¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Cómo debería ser la próxima generación del Volkswagen Golf?

    La próxima generación del Volkswagen Golf está lejos de presentarse, pero siempre surge la misma duda, ¿cómo debería ser la próxima generación del Volkswagen Golf?. Desde hace 40 años el Volkswagen Golf ha sido la referencia del mercado. Los ingenieros deberán hacerse una única pregunta, ¿Cómo debería ser la próxima generación del Volkswagen Golf?.

    El Volkswagen Golf es, y siempre ha sido, la referencia del segmento de los compactos. Sus siete generaciones han ido marcando una senda de éxito que será difícilmente igualable por otro coche. Los fieles seguidores, y los que no lo sean, exigirán una nueva generación que no solo se equipare a la actual, sino que la supere en todos y cada uno de los aspectos.

    Los ingenieros y desarrolladores tienen una difícil tarea por delante, ¿cómo mejorar la perfección? Si fuera uno de los encargados de crear la octava generación del Golf estaría tremendamente asustado. Pero seguro que se guardan algún as sobre la manga.

    La normativa europea de gases que entrará en vigor en 2020 obligará a las marcas a apretarse mucho el cinturón en términos de emisiones contaminantes y consumos. Esto supone que veremos una mezcla de tecnologías conocidas, y por conocer, que reduzcan drásticamente las cifras ya mencionadas.

    Por supuesto un aspecto fundamental para reducir los consumos y, por consiguiente, las emisiones son la aerodinámica y el peso. En el primer aspecto, los desarrolladores han confirmado que el Volkswagen XL1 será un espejo donde mirarse. La avanzada aerodinámica que presenta este coche será una buena referencia para aplicarla a la próxima generación, aunque eso sí, de forma que se siga distinguiendo a simple vista que es un Golf.

    En cuanto al peso, la plataforma MQB actual evolucionará de tal manera que se esperan que el peso completo del coche no pase de los 1.100 kilogramos, unos 250 kilos menos que en la actualidad. El chasis no sería lo único que cambiaría, si no que los materiales empleados en su construcción también sufrirán los cambios condicionados por la evolución tecnológica.

    Sin embargo, hay que tener cuidado ya que la futura normativa europea no debe condicionar el rendimiento, el punto fuerte del Golf. La tecnología deberá evolucionar de forma que las cotas de prestaciones sigan, no solo iguales, sino mejores. Para ello se emplearán los turbos eléctricos que ya está desarrollando Audi

    La electrificación será otro punto a tener en cuenta, las versiones híbridas y eléctricas del actual Golf están siendo un éxito rotundo, sobre todo en países nórdicos. Sin embargo los ingenieros deberán exprimir los motores para conseguir potencias superiores a las actuales. Siendo un soñador, ¿por qué no hacer algo parecido al BMW i8 para la versión GTI? Personalmente creo que es la evolución natural para coches prestacionales que mantengan bajas las cotas de consumo y emisiones.

    Sea con sea estamos seguros que la octava generación del Golf será una referencia del sector. Durante 40 años Volkswagen ha demostrado que sabe reinventar su coche estrella, sin embargo la situación que se presentará dentro de cuatro o cinco años será la más exigente a la que se han enfrentado.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto