¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    5 claves para que la batería de tu coche no te deje tirado por el calor

    La batería también sufre con el calor, no sólo con el frío.Freepik.es

    La batería de todo vehículo es un elemento esencial para su funcionamiento, por lo que debemos prestarle mucha atención y no caer en el error de desatender su mantenimiento. Y el calor es un factor altamente nocivo, así que no te pierdas estos consejos.

    En España disfrutamos del sol, la buena comida y todo tipo de paisajes: playa, montaña, vegas… y también de temperaturas relativamente extremas durante el verano y el invierno.

    Superar los 40 grados en julio y bajar de los 0 grados en enero es una constante cada año en gran parte del territorio peninsular y, conjuntamente con la humedad, son los factores externos más dañinos para los componentes de nuestro vehículo.

    Por eso es importante conocer las causas de estas circunstancias y cómo minimizar sus efectos. En otras ocasiones hemos hablado de cómo evitar daños en la pintura por la sal marina y el verano, os hemos dado consejos útiles de mantenimiento en primavera u os hemos contado cómo aprovechar al máximo la energía de los coches eléctricos en invierno. En esta ocasión hablaremos de los nocivos efectos del calor en la batería de nuestro vehículo.

    El calor y la batería

    La batería es la encargada de proporcionar energía a nuestro vehículo para poner en marcha todos los sistemas, incluido el motor. Según un estudio del RACE, el 30% de las averías eléctricas (que suponen la mitad de las averías totales de un vehículo) están relacionadas con las baterías.

    Tendemos a pensar que las baterías sólo sufren con el frío, pero lo cierto es que el calor también afecta. Y es que la temperatura óptima de funcionamiento de una batería es de 25 grados y cualquier variación sobre esta cifra hará que su efectividad se vea mermada.

    Sin la batería estamos perdidos y nuestro coche será una caja de metal inerte.

    Desde el punto de vista técnico, el calor genera una aceleración del desgaste al descomponerse más rápido las moléculas de azufre presentes en la misma. Esto hace que el depósito de placas se incremente, perdiéndose progresivamente la gravedad específica de los electrolitos y acelerando su descarga.

    Cinco consejos para evitar problemas en la batería en verano

    La duración de la batería depende de varios factores, pero podemos estimar que habitualmente cada unidad tiene una vida útil aproximada de cuatro años, generalmente menos si el coche cuenta con sistema Start & Stop.

    ¿Quieres saber cómo alargar todo lo posible el funcionamiento de la batería en verano? De la mano de Confortauto Hankook Masters, te traemos los siguientes consejos:

    1. Revisar de forma periódica la batería y el sistema eléctrico de nuestro vehículo. Debemos asegurarnos de que funciona de forma correcta e intentar no realizar descargas intensivas activando varios sistemas eléctricos del coche al mismo tiempo con el motor del coche parado (aire acondicionado, GPS, radio, luces internas, luces externas, toma eléctrica del mechero, etc).
    2. Proteger al coche de las altas temperaturas. Las altas temperaturas reducen la vida útil de la batería, con lo cual es conveniente aparcar en lugares con sombra, parkings subterráneos o garajes. Cabe destacar que si la temperatura en el vehículo supera los 50 grados, la vida útil podría disminuir hasta un 50%.
    3. Examinar los niveles de ácido de la batería. No todos los modelos de batería permiten esta comprobación, pero si tu modelo es de las que sí, comprueba su nivel para asegurarte de que ninguna de las celdas está vacía o con poco líquido y acércate a tu taller más cercano en caso de estar bajo.
    4. Comprobar el sistema de carga de la batería. Hay veces que no se requiere de cambio sino que simplemente necesita un recarga. Es conveniente realizar la revisión del sistema de carga antes del invierno y antes del verano, puesto que sufre más con los cambios bruscos de temperatura. Por otro lado, si el vehículo ha estado tiempo sin ser utilizado es también posible que esta se haya descargado, por lo que es conveniente acudir a nuestro taller profesional más cercano para que le realicen la carga adecuada.
    5. Conducir de manera progresiva y eficiente. La forma de tratar nuestro coche también influye en la vida de su batería. Conducir de manera suave y eficiente, evitando acelerones y aprovechando las inercias ayudará a que este componente no sufra tanto desgaste.

    Si detectas cualquier fallo en la batería, te recomendamos acudir sin falta a tu taller más cercano. Práctica siempre un adecuado mantenimiento preventivo y no dejes que una avería arruine tus planes ni ponga en peligro tu seguridad en carretera.

    Fuente: Confortauto Hankook Masters / Fotos: Freepik | Confortauto Hankook Masters