Alonso y Taylor, héroes en la victoria de Cadillac en las 24 Horas de Daytona

  • La acción en cabeza entre los DPi estuvo repartida a lo largo de las 24 horas de duración de la carrera, pero Alonso y sus relevos llevaron al Cadillac #10 a la victoria.
  • Ni Antonio García ni Miguel Molina consiguieron triunfar en GTLM después de varias rachas de mala fortuna.
  • A falta de menos de 2 horas para el final, las condiciones climáticas provocaron que la acción se volviese a detener, esta vez de forma definitiva.

La edición 2019 de las 24 Horas de Daytona contaba con la presencia de cuatro pilotos españoles y serias opciones de victoria en las dos principales categorías: DPi y GTLM. Fernando Alonso, encuadrado en el equipo ganador de 2017, Wayne Taylor Racing, comparecía la prueba estadounidense por segunda vez consecutiva y con serias opciones de triunfo final, opciones que aumentaron exponencialmente con sus relevos y le llevaron hacia la victoria.

Algo que también esperaban poder hacer Antonio García, piloto oficial de Chevrolet, y Miguel Molina, integrante del programa de GT de Ferrari, en la categoría reina de los GT, aunque la mala fortuna se cebó con ambos y ninguno pudo mantener el liderato de su categoría que mantuvieron durante cierto tiempo. Por su parte, Álex Riberas debutaba en Daytona con un equipo también debutante, por lo que la acumulación de experiencia se convertía en el principal objetivo.

Hora 1: Montoya lidera la ofensiva de Acura

Ninguno de los cuatro pilotos españoles que participan en las 24 horas de Daytona formó parte de una salida muy civilizada, en la que Oliver Jarvis lideró sin apuros en el Mazda #77, mientras Juan Pablo Montoya superaba a su compañero de escuadra Ricky Taylor para liderar la ofensiva de Acura en segundo lugar. Por su parte, Jordan Taylor conservaba la sexta posición en el Cadillac #10 que también pilota Fernando Alonso, pese a amenazar con superar a Jonathan Bomarito, y posteriormente sería adelantado por Filipe Albuquerque en el Cadillac #5. 

En GT Le Mans, Nick Tandy intentó marcar el ritmo al frente con el Porsche #911, pero apenas duró ocho minutos su empeño hasta que Jan Magnussen, compañero de Antonio García en el Corvette #3, le reemplazó. Por detrás, Earl Bamber saltó dos puestos en el Porsche #912 para situarse tercero. Por su parte, el coche en el que compite Miguel Molina tuvo los problemas esperados en la salida, con Davide Rigon cayendo tres puestos hasta el séptimo lugar de su clase. 

James Allen, por su parte, mantuvo también el liderato en LMP2, categoría en la que Roberto González tuvo problemas pasado un cuarto de hora en el coche que comparte con, entre otros, Pastor Maldonado. En GT Daytona, el cambio de líder fue inmediato al comienzo, con Ben Keating arrebatando el puesto en su Mercedes #33 al Ferrari #13 de Marcos Gomes, aunque este recuperaría el liderato antes de las paradas. Mientras, el Ferrari #19 de Álex Riberas terminó la hora ocupando.

Tras el primer turno de paradas, sobre los 35 minutos de carrera, Montoya salió al frente de la prueba, y Jarvis sería también superado por Ricky Taylor en la vuelta posterior. En esta primera parada, los Cadillac fueron más largos que todos sus competidores, siendo precisamente el #10 de Jordan Taylor el que más tardó en detenerse. Poco antes de terminar la primera hora, un grupo de doblados complicó la vida a Bomarito en el Mazda #55, perdiendo posición con Albuquerque y Nasr. Dentro de GTLM, Tandy recuperó el liderato tras su parada por cinco segundos, mientras que el #912 de Earl Bamber y el Ford #67 de Ryan Briscoe perdieron vueltas con problemas, sufriendo el segundo un trompo a posteriori.

Hora 2: Alonso sale a pista durante la primera bandera amarilla

Durante la segunda hora, Filipe Albuquerque montó una carga ofensiva en el Cadillac #5, avanzando desde la sexta a la tercera posición en pocas vueltas, y alcanzando al dúo de cabeza. Por delante, Jarvis se mantuvo a la vera de Montoya y le superó pasada una hora y media, pero al giro posterior cometió un error al doblar a un GT por el interior del peralte, permitiendo al colombiano recuperar el liderato.

Tras haberse ido largo varias vueltas antes en la segunda horquilla del infield, el Porsche #99 de Jürgen Häring reventó motor en la entrada a la primera curva y vertió una gran cantidad de aceite en la pista, provocando el trompo de James Calado en el Ferrari #19 y la salida del primer periodo de Full Course Yellow. Durante esta larga interrupción, Fernando Alonso se subió por primera vez a su Cadillac, produciéndose varios cambios de piloto que se sumaron a los ya efectuados anteriormente en esa misma hora.

En GTLM, se produjo la esperada participación de Alex Zanardi en su BMW, aunque el italiano necesitó tres cambios de volante para poder salir a pista. En esa misma clase, Magnussen rodaba tras el Porsche #911 de Patrick Pilet, mientras que Trent Hindman se hacía con el liderato en GTD en el Acura #86 mientras otros coches hacían su cambio de pilotos durante la bandera amarilla. En estas paradas, la suerte le fue esquiva al Corvette #3, el coche de Antonio García, cuando Oliver Gavin se cruzó en el otro coche del equipo al parar justo por delante, golpeando el frontal de Magnussen y obligando a efectuar una larga reparación en el frontal que le costó dos vueltas.

La segunda horquilla del infield trajo también varios problemas en esta hora: Además de Häring, Chico Longo fue echado de pista en el Ferrari #13 por el DPi de Juncos y Emanuele Busnelli tuvo una pasada de frenada en el Lamborghini #46. Más adelante, el único Nissan en DPi se vio afectado por un reventón en la recta de atrás, y la carcasa causó daños al BMW #25 de Colton Herta cuando éste se lo encontró.

En cuanto la carrera se relanzó, Dane Cameron pasaba a liderar en el Acura #6 sobre el Cadillac #31 de Eric Curran y el Mazda #77 de René Rast, mientras que Fernando Alonso relanzó en octavo lugar en el Cadillac #10. En GTLM, Hand lideraba en el Ford #66 sobre el Corvette #4 de Tommy Milner y el Porsche #911 de Patrick Pilet.

Hora 3: Fernando Alonso avanza y Miguel Molina lidera a los GT

El orden se mantuvo bastante estático durante la tercera hora, la primera que transcurrió con relativa tranquilidad. Mientras Dane Cameron y René Rast se seguían de cerca en cabeza, Alonso comenzó su carga ofensiva, superando a Kyle Kaiser y Chris Miller en pocas vueltas hasta alcanzar a Hélio Castroneves. El piloto español asedió durante varias vueltas al brasileño hasta que ambos alcanzaron y superaron a Eric Curran, situándose cuarto.

Poco después, tras bajarse Alex Zanardi del BMW #24, un nuevo problema en el cambio del volante afectó a Jesse Krohn e hizo que el finlandés se quedase detenido en la salida de boxes, provocando el segundo periodo de Full Course Yellow. Durante las paradas, Curran recuperó posición en pista con Castroneves y Alonso, mientras que Rast accedía al liderato de la prueba.

Poco antes del caution, el Ferrari #66 de GT Le Mans realizó su cambio de piloto, poniendo a Miguel Molina en lugar de Alessandro Pier Guidi. Las paradas de los tres líderes (Joey Hand en el Ford #66, reemplazado por Patrick Pilet, Tommy Milner en el Corvette #4 y Patrick Pilet en el Porsche #911) permitieron al español ser líder de una prueba en la que ya estaba desde hacía varios minutos Antonio García, sexto a dos vueltas. La resalida se produjo justo al comenzar la cuarta hora.

Hora 4: Exhibición de Fernando Alonso al caer la noche

Fue en esta hora donde Alonso mostró claramente su intención plena de ganar la prueba, pasando por encima de quien haga falta. En la resalida, el piloto español se benefició de la espectacular maniobra de Castroneves, quien superó casi a la vez a Curran y Cameron, y el piloto español despachó también a Curran antes de alcanzar y rebasar al Acura de Cameron. Sin casi perder tiempo, el español dio caza a Castroneves y Rast, los dos líderes de carrera, y tras sortear varios doblados, consiguió adelantarlos a ambos en vueltas consecutivas para ponerse primero.

Desde entonces, Alonso no bajó el pistón. El piloto de Cadillac puso seis segundos de ventaja con Rast antes de una parada en la que casi todos los DPi cambiaron de piloto, y el español siguió tirando a posteriori hasta alcanzar los 20 segundos de ventaja, mientras Alexander Rossi y Tristan Nunez continuaban el duelo entre Acura y Mazda. Sin embargo, la ventaja de Alonso se desvaneció después de que Will Owen se quedase tirado en la salida del Bus Stop con el Juncos #50 trayendo el tercer 'full course yellow' de la prueba.

Casi a la vez que Alonso se ponía lider de la prueba, terminaba el periodo de Miguel Molina al frente de GTLM, siendo superado por Tommy Milner, piloto del Corvette #4. El ritmo del piloto de Ferrari fue a menos en las vueltas posteriores y cayó al cuarto lugar antes de ser reemplazado por Davide Rigon. El coche se mantuvo en esa posición durante el caution antes de la resalida, que de nuevo se produjo al comenzar la hora siguiente.

Hora 5: Reconstruye Alonso su ventaja antes de bajarse del coche

Pese a que toda su ventaja se había ido al traste, Alonso no perdió la calma y volvió a construir poco a poco un margen respecto a Alexander Rossi en el Acura #7. Éste se vio presionado poco después por Tristan Nunez en el Mazda #77, pero sería Harry Tincknell quien los pasaría a ambos en el Mazda #55. No obstante, la carrera de su equipo se vio seriamente comprometida al ser trompeado en la segunda horquilla por el Acura #57 de Katherine Legge, el GTD 100% femenino, perdiendo numerosos puestos.

Pese a bajar algo el pistón al final de su stint, Alonso cedió el volante tras prácticamente tres horas en su Cadillac, con una ventaja de 15 segundos sobre sus perseguidores. Kamui Kobayashi se subió al coche, y tras unas dubitativas vueltas iniciales en las que se dejó hasta cinco segundos, estabilizó la ventaja con Nunez, que se había puesto segundo tras su parada, alrededor de los 12 segundos. Rossi cayó en esa parada al cuarto lugar tras el Acura #6 de Simon Pagenaud, mientras el Cadillac #31 y el Nissan #54 empiezan a reemerger.

La clase GTLM tuvo poco drama, siendo dominada durante toda la hora por Frédéric Makowiecki en el Porsche #911, mientras Philipp Eng se ubicaba segundo en el BMW #25 pasando al Corvette #4 de Marcel Fässler. Davide Rigon, buscando alargar sus stints para recuperar parte del terreno perdido, mantenía el cuarto lugar para el único Ferrari. Sebastián Saavedra mantuvo al Oreca #18 en cabeza de LMP2, y Felipe Fraga se hizo con el liderato de GT Daytona al rebasar con su Mercedes a Christopher Mies.

Hora 6: Una amarilla coarta el consolidado liderato de Kobayashi

La carrera alcanzó el cuarto de duración sin que prácticamente se registrasen cambios durante buena parte de la misma, siendo clausurada de nuevo por otra resalida tras una bandera amarilla. Tras asentar los nervios iniciales, Kobayashi consiguió ampliar su ventaja a 18 segundos sobre Juan Pablo Montoya, quien a su vez mantenía a raya a Timo Bernhard en el Mazda y Pipo Derani en el Cadillac #31. Frédéric Makowiecki hacía lo propio en GTLM sobre Davide Rigon, segundo tras reemplazar Augusto Farfus a Marcel Fässler en su BMW.

La única acción destacada se produjo cuando el LMP2 que pilotaba Mark Kvamme trompeaba en la primera curva, quedándose trompeado en la misma. Varios pilotos lograron esquivarle en una zona muy complicada, pero Juan Piedrahita no tuvo tanta fortuna en el Cadillac #84 y le golpeó en la parte trasera, quedándose ambos tirados y causando un periodo de caution en el que Pipo Derani asumió el liderato al no parar en boxes.

Hora 7: Mazda implosiona con problemas en ambos coches

Derani duró pocas vueltas al frente de la prueba, haciendo su parada poco después para ceder el testigo a Felipe Nasr, y Kobayashi volvió a situarse al frente de la contienda, aunque su ventaja con Juan Pablo Montoya nunca alcanzó los 4 segundos, y se vería ligeramente recortada cuando Timo Bernhard le superó. 

No obstante, las alegrías para Mazda terminarían muy pronto, regresando sus fantasmas mecánicos de anteriores ocasiones. Situado en sexto lugar dentro de los DPi después de que Jonathan Bomarito se bajase, el #55 empezó a sufrir problemas de potencia con Oliver Pla, quedándose tirado hasta en dos ocasiones en el interior de la pista por una fuga de combustible. Mientras el francés intentaba reanimar su coche sin éxito, el de su compañero Bernhard sufría una rotura de motor aún mayor a causa del turbo, incendiándose su unidad en plena pista y forzando un nuevo Full Course Yellow. De forma casi simultánea, los dos DragonSpeed de la clase LMP2 colisionaron en pista en la entrada del peralte, quedándose trompeado Roberto González en el #18.

Durante el caution, solo Kobayashi y Rubens Barrichello, en el Cadillac #85, prefirieron no parar en boxes, intentando contrarrestar la estrategia opuesta del #31, con Juan Pablo Montoya y Jonathan Bennett (Nissan) liderando la ofensiva sobre Ricky Taylor. y Felipe Nasr. Tras intercambiar adelantamientos con Oliver Gavin y James Calado durante los primeros compases de la hora, Nick Tandy se puso al frente de GTLM tras las paradas, mientras que Nicholas Boulle comandaba en GT Daytona para el Porsche #73.

Hora 8: Acura toma la iniciativa gracias a la estrategia

La estrategia cruzada de Wayne Taylor Racing con el Cadillac #10, en principio, pareció no funcionar durante esta octava hora: aunque Felipe Nasr terminó por igualar sus stints con ellos, no fue el caso con los Acura del equipo Penske, que aparentemente asumían el liderato de la prueba con Dane Cameron y Ricky Taylor, aunque con un margen de apenas cinco segundos. 

Al bajarse Kobayashi del coche, fue el turno del sudafricano Renger van de Zande, pero este se vio incapaz de pasar a Tristan Vautier en el Cadillac #85, el tercer coche que se había situado por delante. A posteriori, Nast también superaría a Van der Zande, y el brasileño terminó superando a Ricky Taylor mientras Cameron se escapaba en cabeza, ya con más de 10 segundos de margen.

En clase GTLM se pudo observar la sorprendente emergencia de James Calado, que se puso en cabeza gracias a otra gran parada de Risi, y que consiguió mantener a raya a sus perseguidores, con Nick Tandy a dos segundos como principal amenaza, en especial después de que Sébastien Bourdais perdiese ritmo al volante del dañado Ford #66. El liderato en GT Daytona seguía siendo para el Mercedes #33 de Ben Keating, con 11 segundos sobre el Acura #86 de Trent Hindman aunque con el Audi #29 no muy lejos, y ya sin el Porsche #73 de Matt Campbell en la contienda tras perder una rueda.

Hora 9: Castroneves hereda el liderato de Acura; van der Zande pone al Cadillac #10 tercero

Una vez más, un nuevo periodo de bandera amarilla dio comienzo al siguiente tramo de carrera: el Lamborghini Huracan GT3 #47, pilotado por Yount, fue el causante en esta ocasión al quedarse parado en la pista y tener que ser remolcado cerca de la zona de la Bus Stop, provocando que la categoría DPi realizase un nuevo paso por boxes para aprovechar este momento. Renger van der Zande mantuvo al Cadillac #10 en cuarta posición durante prácticamente todo este relevo, plaza que recuperó tras realizar su decimoquinta parada, justo por detrás de los dos Acura y el Nissan #54 a manos de Braun, si bien pasó a la tercera poco después.

El relanzamiento propició que Felipe Nasr en su Cadillac #31 se quedase a escasos centímetros de contactar, precisamente, con el Cadillac #10, después de que ambos afrontasen el tráfico ocasionado por los GT con la firme intención de no ceder terreno a sus contrincantes. Helio Castroneves pasó a ocupar la primera posición con el prototipo #7 por primera vez, superando al otro Acura de Cameron que había liderado hasta el momento, aunque ambos mantuvieron la diferencia que les separaba en torno a los dos segundos.

En LMP2 el DragonSpeed #18 continuó al mando, mientras que el Porsche #911 heredó el liderato de los GT Le Mans que había ocupado el Ferrari 488 GTE de Miguel Molina, al tanto que la categoría GTD veía cómo Hindman, Vanthoor Bortolotti y Caldarelli, éste último en el Lamborghini #48, se alternaban en lo más alto.

Hora 10: Una de cal y otra de arena para Acura: parada extra para Pagenaud tras un impacto

Con la amenaza de lluvia para la última parte de la carrera presente en el horizonte, el liderato de Acura prosiguió inalterable con Helio Castroneves por delante de Simon Pagenaud, quien sustituyó a su compañero Dane Cameron. El ritmo consistente de estos dos pilotos bastó para que los dos prototipos con librea conmemorativa de los viejos tiempos de Acura se destacasen por delante de todos sus rivales con una ventaja considerable, ayudados por la tranquilidad de no tener que levantar el pie al no saltar ninguna bandera amarilla en esta ocasión.

El Cadillac de Alonso, pilotado aún por Renger van der Zande, vio cómo el Whelen Engineering Racing #31 de Curran cómo se le acercaba peligrosamente por detrás: a pesar de que al principio el piloto neerlandés no fue capaz de mantener el ritmo mostrado por Kobayashi y Alonso y verse superado por este otro Cadillac, las paradas volvieron a colocar a van der Zande por delante.

Tras superar la barrera de las 300 vueltas, Miguel Molina volvió a ponerse a los mandos del Ferrari #62 para sumarse al otro español, Antonio García, en la categoría GT Le Mans. El Corvette #3 alcanzó a rodar en la vuelta del líder tras el accidente entre ambos Chevrolet en boxes, después de encadenar una serie de vueltas rápidas, al tanto que Alex Riberas no tuvo tanta fortuna, puesto que tras un toque con restos de otro coche cuando su compañero manipulaba el Audi #19, una vez Riberas se subió en la parada tuvo problemas cuando se salió de pista junto al Acura #6, después de impactar con él.

Hora 11: El Cadillac de Alonso devuelve el liderato a los Acura tras su parada

El séptimo periodo de Full Course Yellow, provocado por la pérdida de un neumático del Cadillac #50, dejó al Cadillac #10 de nuevo al frente momentáneamente con Renger van der Zande al volante, después de que sus rivales directos realizasen sus respectivos pasos por boxes mientras que él se mantenía en pista, prolongando su stint. La ventaja de casi 40 segundos que llegó a amasar Castroneves quedó en nada, pero el brasileño no estaba dispuesto a darse por vencido, y presionó al compañero de Fernando Alonso desde la resalida, con varios intentos de adelantamiento que no le sirvieron para recoger los frutos esperados.

Esta pugna por la primera plaza favorecería la llegada del Whelen Engineering Racing #31 a manos de ‘Pipo’ Derani a la altura de Castroneves, quien adelantaría al #7 instantes antes de que el de Acura recuperase la segunda posición. Una vez que van der Zande realizó su parada y cedió el asiento a Jordan Taylor, la clasificación volvió a reorganizarse, con los dos Acura en lo más alto y el americano a menos de diez segundos de ambos en las primeras vueltas, con Alexander Rossi ya en el #7 tras el último relevo.

Pastor Maldonado mantuvo al DragonSpeed #18 al frente de la categoría LMP2, cuando los GTLM iban a ser los encargados de avivar el espectáculo de sus hermanos mayores. Los Corvette de Antonio García y Fassler se alternaban en el liderato con los Porsche 911 RSR de Makowiecki y Jaminet, después de que Chevrolet reparase casi por completo las consecuencias ocasionadas por su incidente en boxes. Por su parte, Alex Riberas rodó a cuatro vueltas de Sellers en el Lamborghini, líder de la GTD, alejado de los puestos de prestigio y sin opción aparente de conseguir revertir la situación.

Hora 12: Antonio García dice adiós en el ecuador de la carrera tras una gran remontada

La batalla estratégica iniciada por Wayne Taylor Racing en lo respectivo a las paradas en boxes hizo que Jordan Taylor se viera obligado a detenerse cuando rodaba ligeramente más rápido que los Acura, poco después de haber adelantado a Simon Pagenaud. El estadounidense regresó a la pista en cuarta posición, justo por detrás de ‘Pipo’ Derani, aunque cuando ambos Acura realizaron sus respectivas paradas, Cadillac volvió a tomar la delantera, al tiempo que Juan Pablo Montoya se subía al Acura ARX-05 DPi #6.

Por lo tanto, el Cadillac #31 se quedó al mando, con el #10 a unos tres segundos de forma constante, mientras que Alexander Rossi no cesaba en su empeño de alzarse con la segunda posición en el coche #7 al rodar todo el tiempo a cinco décimas o menos de Taylor, con Montoya inmediatamente por detrás.

Una nueva parada de Antonio García iba a preceder su asalto al liderato de la categoría GT Le Mans, un honor que cosechó durante bastantes vueltas peleando contra Frédéric Makowiecki en el Porsche 911 RSR. No obstante, el ecuador de la carrera iba a cumplirse bajo bandera amarilla, originada precisamente por su Chevrolet Corvette C7.R: un error con la carga de combustible iba a obligarle a detenerse en pista, sin opción a nada, diciendo adiós a la victoria después de los problemas técnicos que reportó el madrileño posteriormente

En otro orden de factores, Miguel Molina continuó a lomos de su Ferrari 488 GTE, aunque el gerundense no ocupó posiciones de podio hasta que su compatriota se quedó parado en la zona del óvalo.

Hora 13: Taylor vuelve al liderato y se reafirma como candidato a victoria

No sin un ligero susto, Jordan Taylor devolvió el Cadillac #10 al frente del pelotón, después de sacar rédito de una gran reentrada tras la Full Course Yellow, y muy pronto se encontró cómo la pelea que hubo por detrás le beneficiaba. 

Nasr, Rossi y Montoya emprendieron una gran lucha por no perder de vista a Taylor, si bien fue este factor el que precisamente benefició notablemente al estadounidense compañero de Fernando Alonso. Hasta 10 segundos de ventaja llegó a tener un Taylor, al que sólo bajaron momentáneamente del liderato en las entradas en boxes, con la gran ventaja añadida de que él llegó a las 20 paradas mientras sus rivales ya habían sumado 22. Todo buscando ahorrarse alguna de cara al final de carrera.

Especialmente crítica fue la pelea entre los Acura de Penske, ya que Rossi no le dejó margen al veterano Montoya, con quien ya se las ha visto en el pasado en Indianápolis, lo que dio un ligero colchón a Nasr con el Cadillac #31 del Whelen Engineering en la segunda posición y especialmente a Taylor, que se permitió el lujo de hacer un 'mini stint' a un ritmo menor para conservar la mecánica.

En LMP2, la ventaja del DragonSpeed #18, con Roberto González al volante, les hizo los grandes favoritos de la corta categoría, mientras que sin el Corvette #3 al frente, el liderato de GTLM se lo quedó Earl Bamber al volante del Porsche #912. MacNeil, con el Ferrari #63 del Scuderia Corsa y Vervisch, con el Audi R8 del WRT Speedstar #88 no dejaban a nadie indiferentes.

Hora 14: Nasr pasa a Taylor, cae el Mazda superviviente

Jordan Taylor  entró en esta fase de carrera con un cómodo dominio, toda vez que se cumplió una nueva entrada en boxes para todos los de arriba. Con un colchón de más de 8 segundos sobre el Cadillac #31 de Nasr, el estadounidense no tuvo mayores dificultades en esta parte de la carrera, todos más pendientes de no fallar que de apretar.

No obstante, el Mazda #55 puso picante y propició, sin querer, un cambio de liderato. El único superviviente de la escuadra que llegaba como la gran favorita se quedó tirado tras perder un trozo del prototipo. Oliver Pla no se lo podía creer cuando se bajó del coche.

Esta situación fue aprovechada por todos para entrar una vez más a boxes, donde por ejemplo en Acura retocaron el frontal que ya habían cambiado antes y sustituyeron a Juan Pablo Montoya por Dane Cameron. Esto mandó al prototipo #6 a la cuarta posición, lo que dio aire a Nasr con el Cadillac #31, segundo, y a Rossi con otro Acura, el #7, tercero.

En la resalida, Nasr intentó sorprender a Taylor, pero el dos veces ganador de las 24 horas de Daytona no se dejó cazar y pese a los dos envites del brasileño, resistió en primera instancia, pero no en la segunda. El brasileño se puso primero justo en el momento en el que comenzó a llover en algunas partes del circuito.

Taylor no sólo perdió el primer puesto, sino también el segundo en favor del Acura #7 pilotado por Rossi. 

La irrupción de la lluvia también le vino muy bien a los que empezaron a pelear por atrás. Así, aunque los Porsche se mantuvieron  al frente, pero con los Ford más cerca en la lucha por la victoria en GTLM.

Hora 15: Alonso se viste con el traje de héroe bajo la lluvia

El Wheelen Engineering dio una lección de estrategia. Hacer parar a Felipe Nasr para montar neumáticos de lluvia cuatro vueltas antes que el resto fue crítico, ya que obligó al Wayne Taylor Racing a ir a contrapie y hacer una parada no prevista, en el momento del relevo de Fernando Alonso.

Al asturiano le tocó hacer de héroe, otra vez, y ahora con la lluvia arreciando sobre el trazado de Florida. Alonso volvió a pista en cuarta posición tras montar neumáticos de lluvia, lo que no le hizo aflojar su ritmo, ni mucho menos.

El primero en caer fue Dane Cameron, a quien ya había vencido en su memorable primer relevo de esta carrera. En el Bus Stop, justo antes de la frenada y bajo un gran spray de agua, le quitó el tercer puesto. En la vuelta siguiente, su víctima fue Ricky Taylor con el Acura #7, en el mismo punto.

La imagen lo dice todo:

Y justo en ese momento, la suerte le vino a ver: una bandera amarilla propició la reagrupación del pelotón, lo que hizo que la ventaja que tenía Nasr sobre un Alonso que era segundo se disipase. En cuanto el brasileño entró a boxes para hacer un relevo y dejar a Curran al volante del Cadillac #31, el piloto español se hizo con el liderato de la carrera de nuevo.

Alonso no fue el único en sacar rédito de la lluvia. Miguel Molina, al volante del Ferrari #62 del Risi Competizione, también se hizo con el liderato de la categoría antes de dejar su coche a James Calado para afrontar la siguiente hora de carrera. Para García, los problemas previos le fueron demasiado pesados.

Hora 16: Alonso saca el martillo, Curran hace el ridículo

Con el liderato bien amarrado, Fernando Alonso emprendió el objetivo de intentar salvar la parada extra que había tenido que hacer al principio de su relevo. Y lo hizo por la vía rápida: imponiendo un ritmo de más de dos segundos por vuelta sobre los Acura y más de medio minuto sobre un Eric Curran que tiró por la borda la buena actuación previa de Felipe Nasr con el Cadillac #31.

La ventaja de Alonso llegó a ser de unos 53 segundos sobre los Acura y de casi un minuto y 20 segundos sobre Curran, que fue el último en no ser doblado por el español. En ese momento, la lluvia empezó a arreciar, lo que provocó muchos problemas para algunos pilotos. El peor parado fue Tommy Milner, que perdió el control de su Corvette #4 y se estampó contra las protecciones.

La consecuente Full Course Yellow hizo que la ventaja de Alonso se difuminara hasta quedar en sólo un segundo frente a Cameron y Taylor con los Acura.

Algo similar le ocurrió a Alexander Pier Guidi al volante del Ferrari #62 del Risi Competizione. El coche de Miguel Molina entró en esta parte de la carrera liderando con autoridad la categoría GTLM, pero se redujo a un segundo.

La decimoquinta hora acabó con los de Wheelen Engineering mandando al banquillo a Curran para que su piloto top, 'Pipo' Derani, intentase dar la campanada en la consecuente reanudación.

Hora 17: El accidente de Fassler y la lluvia paran la carrera

Poco que contar en esta fase de la prueba, pues la bandera amarilla provocada por el Chevrolet Corvette #4 pilotado por Marcel Fassler, que perdió el control en la curva 1 e impactó contra las protecciones, acabó en bandera roja por la intensa lluvia que dejó la pista impracticable a juicio de la organización.

A pesar de los intentos de la dirección de carrera por minimizar los charcos con sopladores, la meteorología no dio tregua y, tras 77 minutos de bandera amarilla, se decretó la bandera roja con poco más de siete horas para el final de la prueba. En ese momento, el Cadillac #10 lideraba en prototipos, con el Ferrari #62 comandando GTLM y el Acura #86 en GTD.

Hora 18: Sigue la lluvia y los coches esperan en el pit-lane

La totalidad de la 18ª hora de carrera se ha desarrollado bajo periodo de bandera roja, con la lluvia manteniendo su intensidad. No obstante, al mejorar la visibilidad con la llegada de la mañana, dirección de carrera decidió comunicar a los equipos que la carrera se intentaría relanzar a las 9 de la mañana, 15 horas en España.

Hora 19: Nuevo periodo de amarilla, se baja Alonso

Poco duró la bandera verde, que llegó a las 15:00 horas, pues el uno de los Lamborghini de GTD perdió el control en la vuelta de lanzamiento y ello ocasionó un accidente múltiple que regó la pista de desechos.

Inmediatamente después, dirección de carrera decretó bandera amarilla, lo que aprovecharon el Cadillac #10 y el Acura #6 para detenerse en boxes y cambiar de piloto. Fernando Alonso dejó su sitio a Jordan Taylor (alterando el orden establecido que inicialmente señalaba a Kamui Kobayashi como próximo piloto en subirse al coche) y Cameron hizo lo propio en beneficio de Pagenaud. Dicha circunstancia dejaba al Acura #7 de Ricky Taylor en el liderato provisional, aunque con la bandera amarilla aún ondeando en todo el circuito. Por su parte, el Ferrari #62 de Miguel Molina continuaba al frente den GTLM.

Hora 20: Continúa la bandera amarilla, Derani al frente

Acura recibió un duro golpe durante el largo proceso de bandera amarilla que dio inicio a la 20ª hora. El #6 pilotado por Simon Pagenaud empezó a humear e incluso aparecieron algunas llamas, haciéndose necesario el uso de los extintores.

Dicha circunstancia eliminó un candidato de la disputa por la victoria y finalmente el otro Acura se detuvo en boxes para cambiar de piloto, subiéndose Castroneves en lugar de Ricky Taylor. Así, la clasificación quedaba comandada por el Cadillac #31 de Pipo Derani -que retrasaba su paso por boxes-, seguido del #10 pilotado por Jordan Taylor. Tercero era el mencionado Acura de Castroneves, último de los DPi en la misma vuelta del líder.

A medida que pasaban las vueltas, la lluvia seguía cayendo y, al filo de las cuatro últimas horas de carrera, Jordan Taylor volvió a pasar por boxes bajo periodo de bandera amarilla con el único objetivo de repostar. Ello le permitía a Castroneves ascender al segundo puesto, mientras Pipo Derani seguía alargando su relevo sin pasar por boxes.

En lo que respecta a GTLM, seguían sin producirse cambios y el Ferrari #62 pilotado por Pier Guidi mantenía el liderato por delante de los dos Ford y el Porsche #911 manejado por Makowiecki. En GTD, Allmendinger mantenía al Acura #86 al frente.

Hora 21: Jordan Taylor pierde el liderato y vuelve Alonso al Cadillac #10

La acción que había faltado en pista con el Full Course Yellow de 1 hora y 38 minutos se compensó, y con creces, a falta de menos de 4 horas para el final de la carrera. Tras problemas para el Ford #67, una nueva parada para el #62 de Molina y el regreso de Rossi al trazado americano en el lugar de Castroneves en el Acura #7, comenzaron 12 minutos de actividad frenética que dejó varios momentos importantes de la cita: si bien Derani perdió el control de su Cadillac #31 cuando iba liderando, el brasileño logró volver al asfalto en primera posición, aunque por poco tiempo, puesto que Jordan Taylor iba a dar cuenta de él justo después antes del Bus Stop.

Sin embargo, la categoría GTLM iba a ser la protagonista en este relanzamiento. El Ford GT #66 y el Porsche #911, líderes de dicha zona de la parrilla, colisionarían y comenzarían lo que se convertiría en un cataclismo para los GT Le Mans y los GT Daytona, ya que el Audi #29, candidato y rodando en segunda posición, también se vio afectado, al tanto que el Ferrari #63 se quedó en contrasentido, todo esto mientras que el Ford regresaba a boxes sin alerón trasero.

Felipe Nasr sustituiría a Derani en el #31 instantes antes de que Jordan Taylor realizase una maniobra que podría conllevar un gran resultado para Wayne Taylor Racing, evitando a un Lamborghini trompeado que rodaba justo por delante. El Nissan DPi #54 se fue contra el muro y una nueva bandera amarilla saltó a las 17 horas (hora española), con el #540 tirado en la hierba, cuando Taylor continuaba perseguido por Rossi y Nasr bajo el FCY. El compañero de Fernando Alonso se quedó a segundos de doblar a Nasr antes de esta amarilla, quien rodaba en tercera posición, aunque las nuevas paradas del #7 y el #31 le dieron algo de aire.

Calado se afianzó en el liderato de la GTLM con el coche de Molina, mientras que Antonio García cedía su asiento a Mike Rockenfeller. A menos de 10 minutos para que se cumpliese esta nueva hora, Nasr sobrepasó a Rossi, colocándose así en la segunda posición nuevamente. Las distancias quedaron reducidas a cero una vez más con otro Full Course Yellow, nuevamente a causa del Porsche #540, y los 6,5 segundos que había ganado Jordan Taylor a lomos del Cadillac #10 se esfumaron, motivo por el que quizás el equipo optó por subir a Alonso de nuevo.

Hora 22: Alonso líder de nuevo antes de la segunda bandera roja

Pagenaud regresó a la competición en su Acura #6 después de haber invertido bastante tiempo en el garaje, intentando reparar los daños recibidos tiempo atrás, aunque el #7, con Rossi al volante, continuaba como el único con alguna opción. El relevo de Fernando Alonso se prolongaría hasta el final de las 24 Horas de Daytona, tal y como confirmó su equipo en redes sociales, un stint en segunda posición en el que batallaría contra Felipe Nasr incesantemente.

El Oreca #81, líder en LMP2, sufrió problemas con Hedman en el coche, por lo que el equipo de Pastor Maldonado recobró la primera posición en la categoría. La bandera verde volvía a ondear en Daytona a falta de 2 horas y 34 minutos, con la pugna por el primer puesto más tensa que nunca, pero otro FCY hizo acto de presencia después de que Vilander en el #63 se encajase literalmente en la trasera del #540, después de quedarse sin visión momentáneamente a causa del tremendo spray que despedían los coches de delante.

Diez minutos después, Alonso y Nasr prolongaban las hostilidades en la categoría DPi, al tanto que Barbosa estuvo a punto de sufrir un impacto frontal con otro coche al tener una excursión y Calado en el Ferrari #62 de Molina se salía de pista y perdía el liderato de la GTLM. Tampoco fueron del todo bien las cosas para Álex Riberas, puesto que Davis visitaba el verde en el Audi #19, cuando Felipe Nasr no fue capaz de controlar su Cadillac y Fernando Alonso recuperó el liderato y comenzó a destacarse del brasileño, pero todo volvería a detenerse: el #18, líder en LMP2, se fue directo contra las protecciones, haciendo saltar una nueva bandera amarilla, que dejaba al asturiano al frente, no exento de sufrir nuevos sustos con el DragonSpeed #18 y un GTD.

Las pésimas condiciones climáticas provocaron una vez más que dirección de carrera optase por sacar la bandera roja, ya que la lluvia pasó a ser torrencial y el viento empeoró la situación más si cabe.

Hora 23: Alonso y Wayne Taylor Racing, ganadores de las 24 Horas de Daytona

Las condiciones en el Daytona International Speedway quedaron lejos de mejorar desde que la bandera roja relució a las 18:54 (hora española), con menos de dos horas por delante para cambiar de decisión y sacar una bandera verde que habría devuelto la acción a la pista.

Los propios pilotos confesaban entre bambalinas que el estado del trazado no era el óptimo para prorrogar lo inevitable sin sentido, y es que incluso Nasr y Rossi reconocieron que no veían lógico salir a rodar en una situación de tal calado. Antonio García hizo valer su opinión al respecto apoyando un tweet de Laurens Vanthoor, ganador de las 24 Horas de Nürburgring, en el que afirmaba que carecía de sentido el hecho de competir de esta forma.

Dirección de carrera anunció que a las 20h manifestarían su parecer sobre la continuidad o no de la carrera, y su decisión, aunque tardía, fue clara: los resultados se mantendrían inalterados a falta de 10 minutos del hipotético final en condiciones normales, por lo que Fernando Alonso y el equipo Wayne Taylor Racing se proclamaron ganadores de las 24 Horas de Daytona gracias al Konica Minolta Cadillac DPi-V.R. #10 en el que el asturiano destacó en su relevo nocturno, pero, sobre todo, en el que realizó el domingo bajo la lluvia, frenando más tarde que nadie y sacando entre 2 y 3 segundos a sus rivales vuelta tras vuelta.

El DragonSpeed #18, por lo tanto, fue el vencedor de la categoría LMP2, con 4 vueltas de ventaja sobre su más inmediato perseguidor, mientras que BMW se llevó la victoria de los GT Le Mans, justo por delante del Ferrari 488 GTE #62 de Miguel Molina. En GTD fue finalmente el Lamborghini de Grasser Racing Team el que se hizo con la primera posición de su serie, una categoría que propició numerosos incidentes a lo largo y tendido de la carrera.

Fotos: IMSA

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto