¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarJay Howard repite con Schmidt para disputar la Indy 500

El veterano piloto británico buscará participar por tercera vez en la Indy 500.

La iniciativa contra el cáncer animal de Tony Stewart volverá a apoyarle.

Howard regresa tras su controvertida participación en 2017 por el error que hizo volar por los aires a Scott Dixon.

A falta de más de dos meses para el inicio de la carrera, las 500 millas de Indianápolis ya ha alcanzado el mágico número de 33 pilotos confirmados de forma oficial para la disputa de la prueba, algo absolutamente inaudito en la última década. Todo ello, a falta aún de que dos o tres pilotos más reafirmen su presencia. Por lo pronto, el 33 es Jay Howard, que repetirá por segundo año consecutivo en el tercer coche de Schmidt Peterson Motorsports.

El piloto británico, de 37 años, compartirá plantel con los canadienses James Hinchcliffe y Robert Wickens, uno de los cuatro novatos de la prueba, además de compartir recursos con Jack Harvey, piloto que goza de una asociación técnica con Schmidt a través de su equipo, Michael Shank Racing. Su aventura estará, de nuevo, apoyada por Team One Cure, una iniciativa de la Tony StewartFoundation, con la cual el ex campeón de NASCAR e IndyCar busca recaudar fondos para combatir el cáncer animal y mejorar los tratamientos y la detección precoz, así como concienciar a la población sobre este tipo de tumores.

"Decir que estoy entusiasmado sería quedarse corto", asegura Howard. "No hay palabras para describir lo feliz que estoy por representar esta iniciativa. El objetivo es recaudar atención y fondos para continuar esta pelea contra el cáncer animal; el día de la carrera, pelearemos por algo más que el trofeo. También quiero agradecir a Schmidt y Honda la oportunidad, será genial volver con el equipo", concluyó el británico, aludiendo a su tercera participación con el equipo de Sam Schmidt en la Indy 500.

Tras un tardío inicio en monoplazas, Howard ha desarrollado la práctica totalidad de su carrera en Estados Unidos. En 2005 se hizo con el título de la Formula Ford estadounidense (precedesora de la US F2000) con autoridad, ganando 9 de las 12 carreras, y repitió al año siguiente en la Indy Pro Series (IPS, actual Indy Lights). Su prometedora carrera se frenó en seco allí por falta de patrocinio, y su primera oportunidad no llegó hasta 2008 con Roth Racing, un equipo con muy pocos recursos creado para que pilotase su denostado dueño Marty Roth, un promotor inmobiliario canadiense de 50 años. Howard apenas pudo disputar cinco carreras, aunque obtuvo sus mejores resultados en IndyCar, dos decimoterceros puestos en Motegi y Kansas.

Howard tuvo más oportunidades en 2010 con otro equipo controlado por su piloto, Sarah Fisher, acumulando cuatro abandonos y un fallido primer intento en Indianápolis. Al año siguiente sí lograría su objetivo, clasificándose para la Indy 500 con un Schmidt principiante por entonces. No logró acabar por una rueda suelta, pero sí logró completar las dos citas de Texas. Regresó a la parrilla con Rahal para la fatídica ronda final de Las Vegas, siendo uno de los primeros pilotos en verse involucrado en el accidente múltiple de 15 coches en el que Dan Wheldon perdió la vida. Al año siguiente, un acuerdo para la Indy 500 con Michael Shank Racing se vendría abajo al no disponer el equipo de un motor.

El británico se apartó del mundillo para dedicarse a la formación de jóvenes pilotos, creando un equipo de carreras que compite en la Fórmula 4 estadounidense, pero siempre intentó regresar a Indianápolis, y lo logró el año pasado. No obstante, los infortunios siguieron acompañándole: cumplido un cuarto de carrera, golpeó ligeramente el muro tras, según él, verse empujado por Ryan Hunter-Reay, y Scott Dixon se lo encontró, tras lo cual voló varios metros hasta impactar con violencia en las protecciones interiores, librándose por poco de golpear la valla. Howard fue duramente criticado a posteriori por su falta de velocidad y el tiempo que había pasado desde su última carrera, llegando a ser considerado "un peligro", algo contra lo que deberá luchar este año.

Parrilla de la Indy 500 de 2018, a 23 de marzo

(entre paréntesis, pilotos o coches no confirmados oficialmente)

(R): Novatos en las 500 millas de Indianápolis

Fotos: IndyCar Media / Schmidt Peterson Motorsports

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto