¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Inversores de Tesla demandan a Elon Musk para que no use Twitter sin supervisión

    La Comisión de Bolsa y Valores estadounidense no es la única que quiere sentar a Elon Musk frente a un juez por el empleo de Twitter que hace el empresario sudafricano. Unos inversores de Tesla han demandado a Musk precisamente por lo mismo, en un intento de que deje de emplear la red social sin supervisión.

    Elon Musk.

    Hace unos días os informamos que la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense, la SEC, había solicitado a un juez federal que acusara formalmente a Elon Musk de desacato por haber quebrantado el acuerdo judicial que le impedía emplear Twitter para revelar datos de la compañía sin supervisión previa.

    Tras el acuerdo al que había llegado con la SEC, fruto de los acontecimientos surgidos tras el falso anuncio de privatización de Tesla del pasado verano, Elon Musk se había comprometido a pagar una multa de 20 millones de dólares y se le había prohibido revelar información relacionada con la compañía a través de Twitter sin supervisión. Sin embargo, el empresario no solo ha confirmado públicamente y en varias ocasiones que sigue empleando Twitter sin supervisión, sino que encima se ha dedicado a lanzar puyas a la SEC a través de Twitter a la más mínima oportunidad.

    Por lo que no es de extrañar que la SEC haya tenido al empresario en su objetivo durante todo este tiempo, y en cuanto este les ha dado una mínima excusa han ido a por él.

    Sin embargo, los de la Comisión de Bolsa y Valores estadounidense no son los únicos interesados en sentar al empresario frente al juez e impedir que tenga la posibilidad de seguir empleando Twitter sin supervisión, ya que un conjunto de inversores de la propia Tesla han demandado el empresario precisamente por este motivo.

    Según este conjunto de inversores, que Elon Musk siga transmitiendo por Twitter datos erróneos y falseados sobre la compañía solo puede resultar perjudicial para esta. La última de las afirmaciones engañosas de Musk fue afirmar que Tesla planeaba fabricar alrededor de 500.000 vehículos en 2019, unas cifras bastante alejadas de la realidad, puesto que anteriormente la marca había confirmado una proyección de solo 400.000 unidades. En tweets posteriores Musk trato de explicarse afirmando que la cifra de 500.000 también era correcta porque había sido comentada en una conferencia previa.

    Solo hay dos clases de individuos que necesiten supervisión para emplear sus cuentas de redes sociales, los menores de edad y Elon Musk. Llegados a este punto, esto debería ser suficiente para que cualquiera se planteara muy seriamente el uso que hace de su smartphone y las redes sociales, sin embargo, para el empresario sudafricano parece ser que no.