¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Chevrolet no construirá una versión GT3 del Corvette C8.R para 2022

    Chevrolet no construirá una versión GT3 del Corvette C8.R para 2022
    El Corvette C8.R GTE ha lucido una librea especial en las 12 Horas de Sebring.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Chevrolet ha descartado tener un Corvette con especificación GT3 listo para disputar la temporada 2022 del IMSA en la clase GTD Pro.

    Esta circunstancia acerca a Corvette Racing a un programa parcial en el WEC al no tener un vehículo elegible para un proyecto oficial en IMSA.

    Chevrolet ha descartado tener un Corvette con especificación GT3 listo y homologado para el inicio de la temporada 2022 del IMSA WeatherTech SportsCar Championship. Así lo explica Laura Wontrop Klauser, responsable de programas deportivos de General Motor, explicando que los plazos son muy ajustados y que la conversión del Corvette C8.R de un vehículo GTE a uno GT3 no es tan fácil como puede parecer. Y es que además de la necesaria homologación se requiere disponer de un volumen de vehículos suficiente para poner a disposición de los clientes. De hecho,Chevrolet trabaja en distintas vías para mantener su actividad deportiva a través de Corvette Racing.

    La primera opción es llegar a un acuerdo con IMSA para ejecutar una versión adaptada de su Corvette C8.R GTE en la clase GTD Pro. A cambio, Corvette se comprometería de forma formal a desarrollar un GT3 completo y tener un programa de fábrica en la clase GTD Pro en sucesivos años. De no ser posible, General Motor también valora dar el salto a la plataforma LMDh y desarrollar su propio prototipo para la temporada 2023. Además, GM y Corvette no descartan extender la vida del C8.R GTE con un programa parcial en el WEC, tanto esta temporada -Spa, Le Mans y alguna cita más- como la próxima.

    Laura Wontrop Klauser ha asegurado sobre el GT3 de Corvette: «Es realmente difícil tomar el vehícuo que tenemos hoy, hacer un par de modificaciones y convertirlo en un GT3. Al final, las plataformas son los suficientemente distintas y el enfoque de nuestro GTE es muy distinto al que tendría un automóvil GT3 para 'equipos-cliente'. Llegamos al punto en el que casi tenemos que comenzar de cero. Es por eso que no podemos hacerlo para 2022. Hacerlo en unos pocos meses no era una opción. La buena noticia es que sabemos que la plataforma GTE sigue en el WEC. Tenemos el Mundial como una opción mínima para jugar o incluso estar en ambas series».

    Fuente: Sportscar365 / Fotos: IMSA