¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarLegge y Saavedra se postulan para sustituir a Fittipaldi

La británica, piloto de Acura en el IMSA, busca apoyos para regresar a la prueba cinco años después.

Saavedra trae consigo su habitual apoyo económico, y emerge como la opción más plausible e inmediata.

Zachary Claman DeMelo, casi descartado para la Indy 500.

Hay cosas que nunca cambian en el seno de Dale Coyne Racing por mucho que los años pasen, o que el equipo de un salto de calidad. Otro mayo más, su teléfono no deja de echar humo, y no dejará de hacerlo durante unos días. Empezó a sonar el pasado viernes, día en que Pietro Fittipaldi, piloto a tiempo parcial de su segundo coche en IndyCar, sufrió graves lesiones en ambas piernas durante la clasificación para las 6 horas de Spa, la primera ronda del Mundial de Resistencia.

Por segundo año consecutivo, Coyne sufre el varapalo de perder a uno de sus pilotos para las 500 millas de Indianápolis por lesión. Las lesiones de Fittipaldi, según el propio Coyne, le mantendrán fuera de las pistas hasta, al menos, "Mid-Ohio, a finales de julio", con lo que tendrá que ser sustituido en los tres campeonatos en los que planeaba competir de forma parcial, y la IndyCar no es una excepción, más aún teniendo en cuenta que dos de las 6 carreras que le restaban al brasileño en su programa de IndyCar este año se disputan este mes en Indianápolis, el Gran Premio de IndyCar en la versión de circuito el próximo día 12, y la Indy 500 el día 27.

Por ello, Dale Coyne busca ya un sustituto para esas dos carreras, una tarea nada sencilla a estas alturas. En un año de gran demanda por parte de equipos y pilotos, muchos potenciales candidatos ya tienen asiento, e incluso el propio Coyne alineará dos monoplazas extra en la Indy 500 para Conor Daly y Pippa Mann. Para el GP de IndyCar, Coyne reconoce que la opción más plausible sería la de Zachary Claman DeMelo, el piloto del coche #19 durante las otras 10 carreras de la temporada.

No obstante, la nula experiencia del canadiense en óvalo en un IndyCar le convertiría en una opción arriesgada para la Indy 500, así como para la siguiente prueba que Fittipaldi no podría disputar dentro de su programa, la Texas 600 del 9 de junio, también en un óvalo de gran velocidad. En palabras de Coyne, "es un gran paso. Tendríamos que hablar un poco más del tema, y también hablaremos con (su sponsor) sobre qué quieren hacer. La de Texas es otra que no veo a Zachary haciendo en esta etapa de su carrera".

Aunque la lista de interesados es amplia, siendo el francés Tristan Vautier del gusto de Coyne tras su destacada actuación de sustituto en Texas el año pasado, pocos traen el presupuesto necesario, y dos nombres suenan con fuerza en las últimas horas, incluida una novedad inesperada. Uno de ellos es el del colombiano Sebastián Saavedra, de 27 años, que mantiene su habitual apoyo económico y ha buscado durante meses hacerse con un hueco en la Indy 500, sin éxito por la limitación de motores. Sin ser quizá la opción más rápida o popular, su experiencia de seis Indy 500 le convierten en un activo de cierta fiabilidad.

El otro nombre, que busca regresar a la carrera tras cinco años de ausencia, es el de Katherine Legge. La piloto británica de 37 años terminó en 26ª lugar en su segunda y última participación en 2013, y fue la piloto elegida en el fallido proyecto de Grace Autosport de tener un equipo 100% femenino en la Indy 500 de 2016 que nunca se materializó. Ahora, Legge, una de las pilotos de Acura con el equipo Meyer Shank en la clase GT Daytona del campeonato IMSA, considera que puede "hacer un buen trabajo para Dale, y me encantaría tener la oportunidad de demostrarlo", en declaraciones a Motorsport.com.

Legge trató durante años de hacerse un hueco, compitiendo en las dos últimas temporadas de la Champ Car (2006-07) y, tras un periplo de tres años en el DTM, firmando con Dragon Racing en un 2012 que se convirtió muy pronto en el rosario de la aurora por problemas internos. Tras su temporada más exitosa en el IMSA, logrando dos victorias junto a Andy Lally, Legge cree que ella y Coyne reúnen el momento y circunstancias necesarias: "Creo que va a ser un asiento competitivo. Los resultados en Indy el año pasado están ahí, pero también el hecho de que, como equipo, han avanzado a un nivel totalmente nuevo. Siendo piloto de Acura en IMSA, sería genial continuar la relación con la familia de Honda".

La británica, que compartiría equipo con otra fémina (Mann) y con un ex compañero al que ha criticado duramente de forma pública estos últimos años (Bourdais), asegura que sus representantes "han contactado con Dale y está buscando apoyos", y que estaría dispuesta a correr también en Texas; además, también habría sondeado al patrocinador de Claman DeMelo para pedir aprobación: "Un par de mis socios podrían hacer que esto ocurra. La respuesta ha sido muy positiva, pero no hay nada aún", asegura Legge. Con todo, las fechas para tomar una decisión se aproximan. Las prácticas en el óvalo de Indianápolis comienzan dentro de 7 días, y Coyne, que afirma tener a "unas cuantas personas interesadas después de nuestra actuación el año pasado", confía en haber cerrado al sustituto de Fittipaldi "a finales de (esta) semana".

Fotos: IndyCar Media

Fuente: Motorsport.com

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto