¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Dakar 2021Cristina Gutiérrez, la mujer que va tras los pasos de Jutta Kleinschmidt

    Cristina Gutiérrez, la mujer que va tras los pasos de Jutta Kleinschmidt
    Jutta Kleinschmidt y Cristina Gutiérrez, en los test previos al Dakar 2021
    David S. de Castro
    David S. de Castro4 min. lectura

    La burgalesa se llevó la victoria en la primera etapa del Dakar 2021, cuarto que disputa, y primero en la categoría de prototipos ligeros T3.

    Su sueño desde 2017 ha sido emular a la histórica Jutta Kleinschmidt, que hasta ahora era la única mujer en ganar en el Dakar.

    Cuando Mitshubishi anunció que dejaba, debido al contexto económico derivado de la pandemia, aparcado el proyecto del Dakar, para Cristina Gutiérrez fue un auténtico mazazo. La burgalesa veía cómo su progresión se cortaba de golpe, y su sueño de volver al raid en Arabia Saudí se empezaba a esfumar.

    Qué lejos quedan aquellos días de sufrimiento hoy, cuando ya puede decir que es la primera mujer española y segunda del mundo que ha conquistado una etapa del raid más duro del mundo. No es en coches, sino en un prototipo del Red Bull Off-Road Junior Team, que la acogió después de intercesión del mismísimo Sebastien Loeb, que enseguida ha descubierto en ella a un diamante en potencia.

    Cuatro años ha tardado Cristina Gutiérrez, 'Cris Tortu', en cruzar una de las metas más difíciles para cualquier piloto de rallies: conquistar una etapa del Dakar. Allá a finales de 2016, cuando presentó su primera participación ante unos pocos medios en el Consejo Superior de Deportes, tenía muy claro que su objetivo era parecerse a toda una leyenda como Jutta Kleinschmidt, que hasta ahora era la única mujer en haber ganado en el raid más duro del mundo.

    Quién le iba a decir que, cuatro años después, en unos test, iba a estar abrazada a ella, y días después iba a emularla. La última vez que una mujer aparecía en lo más alto de una clasificación del Dakar fue en 2005.

    Por el camino, sinsabores y una filosofía de trabajo incansable: cuando se pone el casco, da igual si es hombre o mujer. Esa es una de sus grandes máximas, consciente aún así de que su sexo llama la atención en pleno 2021.

    No fue eso lo que llamó la atención de Fernando Alonso y de su representante, que la han acogido en la familia 'Kimoa'. Tampoco fue su condición de mujer la que hizo que Lewis Hamilton le ofreciese un hueco en su equipo del Extreme E, ese campeonato de raids eléctricos que apuntan a ser el futuro.

    Ganar la primera etapa del Dakar le ha permitido ponerse líder de la general, con poco menos de 2 minutos de ventaja, pero con la certeza de que ya ha dejado huella. Aún quedan dos semanas por delante de competición, y este mismo lunes vivirá la sensación de abrir pista, algo que sólo había sentido en el Campeonato de España de TT. No será fácil, y quizá lleguen los sinsabores pronto, pero pase lo que pase ya ha puesto su nombre en los libros de historia.

    Fotos: Red Bull Content Pool