¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El último Chevrolet Corvette 2020 fabricado sale a subasta a estrenar

    6
    Chevrolet Corvette Stingray Convertible 2020 #19456Mecum Auctions

    El último ejemplar fabricado del Chevrolet Corvette 2020 ha aparecido inesperadamente entre los lotes de la subasta de Mecum Auctions en Kissimmee, Florida. Este salió de la cadena de montaje a mediados del pasado mes de diciembre y aún se encuentra a estrenar, con el kilometraje de entrega y todos los plásticos protectores.

    Hace poco menos de un mes os contamos que el último ejemplar del Chevrolet Corvette 2020 ya había salido de la cadena de montaje de la planta de Bowling Green poniendo fin a uno de los model years más convulsos y mediáticos de la historia del deportivo estadounidense. La última unidad del modelo 2020 que salió de la factoría de Kentucky se correspondía con la variante abierta del modelo, el Chevrolet Corvette Stingray Convertible, y en teoría estaba destinado a un concesionario de Nueva York.

    Sin embargo, parece que el concesionario o el cliente final, si es que realmente llegó a manos de un particular, se lo ha pensado mejor y ha decidido sacar a subasta tan insigne ejemplar. Aprovechando no solo la elevada demanda de los pocos ejemplares del modelo que han llegado al mercado de usados, sobre todo si cuentan con números de bastidor tan raros como este, sino también el protagonismo mediático que alcanzó hace unas semanas esta última unidad fabricada.

    En el interior vemos la configuración más lujosa del ‘Vette 2020.

    Este ejemplar se corresponde con la versión Chevrolet Corvette Stingray Convertible 2020 con la configuración 3LT, el nivel de acabado más alto, y dispone de numerosos elementos opcionales. Como es el caso de la pintura naranja Sebring Orange, los emblemas del modelo en color azul, las llantas de 19 y 20 pulgadas de 5 radios dobles e interior negro y, curiosamente, todas las molduras exteriores en el mismo color de la carrocería. Una opción que no suele ser la más escogida por los clientes del nuevo Corvette C8, al igual que la ausencia del alerón trasero. En el interior encontramos uno de los acabados más atractivos del modelo, pues el habitáculo está revestido casi por completo en piel marrón perforada, mientras que el volante aparece revestido en piel negra con costuras marrones en contraste.

    Además, también cuenta con elementos como la suspensión magnética, Head-up display, cámara frontal, el sistema de audio Bose y asientos calefactados y ventilados. Lo más curioso es que, a pesar de montar una configuración de equipamiento muy completa, esta unidad no dispone de la opción más popular y buscada por los aficionados, el Performance Package Z51, que incluye novedades mecánicas y de bastidor, como el sistema de escape deportivo que aumenta la potencia hasta los 502 CV (495 hp). Por lo que este ejemplar del Stingray Convertible entrega 497 CV (490 hp).

    Última unidad fabricada

    Este ejemplar cuenta con el número de bastidor #19456 y muestra un estado absolutamente impecable. Fue ensamblado oficialmente el 14 de diciembre de 2020, hasta ahora no ha sido registrado y muestra tan solo 6 millas de uso en su marcador, poco menos de 10 km. Como podemos ver en las imágenes proporcionadas por la casa de subastas, esta unidad sigue contando con sus etiquetas en el parabrisas y todos los plásticos de protección interiores. Esta no es la primera vez que vemos la subasta de un Chevrolet Corvette Stingray Convertible 2020 a estrenar. Precisamente, el pasado mes de diciembre fue subastado un ejemplar de color blanco Artic White con el interior en rojo procedente de un concesionario de Oklahoma. La altísima demanda que tienen estas unidades en el mercado permitieron que la puja final llegará a los 115.500 $, un valor notablemente más alto que su precio de tarifa y que le convirtió en una de las piezas más caras de dicha subasta.

    El último Chevrolet Corvette 2020 fabricado sale a subasta a estrenar