Red Bull se ha quedado solo con el concepto tradicional de alerón delantero, aunque no puede decirse lo mismo de la punta del morro y la utilización de la «capa» bajo el mismo.

    En este sentido, Red Bull y Alfa Romeo se han quedado solos a la hora de dividir el espacio en varios orificios, pues McLaren ha abandonado su diseño de 2019 para pasarse a uno más parecido a lo que llevan desarrollando Ferrari y Toro Rosso, entre otros, durante las temporadas precedentes: dejar paso libre y lo más grande posible al aire que fluye hacia la parte baja del coche.

    Apuntar que la punta del morro, que muchos utilizan, lo que podríamos denominar como la nariz situada entre los soportes del alerón (o sobre ellos en el caso de Mercedes) existe para cumplir con el reglamento, que exige un avance mínimo por seguridad, ya que el morro actúa como elemento de absorción de impactos.

    Finalmente, un último detalle: la popularmente llamada «capa». Se trata de una bandeja de fibra de carbono situada alrededor y bajo el cuerpo central del morro que, igualmente, canaliza flujo hacia la parte inferior del chasis. Este elemento fue utilizado primero por Mercedes y Williams, extendiéndose al resto de la parrilla con el paso del tiempo, aunque cada uno adoptando su visión particular.

    Tendencias F1 2020: morro y alerón delantero