¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Callaway Corvette SledgeHammer que superó los 400 km/h a subasta

    14
    Chevrolet Corvette Callaway SledgeHammer 1988Bring a Trailer

    A la venta el ejemplar del Corvette Callaway SledgeHammer que rompió el récord de velocidad máxima para vehículos de producción a finales de los ochenta. Este ejemplar fuertemente modificado del 'Vette con más de 890 CV logró alcanzar los 410 km/h (254.76 mph).

    Actualización (24/05/2021): La subasta se cerró sin haber alcanzado el precio de reserva a pesar de una puja final de 500.000 $.

    El ejemplar con el que Reeves Callaway rompió el récord de velocidad máxima para un vehículo de producción a finales de los ochenta se encuentra en estos momentos a subasta en la plataforma Bring a Trailer. Este ejemplar fuertemente modificado del Corvette con más de 890 CV logró alcanzar los 410 km/h (254.76 mph) en la pista oval del Transportation Research Center de Ohio.

    Reeves Callaway fundó su compañía a finales de la década de los setenta, pero no fue hasta cerca de 10 años más tarde cuando alcanzó cierta fama internacional gracias a sus brutales preparaciones sobre el Chevrolet Corvette C4. Además de contar con kits de sobrealimentación que elevaban la potencia del V8 estadounidense hasta límites más propios de superdeportivos actuales, el tuner con sede en Connecticut también desarrolló versiones del Corvette con numerosas modificaciones de bastidor y aerodinámicas, entre las que destacó sobremanera el Corvette SledgeHammer.

    Esta unidad alcanzó los 410 km/h (254.76 mph) en octubre de 1988.

    Esta variante ensanchada del Corvette C4 contaba con un kit aerodinámico con una estética muy característica que tuvo gran éxito entre las décadas de los ochenta y noventa, que además mejoraba notablemente el rendimiento aerodinámico del modelo. Este kit de carrocería también estaba disponible para otras preparaciones del modelo, como es el caso de los raros Callaway SuperNatural AeroBody.

    Callaway no se confirmaba con comercializar versiones con tres o cuatro veces más potencia que el Corvette estándar y por ello decidió demostrar a todo el mundo el verdadero rendimiento de sus modelos realizando un asalto al récord de velocidad máxima para vehículos de producción, aunque al ser un vehículo modificado que no era producido en serie no podía registrar ninguna marca, por muy alta que esta fuera.

    Récord

    Aún así, Callaway tomo un ejemplar del Corvette SledgeHammer de color gris y condujo desde sus instalaciones hasta la pista de pruebas del Transportation Research Center de Ohio, donde se le midió una velocidad máxima de 410 km/h (254.76 mph). Es conveniente señalar que esta prueba tuvo lugar en 1988, 17 años antes de que el Bugatti Veyron lograra hacerse con el récord de velocidad máxima cuando alcanzó los 408.47 km/h (algo por debajo que el deportivo de Callaway) y 19 años antes que el SSC Ultimate Aero registrara el nuevo récord con 412.22 km/h.

    Se espera un valor muy alto en la subasta.

    Subasta

    Ese ejemplar del Corvette SledgeHammer es el mismo que ahora ha sido puesto a subasta en la plataforma Bring a Trailer por la propia Callaway. Hace unos años este ejemplar fue puesto a la venta por 750.000 $, pero todo apunta a que no llegó a encontrar comprador. En estos momentos la puja más alta ha superado los 425.000 $ y aún quedan varios días de subasta por delante, por lo que el precio seguramente suba mucho más.

    Fuente: Bring a Trailer

    El Callaway Corvette SledgeHammer que superó los 400 km/h a subasta