Motor.es

Hyundai sabe que necesita hacer coches eléctricos más baratos. Cree haber encontrado la solución

Fabricar sus propias baterías LFP, esa será la apuesta de Hyundai Motor Group para reducir el coste de sus vehículos eléctricos. Una estrategia de la que se beneficiará también KIA, marca del grupo, a partir de 2025.

Hyundai sabe que necesita hacer coches eléctricos más baratos. Cree haber encontrado la solución
Hyundai busca el modo de acceder a un público más amplio con sus coches eléctricos.

5 min. lectura

Publicado: 09/11/2023 17:00

Uno de los principales escollos a superar por el coche eléctrico en su objetivo de consolidarse como opción preferente en el mercado automotriz es el precio. Muchos conductores querrían apostar por este tipo de movilidad, pero el hecho de que esta quede fuera de su alcance supone un problema imposible de solventar.

Los fabricantes de automóviles lo saben. Como también saben que el traumático, caro y complejo proceso de transición hacia el coche eléctrico será su tumba si, llegado el momento, este no cala en el mercado y en la sociedad.

Por eso, cada uno busca el modo de abaratar costes y así avanzar hacia precios razonables que se equiparen a los de los modelos con motor de combustión. Y el elemento más caro de todo el conjunto es clave.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

La respuesta está en las baterías

La batería es el componente más caro de un coche eléctrico con mucha diferencia, pudiendo constituir entre el 35 y el 45 % del coste total.

Por eso no es de extrañar que tanto fabricantes de automóviles como de baterías hayan comenzado una encarnizada carrera por encontrar la tecnología más competitiva. Y no sólo en cuanto a rendimiento, sino también en lo que a costes respecta.

Las baterías no sólo definen la autonomía, sino también el precio de un vehículo eléctrico.

Mientras llega la batería de estado sólido, a la cual le queda mucho camino por recorrer todavía, los fabricantes se ven ante el dilema de tener que elegir entre baterías de litio de tipo NCM-NCA o de tipo LFP.

Resumiendo mucho, las baterías NCM utilizan cátodos de níquel, cobalto y manganeso, mientras que las NCA sustituyen este último por aluminio. Por otro lado, las baterías LFP utilizan cátodos de litio, hierro y fosfato.

La diferencia entre estos dos tipos de batería es que las basadas en níquel y cobalto ofrecen mayor densidad energética y, por tanto, mayores prestaciones. Sin embargo, las LFP soportan mejor los ciclos de carga y descarga y, al prescindir del carísimo y controvertido cobalto, son más económicas.

Hyundai fabricará sus propias baterías LFP

Por estas razones, y teniendo en cuenta que fabricar tu propio producto a gran escala te permite ahorrar costes, Hyundai Motor Group ha tomado la decisión de comenzar a fabricar sus propias baterías de litio LFP.

De este modo, espera que sus vehículos eléctricos, comercializados bajo las marcas Hyundai y KIA, sean más competitivos en cuanto a precio en el mercado. Esta noticia guarda relación con la que ya conocimos en junio sobre la aprobación de un plan de 7.300 millones de dólares para el desarrollo de baterías durante los próximos 10 años.

KIA e-Soul, uno de los eléctricos más económicos del Grupo Hyundai.

Dicho plan incluirá no sólo las baterías LFP, sino también NCM y de estado sólido. Para ello se formará un departamento específico que se encargará del desarrollo de las diversas tecnologías. Y, según los planes marcados, las LFP comenzarán a montarse en los vehículos del grupo en 2025.

Actualmente, Hyundai cuenta con diversos acuerdos de asociación con empresas fabricantes de baterías de grado automotriz. Algunas de ellas son SK On y LG Energy Solutions. Sin embargo, la firma surcoreana entiende que la vía para rebajar costes es dejar de depender de terceros y pasar a controlar todo el proceso de concepción y fabricación de sus vehículos eléctricos.

Fuente: Forococheselectricos.com

Compártela en:

Pixel