¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarEspectacular triunfo de Pato O'Ward y podio para Álex Palou en Detroit

    Pato O'Ward agarró la victoria por el cuello con un pilotaje soberbio.IndyCar Media

    El piloto mexicano logró su segunda victoria del año en la segunda carrera del fin de semana pese a salir desde la 15ª posición.

    O'Ward adelantó a cuatro coches en las últimas vueltas, entre ellos un Josef Newgarden que había liderado toda la prueba.

    Palou rasca su cuarto podio del año con un sólido pilotaje, pero cede el liderato por un punto con O'Ward.

    Si la primera carrera del Gran Premio de Detroit deparó emociones fuertes y un triunfo inesperado desde la zona media de la parrilla, la segunda trajo más de lo mismo, coronada además con un intenso duelo final por la victoria. Pocos esperaban que el piloto que prevalecería al final del día fuese Pato O'Ward, después de que el mexicano clasificase en 16ª posición en una aciaga sesión matutina. Pero la estrella de McLaren SP se impuso a las adversidades para conseguir una excelente victoria, la segunda de la temporada y de su carrera, la cual le lanza además por primera vez al liderato de IndyCar pese a que Álex Palou logró su cuarto podio de la temporada.

    Durante 67 de las 70 vueltas del evento, el líder de la prueba fue un excepcional Josef Newgarden. A diferencia de todos sus competidores, el piloto de Penske apostó por reservar los blandos usados de la clasificación para el stint final y salir con las gomas duras, las cuales le permitieron abrir un gran margen de 12 segundos con Colton Herta. La primera vuelta se vio interrumpida por un Max Chilton que se quedó sin dirección tras perder el alerón delantero en una colisión con James Hinchcliffe en la que Sébastien Bourdais tuvo parte de culpa, y ocho pilotos aprovecharon para hacer su primera detención. Entre ellos, un Rinus VeeKay que cedió su tercer lugar en busca de una ventaja estratégica que se iría al traste tras sufrir un pinchazo al defenderse de Marcus Ericsson en la vuelta 16, teniendo a posteriori múltiples incidentes menores.

    La salida había visto también un toque cuando Alexander Rossi intentó pasar por el interior a Scott Dixon y Romain Grosjean, costándole a este último múltiples posiciones. El piloto de Andretti sufrió daños en su alerón delantero, y perdería también varios puestos en las vueltas posteriores a la amarilla, terminando a posteriori con otro decepcionante resultado en 13º lugar. Palou se mantuvo muy cerca de Herta, pero el español le perdió la pista tras salir en su parada por detrás de un Sato que iba a otra estrategia tras parar con el caution. Todas estas circunstancias, aderezadas con varios adelantamientos, las fue aprovechando O'Ward para situarse sexto de la estrategia normal, detrás de Graham Rahal y Scott Dixon.

    Durante su segundo stint, Herta dio un paso de gigante hacia la victoria, al empezar manteniendo una distancia de 10 segundos con Newgarden y reducirla progresivamente hacia los cinco segundos, a medida que el piloto de Penske se peleaba con los doblados e intentaba alargar la vida de sus gomas. Tras las paradas de las vueltas 46 y 47, Herta se encontraba a solo tres segundos de Newgarden, y el piloto de Andretti no tardó en tirarse encima del líder, al que presionó en varias ocasiones. Su ofensiva se vio frenada en la vuelta 54, cuando Jimmie Johnson perdió el control del coche en las eses iniciales y se quedó cruzado en el exterior de la pista.

    En la reanudación de la vuelta 59, O'Ward superó a Dixon, pero la verde duró poco al quedarse tirado Romain Grosjean en pista con el freno delantero izquierdo en llamas. El francés, que intentó apagar el fuego por su cuenta con un extintor, había tenido ya un día movidito, sumando al incidente de la salida un 'drive through' tras un toque con el que trompeó a Jack Harvey. La resalida de la vuelta 64, con siete giros para el final, fue la clave de la carrera. El ingeniero de O'Ward instruyó al mexicano que pasase al modo ataque... y el mexicano respondió con un clínic de pilotaje desde el quinto lugar.

    En la misma recta principal, O'Ward logró deshacerse de Rahal, superó a Palou al final de la larga recta posterior y amagó con adelantar a Herta en esa misma vuelta, consiguiéndolo en el siguiente viraje. Ya solo quedaba Newgarden, y el bicampeón plantó una dura batalla, pero sus neumáticos traseros ya no daban para más, y O'Ward logró finalmente acceder al liderato en la vuelta 68, la antepenúltima de la carrera, tras tocarse lado a lado en dos ocasiones con su oponente. Ya no hubo más pelea, y el piloto mexicano se marchó en la distancia para conseguir una apabullante victoria, que le solidifica como claro contendiente a un campeonato que ahora pasa a liderar.

    En plena defensa de Newgarden, Herta llegó a pegarse a los dos líderes e incluso intentó pasarlos a ambos, pero una pasada de frenada le terminó dejando vendido, y acabó por perder la posición con un Palou que llegó a tener una clara oportunidad de adelantar a Newgarden en la penúltima vuelta. Los riesgos terminaron pesando más que los beneficios, y el piloto de Ganassi hubo de conformarse con otro gran resultado tras su mal sábado, cediendo el liderato por solo un punto con el fenómeno mexicano.

    Otra sólida carrera marca de la casa para Rahal, en quinta posición por delante de Will Power, que iba a la misma estrategia que Newgarden desde el 20º lugar en parrilla y consiguió hacerla funcionar con gran efectividad. En la resalida final logró superar a un Dixon algo más apagado de lo habitual hoy, séptimo por delante de Simon Pagenaud, un Marcus Ericsson que rascó un noveno lugar con buenas paradas y ritmo en goma gastada, y Santino Ferrucci, que logró finalmente tomar la salida tras su aparatoso accidente en clasificación para rascar su tercer top 10 en tres carreras con Rahal.

    Solo en otras cinco ocasiones anteriores en IndyCar había habido dos carreras consecutivas con ganadores que no saliesen entre los 14 primeros. Sirve como resumen para un vibrante fin de semana en Detroit en el que O'Ward ha presentado todas las credenciales para ganar el título junto a McLaren SP. Hay que remontarse a 2001 para encontrar al último equipo (Rahal) que lideró una general en la octava carrera del campeonato por delante de Penske, Ganassi y Andretti, los equipos que han monopolizado los títulos desde 2003, pero no cabe duda de que ha surgido un contendiente a acabar con esa racha. La semana que viene, más y mejor en Road America.

    RESULTADOS FINALES DE LA CARRERA 2 DEL GP DE DETROIT

    Fotos: IndyCar Media