¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Abre en España la primera "hidrogenera" de alta presión, esta vez abierta al público

    EESS San Antonio en la Avenida de Manoteras, 34 (Madrid)Toyota España

    Como alternativa al petróleo, el hidrógeno está avanzando en España a ritmo de tortuga. Ya se puede repostar en Madrid hidrógeno a alta presión, 700 bares, aunque de momento no van a sobrar los clientes: hay 14 turismos de pila de combustible en España.

    Mientras los coches eléctricos empiezan a colarse en listas de modelos de gran venta, como el Tesla Model 3 o el Volkswagen ID.3, la oferta de modelos de pila de combustible es residual. Es más, hablamos de coches que solo están poniendo en circulación empresas, particulares ni uno. Alguien tiene que hacerlo...

    Una razón de peso es la imposibilidad de repostar. Hasta que empezó 2021, había cinco sitios en España donde se podía repostar hidrógeno, pero a una presión máxima de 350 bares, y siempre hablando de surtidores de uso privado. Y tenía sentido, porque particulares gastando hidrógeno de momento no hay.

    Los coches de pila de combustible de hidrógeno son eléctricos y solo emiten vapor de agua por el tubo de escape

    Ayer se inauguró en Madrid el primer surtidor de hidrógeno a 700 bares de presión. Se encuentra en la EESS San Antonio, a la altura del 34 de la Avenida de Manoteras. Ha sido un proyecto conjunto de varias empresas: Enagás (vía Scale Gas), Toyota España, Urbaser, Carburos Metálicos, Sumitomo Corporation España y la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES). Se cumplió lo anunciado en junio de 2019. El despliegue de la red está siendo muy, muy lento.

    Acto institucional de Honda en el Ayuntamiento de Madrid (2011)

    La diferencia importante respecto a otros puntos de repostaje de hidrógeno, además de estar abierto al público, es la presión de llenado. Los modelos de última generación necesitan 700 bares para rellenar sus tanques por completo y lograr la máxima autonomía. La generación previa aún funcionaba a 350 bares.

    Antecedentes de los coches de hidrógeno en España

    Hagamos un pequeño viaje a través del tiempo. Nos vamos a junio de 2011, cuando Honda Europa enseñó el FCX Clarity al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón; el Director General de Industria, Jesús Candil; el Presidente de la Asociación Española del Hidrógeno (AeH2), Javier Brey, y el Presidente y el Director General Comercial de Honda Automóviles España, Marc Serruya y Roger Solergiber.

    El FCX Clarity se reposta a 350 bares de presión. Después del acto institucional, varios medios de la prensa pudieron dar unas vueltas con el coche por la capital hasta que saltaron unos testigos de alerta: el hidrógeno de la EMT no era suficientemente puro (más del 95%, no recuerdo el dato exacto). Servidor se quedó con las ganas de probar el coche, y otros tantos igual. Trajeron uno, había dos en Europa, pero la pila del FCX Clarity era de paladar fino. Ahí se quedó la cosa.

    Este es el primer coche con matrícula española que funciona con hidrógeno

    Damos un nuevo salto en el tiempo a 2018. Entonces Hyundai celebró la llegada del NEXO a nuestro país, que fue el primer coche de hidrógeno con matrícula nacional (a secas), 5282 KPH. Eso fue a finales de septiembre. Lo de repostar parecía un poco complicado, así que se convirtió en un hecho excepcional.

    Casi un mes después, el 21 de noviembre, Hyundai celebró con una nota de prensa el primer repostaje del NEXO en el Centro Nacional Del Hidrógeno (CNH2) en Puertollano (Ciudad Real), donde tienen un surtidor. Con 600 km de autonomía era un viaje asumible. Tuvo que repostar a 350 bares, ya que el coreano soporta baja y alta presión.

    Al mes siguiente, Hyundai hizo lo mismo pero yendo a Albacete (ver vídeo), donde Ajusa tiene otro surtidor. Lo estaban utilizando para dar hidrógeno a un cuadriciclo con homologación de ciclomotor apodado Don Qhyxote Car, que también reposta a 350 bares. Sus prestaciones son «de infarto», 200 km de autonomía y una punta de 40 km/h. Es un modelo experimental, y llamarlo «coche» roza en la exageración.

    Toyota matriculó el segundo coche de hidrógeno en España, el primer Mirai de una flota de 12 unidades

    La lista de clientes para el surtidor de Madrid es muy, muy pequeña. Además del NEXO matriculado en 2018, a principios del año pasado Hyundai matriculó una segunda unidad. Antes de terminar 2020 supimos que Toyota había matriculado un Mirai de primera generación (habiendo a nivel mundial unos 10.000) en noviembre. El primero se matriculó en 2019, el 3945 LCX, allá por diciembre. En diciembre de 2020 matricularon cinco más.

    Actualmente tenemos constancia de 14 coches de pila de combustible de hidrógeno en España, de los cuales dos son NEXO, y otros 12 son Mirai, por lo tanto los cinco restantes son de enero de 2021. Van a ser utilizados dentro de un proyecto para demostrar la viabilidad de esta tecnología, todos son coches de empresa. Se supone que «beberán» hidrógeno verde, solo obtenido con fuentes renovables. La EESS tiene una gran pega, solo podrá repostar dos (sí, DOS) coches al día.

    La pureza del hidrógeno suministrado no está mal, 99,98%

    Es un primer paso para que empiece a haber una red que permita viajar por España, el hidrógeno se reposta en minutos y con los tanques llenos un Mirai hace más de 500 kilómetros. De momento no los veremos mucho fuera de Madrid. Esto ha sido algo más que hacer una foto para salir en los medios, pero la realidad es que el hidrógeno en España sigue estando, comercialmente hablando, en pañales. Queda el consuelo de que no habrá colas para respostar allí.