¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El primer Ford GT MkII subastado supera las previsiones y alcanza los 1.87 millones

    12
    Ford GT MkII 2020 #017Mecum Auctions

    El pasado fin de semana fue subastado el primer ejemplar que ha llegado al mercado de la variante más radical del deportivo de motor central de Ford, el Ford GT MkII, una radical versión que cuenta con 41 CV más y una configuración aerodinámica y de bastidor creada específicamente para circuito.

    La casa de subastas Mecum Auctions anunció el pasado mes de marzo la puesta a la venta de uno de los ejemplares más raros y valiosos del deportivo de carbono de la firma estadounidense, el Ford GT MkII 2020, la versión más radical creada hasta la fecha del modelo y que resultaba ser la primera unidad que llegaba al mercado de usados de esta rara versión.

    Todas las versiones y ediciones del Ford GT son matriculables, salvo esta, pues se trata de la única variante track-only del deportivo de carbono, por lo que su configuración no está condicionada por las limitaciones propias de los vehículos de calle. Para su desarrollo se emplearon elementos y tecnología desarrollada para la versión de carreras del Ford GT, por lo que esta nueva variante se encuentra a medio camino entre el modelo de calle y que el venció su categoría en Le Mans.

    Su estética se inspira en el Ford GT40 MkII de Ken Miles y Denny Hulme en Le Mans 1966.

    El Ford GT40 MkII se caracteriza por un kit aerodinámico inspirado en el de la versión de competición que actúa en combinación con una nueva configuración de bastidor, también desarrollada para exprimir todo el rendimiento posible del modelo en pista. Gracias a la carencia de las limitaciones inherentes a la homologación del modelo, el V6 EcoBoost de doble turbo entrega en esta versión 710 CV (700 hp) en lugar de los 669 CV (660 hp) de la variante de calle. Lo que permite aumentar aún más el rendimiento del modelo.

    Subasta

    De esta versión exclusiva para pista fue anunciada una edición limitada de solo 45 unidades, por lo que se trata de una variante extremadamente rara de un modelo que ya se produce de manera limitada. Por lo que la llegada del primero de estos ejemplares al mercado de usados fue todo un acontecimiento, lo que se ha dejado notar en el precio alcanzado en la subasta de Mecum Auctions.

    Aunque las estimaciones más optimistas apuntaban un valor comprendido entre 1.6 y 1.7 millones de dólares, lo que ya supone una notable plusvalía con respecto a los 1.2 millones que costaba el ejemplar, esta unidad finalmente fue vendida por 1.87 millones de dólares. Este no es el valor más alto pagado por un ejemplar del nuevo Ford GT, cuyo récord se encuentra en los 2.5 millones que alcanzó el ejemplar #200023 en 2018, pero desde luego es el precio más alto de esta versión track only, al menos hasta que aparezca otro ejemplar en el mercado.

    Conoce todos los precios y acabados de la gama Ford.

    El primer Ford GT MkII subastado supera las previsiones y alcanza los 1.87 millones