¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Gasolina 98, ¿cuándo es mejor que la de 95 y la de 100 octanos?

    Los diferentes tipos de gasolina ofrecen diversas cualidades.

    Todo conductor ha visto en la estación de servicio que existen varios tipos de gasolina para los vehículos a motor de dicho combustible. Pero, ¿por qué la 98 es más cara? ¿Y cuándo es recomendable utilizarla?

    Cuando nos dirigimos al surtidor en una estación de servicio, la elección inicial es sencilla: ¿diésel o gasolina? Según el motor de nuestro coche, deberemos optar por una u otra.

    Pero, ¿qué hay de las diferentes opciones de ambos tipos de combustible que las marcas ponen a nuestra disposición? Cuando hablamos de un coche con propulsor de gasolina, lo habitual es utilizar la gasolina de 95 octanos, pues es más barata que la gasolina 98. Pero no todo el mundo conoce las diferencias entre una y otra, así como el modo en que afectan al funcionamiento de nuestro vehículo.

    Qué es el índice de octano u octanaje

    Cuando hablamos de gasolina 95, 98 o 100 (de la que hablaremos más adelante), nos referimos al índice de octano u octanaje de la misma. Es decir, la gasolina 95 tiene un octanaje de 95 y así sucesivamente.

    Pero, ¿qué es el octanaje? Este índice mide la capacidad de antidetonación de la gasolina, es decir, hasta qué punto aguanta sin detonar prematuramente.

    Para que se produzca el proceso de combustión en el interior del cilindro, la explosión de la mezcla de gasolina y aire debe ser tal que permita crear el efecto de empuje sobre el pistón. Pero dicho empuje tiene que ser suave y continuo o, de lo contrario, se vería afectado el rendimiento del motor y podrían producirse averías. Es lo que los mecánicos denominan picado de bielas, pistoneo o cascabeleo.

    La detonación prematura se produce cuando la mezcla explosiona antes de que la bujía genere la chispa

    La detonación prematura de la que hablábamos hace unos instantes se produce cuando la mezcla explosiona antes de que se genere la chispa producida por la bujía y, por tanto, el pistón aún no está situado en el lugar adecuado. Ello hará sufrir a los componentes, provocando una seria avería a medio y largo plazo.

    Por tanto, el índice de octano u octanaje determina la capacidad antidetonante de la gasolina cuando esta se comprime dentro del cilindro. Los motores serán más eficientes cuanto más alta sea la relación de compresión pero, para que ello sea posible, la gasolina utilizada debe ser capaz de soportar dicho nivel de compresión o sufrirá combustión prematura.

    Gasolina 98

    Trasladado a la práctica, la gasolina 98 tiene mayor capacidad antidetonante que la 95, por lo que está indicada para motores que, al contar con mayor relación de compresión, necesitan de dicha capacidad para funcionar adecuadamente.

    En un vehículo convencional con baja o media relación de compresión, la gasolina 95 no sólo es la recomendada, sino que además permitirá un menor consumo y emisiones contaminantes. La diferencia de octanaje no señala la calidad del combustible, sino sus propiedades y cada tipo de motor necesitará una u otra en función de sus características.

    Los motores de gran potencia y relación de compresión necesitan gasolina 98.

    La gasolina 98 es necesaria en motores con una relación de compresión superior a 10,5:1. En estos, la compresión de la mezcla es muy alta, por lo que es necesario utilizar una gasolina que aguante sin detonar hasta que el pistón haya llegado al punto muerto superior (PMS), es decir, el punto de mayor compresión de la mezcla.

    Utilizar gasolina 95 en un motor con este tipo de relación de compresión será perjudicial para el motor y, de hacerse con regularidad, acabará por dañarlo gravemente, además de generar mayor consumo y emisiones contaminantes.

    Por el contrario, la gasolina 98 en un motor de turismo convencional no dañará el mismo, pero supondrá un gasto innecesario y estéril que no nos reportará ningún beneficio para la mecánica.

    Gasolina de 100 octanos

    En los últimos tiempos, algunas marcas de carburantes han comenzado a desarrollar la gasolina de 100 octanos, un combustible derivado de la competición que busca elevar aún más la eficiencia y rendimiento.

    Obviamente, este carburante tiene aún más capacidad antidetonante que la gasolina de 95 y 98 octanos, siendo capaz de soportar una relación de compresión muy alta.

    Óscar Magro nos trae una prueba de autonomía muy especial.

    Según Repsol, este tipo de producto puede llegar a reducir hasta un 21% el consumo en relación al de 95 octanos y en un 9% respecto al de 98. Además, la empresa español enumera otras ventajas como son una mejor respuesta en aceleración, mayor capacidad de lubricación y resistencia a la degradación de los componentes, así como disminución de los gases de efecto invernadero.

    En cualquier caso, y como ya hemos apuntado, este tipo de combustible será realmente interesante en motores preparados para soportar una alta relación de compresión.

    ¿Quieres saber más sobre los diferentes tipos de combustible? No te pierdas el siguiente artículo.

    Fotos: Pixabay