¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La fusión de FCA y PSA es más necesaria que nunca

    La fusión de FCA y PSA debe consumarse lo antes posible para lidiar con la crisis del coronavirus.

    La fusión de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y Groupe PSA (PSA) está a la espera de recibir el visto bueno por parte de las autoridades europeas. Sin embargo, la crisis causada por la pandemia del coronavirus apremia más que nunca a que la unión de ambos fabricantes de automóviles se materialice lo antes posible.

    A pesar de que la fusión de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) y Groupe PSA (PSA) es oficial, aún no se ha materializado. Está previsto que la unión de ambos fabricantes tenga lugar este mismo ejercicio, sin embargo, no es menos relevante que a mediados del pasado mes de junio quedó paralizada. ¿El motivo? La gama de vehículos comerciales de ambas compañías. En concreto, desde la Unión Europea se está estudiando si existe posibilidad de que esta fusión derive en un monopolio de FCA-PSA en el mercado de los vehículos comerciales.

    En cualquier caso, y a día de hoy, no hay indicios de que esta investigación que se está llevando a cabo dé lugar a unos informes que tiren al traste con los objetivos de ambas compañías y se cancele la fusión. Por el momento, todo hace pensar que esta comisión de investigación simplemente retrasará unos meses la materialización de la unión que dará como resultado al cuarto mayor fabricante de automóviles a nivel mundial.

    La fusión de FCA y PSA tiene ahora mucho más sentido

    Lamentablemente, estos meses son cruciales. La fusión de FCA y PSA es más necesaria que nunca. La crisis generada por la pandemia del coronavirus ha supuesto un verdadero varapalo para el sector del automóvil a nivel global. Nos encontramos en un escenario muy distinto al de finales del pasado ejercicio cuando se produjo el anuncio oficial por parte de ambas entidades.

    Las ventas globales de coches han reportado unos datos realmente preocupantes tanto en el primer trimestre de este año como en los meses de abril y mayo. Solo en el periodo comprendido entre enero y marzo de 2020 las matriculaciones de coches nuevos alcanzaron los 17.4 millones de unidades, un 26% menos con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

    En 2019 las operaciones combinadas de FCA y PSA alcanzaron los 8.7 billones de euros en ganancias operativas. Esta cantidad coloca a FCA-PSA en la tercera posición del ranking mundial justo por detrás de Volkswagen y Toyota. Fue capaz de superar al conglomerado formado por Renault-Nissan. FCA y PSA tienen una fuerte presencia en Europa, Norteamérica y Sudamérica. Una vez se materialice la fusión, el grupo resultante podrá enfrentarse mucho mejor a los retos que supone el nuevo escenario derivado de la pandemia del coronavirus.

    Por otra parte, y debido a la relación existente con los gobiernos italiano y francés, tanto FCA como PSA van a recibir el apoyo de entidades gubernamentales para ayudarles en su tarea de hacer frente a esta complicada situación.

    En artículos anteriores ya hemos detallado de manera extensa los beneficios de la fusión tanto desde el punto de vista de PSA como del de FCA. Las hojas de ruta anunciadas por los dos fabricantes antes de que se diera a conocer al mundo su anuncio de fusión ponen de relieve numerosos ámbitos de cooperación. PSA ayudará a FCA en su transición hacia la movilidad eléctrica y, por ejemplo, FCA permitirá a PSA adentrarse nuevamente en Estados Unidos.

    El fabricante de referencia en Europa

    Si ponemos el punto de mira en el mercado europeo, durante el pasado año 2019 las operaciones conjuntas de FCA y PSA dieron como resultado el mayor fabricante de automóviles de Europa por volumen de ventas. Los registros alcanzaron las 4.249.500 matriculaciones, un 2,4% menos con respecto al ejercicio anterior. Pisándole los talones se encuentra el Grupo Volkswagen cuyas ventas se situaron en 4.238.300 unidades.

    Los principales mercados para FCA y PSA en Europa son Francia, Italia, España, Bélgica, Portugal, Grecia, Turquía y Serbia.

    Los retos tras la pandemia del coronavirus

    FCA y PSA no son ajenos a los efectos de la pandemia del coronavirus. Lo que sí queda claro es que unidos tendrán muchas más posibilidades de superar estos retos que si lo hicieran por separado. También es importante tener en cuenta que antes de que el coronavirus entrase en escena, las ventas de ambos grupos ya se estaban resistiendo. Especialmente en determinados segmentos.

    A corto plazo, una de las primeras medidas que veremos será un notorio ajuste en los volúmenes de producción de vehículos. Es indudable que el mercado automovilístico está saturado en términos de capacidad de producción y prueba de ello son los ajustes realizados por Nissan o por el Grupo Renault en este sentido.

    Fuente: Fiat Group World