¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP Italia - MugelloMarc Márquez: 23 vueltas para ganar la sexta carrera consecutiva del año

18

Marc Márquez sigue imparable, imbatible e imposible de ganar. Hoy ha ganado el duelo con Jorge Lorenzo en la única carrera en la que el año pasado no acabó. Si bien hoy no ha sido un paseo para el piloto de Cervera, pues las distancias aquí eran menores, el de Honda ha demostrado por qué es campeón del mundo y por qué lleva 150 puntos en tan solo 6 carreras.

Mugello iba a convertirse en prueba de fuego para los rivales de Marc Márquez. En el circuito italiano, la distancia entre Honda y Yamaha era menor y las posibilidades de lucha por la victoria eran mayores.

De hecho, así fue. Pues una Yamaha, la de Jorge Lorenzo y no la de Valentino Rossi, como el propio Marc presagiaba, fue la que le obligó al líder del mundial a luchar por el triunfo durante las 23 vueltas de la carrera, lo que sin duda supondría la mayor emoción en pista entre los pilotos punteros, desde la carrera inaugural en Qatar.

Hoy Valentino Rossi ha disputado su carrera número 300 en el mundial, una cifra mágica e impensable para muchos pilotos. La mejor forma de celebrar una cita tan especial delante –además- de su público, era lograr un podio en casa. Y así fue, ya que en carrera, no pudo ni acercarse al dúo español compuesto por Márquez y Lorenzo.

En la salida, Andrea Iannone, que ayer clasificaba en segunda posición, pudo tomar la cabeza de carrera, aunque no pudo aguantar mucho rato ahí, ya que Lorenzo le metía su moto para colocarse primero e intentar escaparse.

Márquez, que andaba rodando detrás de Iannone precisamente, no quería permitir la escapada de su rival, con lo que necesitó un par de curvas para deshacerse de Iannone. Unas curvas más tarde, también Valentino hacía lo propio con su compatriota.

En los primeros compases de la carrera, Bradl se iba al suelo llevándose consigo a Cal Crutchlow en una aparatosa caída, aunque por suerte, ambos pilotos salieron ilesos.

Mientras tanto, el trío de cabeza se escapaba del resto, distanciados los tres pilotos entre sí por un segundo, con lo que Márquez no tardó en incrementar su ritmo para colocarse a rueda de Lorenzo. Rossi seguía a una distancia de un segundo más o menos, y no pudo realmente luchar en ningún momento ni por la segunda posición.

Marc había llegado relativamente rápido hasta la posición de Lorenzo, y en la recta, la velocidad de la Honda era superior a la de la Yamaha, y lo extraño era verle aguantar detrás del piloto mallorquín, que parece haber regresado por fin a su mejor estado de forma.

Mientras tanto, Dani Pedrosa, que había perdido varias posiciones en la salida, necesitaba remontar, aunque la cabeza ya estaba prácticamente inalcanzable. Así fue como llegado casi al ecuador de la carrera, empezó a deshacerse de pilotos. Primero fueron Dovizioso y Pol Espargaró, y cuando por fin alcanzó la posición de Andrea Iannone, su progresión se vio frenada por la gran competitividad que había demostrado el piloto italiano a lo largo del fin de semana.

Aunque Dani lo pasó, Andrea no se dio por vencido y lo pasó nuevamente, con lo que durante algunas vueltas hubo varios cambios de posición entre ambos. Al final, Dani pudo cruzar la línea de meta en cuarta posición.

Pasado el ecuador de la carrera y bajado de la psicológica cifra de las 10 vueltas para el final, Marc empezó a acercarse más a Jorge, y un pequeño error de éste en la recta de meta, hizo que Marc lo adelantara, cuando aún faltaban 7 vueltas para el final.

Pero Jorge aún no había dicho la última palabra y no quería permitir que su rival de Honda se escapara, después de haber liderado gran parte de la carrera. No tardó demasiado en volver a pasarlo y las últimas 6 vueltas vividas en Mugello fueron las mejores del año en la lucha por la victoria de Moto GP.

Cada vez que entraban en la recta de meta, la Honda se colocaba delante por velocidad punta, pero gracias al gran rendimiento de la Yamaha en la frenada, de Marc no podía escaparse y Lorenzo lo pasaba constantemente. Pero Marc no había sacado todo su arsenal y se guardó lo mejor para el último giro de la carrera. En la recta de meta se colocó primero y también en la frenada de la primera curva, a pesar de trazarla un poco ancha, logró mantenerse delante de Lorenzo. Exprimió al máximo su Honda impidiendo, de este modo, que Jorge pudiera meterle la moto, con lo que el piloto mallorquín no pudo atacarle en la última vuelta.

A todo esto, Valentino Rossi solo pudo ser mero espectador del duelo, ya que en ningún momento pudo acercarse al dúo de cabeza con su Yamaha.

Marc y Jorge entraron bastante juntos en la recta de meta, pero finalmente la velocidad punta de la Honda superó a la de la Yamaha, y de este modo, Marc Márquez se anotaba su sexta victoria de la temporada en seis pruebas disputadas este año. Es líder destacado de la categoría, con 150 puntos, a más de dos carreras de distancia de su primer perseguidor, que ahora –gracias a su podio en el día de hoy- es Valentino Rossi.

Si nadie lo remedia, Marc seguirá ganando todos los domingos de 2014. Solo habrá una carrera que no podrá ganar en domingo: la de Assen, que se disputa, como cada año, en sábado.

Próxima parada: Montmeló, cita que tendrá lugar en dos semanas.

Resultados:

Así va el mundial:

Fotos: motogp.com

Marc Márquez: 23 vueltas para ganar la sexta carrera consecutiva del año
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto