¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Diferencias entre cable monofásico y trifásico en los coches eléctricos

    Diferencias entre cable monofásico y trifásico en los coches eléctricos
    Algunos coches, como el Renault Zoe, cuentan con carga trifásica.Freepik
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    Las instalaciones eléctricas pueden ser monofásicas o trifásicas. Y lo mismo ocurre con los vehículos eléctricos. Te contamos lo que ofrece cada una para que valores cuál te compensa más a la hora de cargar tu coche.

    Cargar un coche eléctrico es sencillo, pero la eficiencia y eficacia de la operación dependerá de muchos aspectos. No sólo importan, por ejemplo, las baterías o el inversor, sino también el tipo de carga y su correspondiente cable.

    Porque la diferencia entre un cable monofásico y uno trifásico no es simplemente el tipo de conexión. Entran en juego otros aspectos que hacen que cada uno de ellos sea recomendable para determinadas circunstancias.

    Diferencias entre instalación eléctrica monofásica y trifásica

    Lo primero que debes saber es qué es monofásico y trifásico a nivel general. La mayor parte de las instalaciones domésticas son monofásicas, es decir, cuentan con una única fase de corriente alterna y una potencia contratada de hasta 10 kW.

    Por otro lado, las instalaciones trifásicas están formadas por tres fases de corriente alterna diferentes, lo que permite dividir la instalación. Eso, a su vez, hace posible que la potencia sea constante en todo su recorrido. En la instalación trifásica, lo habitual es disponer de una potencia de 400 voltios (V).

    El cargador tipo Mennekes admite carga trifásica.

    Cables monofásicos

    Como es lógico, cada instalación requiere un tipo de cable diferente. El cable monofásico puede ser de dos tipos:

    • Bipolar: de dos conductores (azul-neutro y marrón-una fase).
    • Tripolar: de tres conductores (azul-neutro, marrón-una fase y amarillo/verde-cable de tierra).

    Cables trifásicos

    En el caso de los cables trifásicos, encontramos más variedad:

    • Tripolar: de tres conductores (gris, marrón y negro).
    • Tetrapolar: de cuatro conductores (gris, marrón y negro, más azul-neutro o amarillo/verde-tierra).
    • Pentapolar: de cinco conductores (gris, marrón y negro, amarillo/verde-tierra y azul-neutro).

    ¿Qué es mejor para cargar el coche? ¿Monofásico o trifásico?

    El cargador y su correspondiente cable monofásico es el más habitual por una simple cuestión: las viviendas suelen contar con una instalación monofásica. Además, el coste de la energía eléctrica para una instalación monofásica es menor.

    Sin embargo, con un cargador trifásico el proceso de carga es más rápido (incluso el triple) por lo que hemos mencionado anteriormente: la instalación se divide en tres partes y la potencia es constante. Eso sí, cargar el coche sale más caro con un cargador trifásico.

    Otro de los aspectos propios de la carga trifásica es que la potencia mínima que se puede contratar es menor y el alquiler del contador trifásico también es más caro.

    En cualquier caso, generalmente el tipo de carga que necesitarás lo marcará el vehículo que tengas. Y lo cierto es que la mayoría sólo admiten monofásica. Algunos ejemplos de carga trifásica son el Renault Zoe, los Tesla o el Mercedes Clase B, entre otros.

    Si no tienes un coche que admita trifásica, no te servirá de nada acceder a una, pues el vehículo sólo cargará en monofásica.

    ¿Cómo saber si la instalación de tu casa es monofásica o trifásica?

    Resulta sencillo. Sólo tienes que ir al cuadro eléctrico de tu vivienda y mirar el ICP, que es uno de los interruptores (Interruptor de Control de Potencia).

    Este interruptor sirve para interrumpir el suministro eléctrico cuando se sobrepasa la potencia contratada. También cuando se produce una sobrecarga. Bien, el ICP monofásico está formado por dos módulos, mientras que el trifásico consta de tres.