¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Berger reconoce que el final de temporada daña la reputación del DTM

    Berger reconoce que el final de temporada daña la reputación del DTM
    Kelvin Van der Linde embistió a Liam Lawson en la salida de la última carrera del DTM 2021.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Gerhard Berger, máximo responsable del DTM, ha reconocido que el polémico final de temporada daña la imagen del campeonato.

    Muchos consideran que la primera temporada bajo normativa GT3 del DTM ha quedado enturbiada por la resolución del título en Norisring.

    Nada para morir en la orilla. El gran trabajo llevado a cabo por ITR para sacar adelante el nuevo DTM bajo normativa GT3 ha quedado totalmente eclipsado por la propia resolución del título. Las órdenes de equipo entre las estructuras bajo el paraguas de Mercedes para favorecer a Maximilian Götz fue la gota que colmó un vaso que estaba a punto de rebosar tras la ridícula sanción que recibió Kelvin Van der Linde por embestir y dejar fuera de la lucha por el título a Liam Lawson, su principal rival. El propio Gerhard Berger ha reconocido que este cúmulo de hechos que se dieron en Norisring han dañado seriamente la reputación del DTM.

    ITR se ha enfrentado a la mayor reconversión que ha vivido jamás el DTM hasta dar forma a un campeonato GT3 altamente competitivo, con varias marcas implicadas de forma indirecta y pilotos de muy alto nivel. Con todo, Gerhard Berger sabe que todo eso no importa ante el final de temporada que se vivió en Norisring: «Para ser honestos, he dormido muy mal estas últimas noches. Ante todo soy aficionado al motorsport y mi corazón no puede soportar cambios de posición tan artificiales. Tanto las órdenes de equipo de Mercedes como la maniobra de Kelvin Van der Linde han hecho daño al DTM».

    En esta línea, el patrón del DTM ha añadido: «Siento mucho esta situación por todos los que han hecho todo lo posible para asegurar que el campeonato es competitivo y justo hasta la última carrera. Desafortunadamente, todo esto no se consiguió al final y es un gran golpe a ojos de los aficionados. Aunque las órdenes de equipo no es un tema nuevo, la forma en la que se han dado sí es nueva y eso supone un problema que intentaré solucionar personalmente. Por otro lado, Kelvin Van der Linde superó los límites por mucho, su comportamiento fue inaceptable. Es algo que nosotros, como plataforma, no podemos apoyar».

    Fuente: Autosport / Fotos: DTM