¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alessio Rovera afirma que ser piloto de Ferrari es «como un sueño»

    Alessio Rovera afirma que ser piloto de Ferrari es «como un sueño»
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Alessio Rovera ha firmado una progresión meteórica para convertirse en piloto de fábrica de Ferrari en su proyecto GT.

    El piloto italiano compaginará en 2022 su presencia con AF Corse en la clase LMP2 del WEC con un programa GT por definir

    Año y medio. Este ha sido el periodo de tiempo entre el debut de Alessio Rovera a los mandos de un vehículo GT de Ferrari y su nombramiento como piloto oficial de la marca italiana. A sus 26 años, su ascenso ha sido meteórico. Tras debutar con un Ferrari 488 GT3 en el Campeonato Italiano de GT en 2020, certamen que ganó en su modalidad de resistencia junto a Antonio Fuoco y Giorgio Roda, este año ha sido campeón de la clase LMGTE-Am del WEC con François Perrodo y Nicklas Nielsen, mismos pilotos con los que ascenderá a la clase LMP2 en 2022 con un prototipo bajo gestión de AF Corse.

    A pesar de su salto a prototipos, Alessio Rovera en su condición de piloto de Ferrari también competirá con el GT3 de la marca. Una circunstancia que no deja de un punto de inflexión en su trayectoria: «Es como un sueño. Creo que es el sueño de todo piloto de carreras. Cuando eres niño y quieres convertirte en piloto, todos queremos ser pilotos de Ferrari. Conseguirlo es algo especial. Todo ha sucedido muy rápido. Me uní a la familia Ferrari el año pasado en el GT Italiano con AF Corse. Este año tuve la oportunidad de correr el WEC. Ganamos cuatro de las seis carreras, incluido Le Mans. Ha sido algo especial y difícil de creer cuando comenzó la temporada».

    Rovera ha explicado cómo se ha dado la situación: «Antonello Coletta, responsable de Ferrari, me llamó durante el fin de semana de Le Mans y me dijo que estaba realmente interesado en contar conmigo. Me ofreció un contrato. En Bahrein firmé este contrato y fue algo increíble. Fue algo que no esperaba el año pasado, porque estaba en el campeonato italiano. Está claro que es una serie importante, pero pasar de eso a ser piloto de fábrica en un año es un gran paso. A finales de 2019, tras ganar el GT Italiano al sprint, no sabía a dónde ir. Luego surgió la oportunidad de correr con AF Corse y todo ha venido solo. Casi no me lo puedo creer».

    Fotos: Ferrari Races