¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Atractivo baile de pilotos en los programas GT de fábrica

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho

    Los programas GTE, GTLM y GT3 de las marcas, con el WEC como gran epicentro, prometen acoger distintos cambios de pilotos.

    La llegada del nuevo Porsche 911 RSR GTE y el futuro ingreso de BMW en el Mundial de Resistencia ha revivido la 'silly season'.

    Competir como piloto de fábrica siempre es atractivo, pero la llegada del nuevo Porsche 911 RSR GTE y la llegada de BMW Motorsport al WEC en 2018 han revitalizado la 'silly season'en torno a la categoría GTE-Pro del WEC. A su vez, la marcha de Audi Sport del Mundial de Resistencia también ha agitado las opciones de los pilotos que competían en certámenes GT3 de poder competir con un LMP1, lo que a su vez promueve de manera más notable este baile de pilotos que pueden moverse entre los programas GTE, GTLM y GT3 de los principales fabricantes.

    Todo hace indicar que Porsche competirá con dos Porsche 911 RSR GTE a tiempo completo en el Mundial de Resistencia, lo que llevaría a la marca a contratar entre tres y cuatro pilotos. Mientras que los rumores que unían a Gianmaria Bruni con la firma alemana se han enfriado, distintas informaciones apuntan a que Laurens Vanthoor será uno de los pilotos que recalen en Porsche tras proclamarse campeón del FIA GT World Cup en Macao con el Audi R8 LMS GT3. En este aspecto, podría unir fuerzas con Sven Mueller, piloto que sale del programa Junior de Porsche y gran promesa de la marca.

    Siguiendo con estos movimientos, la llegada de Nick Tandy al programa en LMP1 de Porsche deja un asiento libre en el programa de Porsche North America en el IMSA. En este puesto se sitúa a Dirk Werner. El ex piloto del DTM dejaría sí un hueco en el BMW Team RLL que sería ocupado por Martin Tomczyk, toda vez que el piloto alemán ha dejado el DTM y es uno de los activos que la marca quiere retener para desarrollar el futuro GTE de la marca e incluso competir con él en las 24 Horas de Le Mans.

    No obstante, el anuncio de su ingreso en el Mundial de Resistencia ha convertido el programa GT de BMW Motorsport en un destino muy atractivo. Lucas Luhr podría ser uno de los pilotos que tomen esta opción, teniendo un programa puente durante 2017 con un GT3 en Europa. Otros pilotos que también pueden acabar en la órbita de BMW o intensificar su programa con la marca son Alexander Sims y Nicky Catsburg. El primero podría repetir con el BMW M6 GT3 en las Blancpain, mientras que el segundo probará el BMW M6 GTLM el próximo mes. A estos pilotos hay que sumar las opciones de Bill Auberlen y John Edwards de competir con BMW en el IMSA.

    Todo este baile de pilotos que tienen Porsche y BMW como principales protagonistas pueden tener su broche de oro en la relación que han forjado en los últimos años Audi y Corvette, ya que el intercambio de pilotos que han realizado ambas marcas con participaciones cruzadas en el IMSA y en las Blancpain GT Series puede acabar en que Marcel Fässler tenga un doble programa entre ambas marcas disputando las 24 Horas de Le Mans con un Chevrolet Corvette y compitiendo en las Blancpain o en el VLN alemán con el Audi R8 LMS.

    Fuente: Sportscar365