¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Vandenbrink presenta este extraño Ferrari 612 Scaglietti Shooting Brake

    14
    Ferrari 612 Scaglietti Shooting BrakeVandenbrink

    El Ferrari 612 Scaglietti es uno de los 2+2 de la marca italiana menos valorados por los aficionados, de ahí que a pesar de su juventud, podemos encontrar numerosos ejemplares en buen estado y a buen precio en el mercado de ocasión. Sin embargo, el carrocero Vandenbrink ha presentado el primer ejemplar de una nueva edición limitada de estilo Shooting Brake para el deportivo italiano que multiplica varias veces su valor.

    Las transformaciones shooting brake de este tipo no son demasiado habituales pero tampoco son raras, pues podemos encontrar numerosos ejemplos como este en las últimas décadas, incluyendo las de modelos mainstream como el Chevrolet Corvette, del que podemos encontrar numerosos ejemplos en las distintas generaciones del modelo.

    En esta ocasión nos encontramos una extraña conversión shooting brake basada nada menos que en el Ferrari 612 Scaglietti, un Gran Turismo 2+2 que fue comercializado anteriormente al Ferrari FF. Actualmente, podemos encontrar ejemplares en buen estado de este modelo por debajo de los 100.000 €, pero tras pasar por los talleres de Vandenbrink, esta unidad ahora cuesta 300.000 €.

    Ferrari 612 Scaglietti Shooting Brake by Vandenbrink.

    Por el momento el carrocero no ha dado demasiados detalles del modelo, pero es evidente que todas las modificaciones las vamos a encontrar en la zona trasera, donde Vandenbrink ha estirado el techo todo lo posible y ha creado un extraño pilar C de formas absurdamente grandes. el aspecto recuerda mucho al Ferrari Breadvan de Drogo.

    A nivel estético el resultado es bastante extraño, pues el aspecto de la parte trasera del modelo no parece pegar con el resto de las líneas dibujadas por Pininfarina en su momento. A nivel interior tampoco vamos a encontrar grandes cambios, salvo un maletero de mayor tamaño y dos nuevas lunas en el techo.

    En cuanto a sus especificaciones mecánicas, Vandenbrink no ha confirmado modificación alguna, por lo que suponemos que sigue contando con el mismo bloque V12 atmosférico de 5.7 litros que montaba el modelo de serie y que entregaba 540 CV y 588 Nm de par máximo. La única transmisión disponible era el habitual cambio automático Ferrari F1 con levas tras el volante.

    Vandenbrink presenta este extraño Ferrari 612 Scaglietti Shooting Brake