¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarJimmie Johnson, abierto a correr en IndyCar en circuitos ruteros

    Adrián Fernández
    Adrián Fernández5 min. lectura

    El heptacampeón de la NASCAR considera posible competir en algunas rondas en circuitos, habiéndose negado a hacerlo en óvalos con anterioridad.

    Johnson jamás había probado un monoplaza en asfalto hasta su evento con Fernando Alonso.

    Aboga por ver a más pilotos compitiendo en disciplinas ajenas a la propia.

    A sus 43 años, Jimmie Johnson es probablemente la figura más reconocida del automovilismo estadounidense en activo, aunque ahora sean otros quienes se llevan los titulares. Pese a que su estatus a nivel público nunca ha sido especialmente popular por sus años de dominio y su carácter reservado, sus siete títulos de NASCAR Cup Series (cinco consecutivos), que le permitieron empatar con las leyendas Richard Petty y Dale Earnhardt, hablan por si solos.

    El nativo de California, que pilota para Hendrick Motorsports desde su debut en la Cup Series a finales de 2001, ha sido además uno de los grandes protagonistas de la semana por su intercambio de asientos con Fernando Alonso, durante un evento muy publicitado en el circuito de Sakhir en el que tuvo la oportunidad de pilotar por primera vez un Fórmula 1. De hecho, Johnson jamás había pilotado un monoplaza de ningún tipo en circuito cerrado, ni siquiera en óvalos, al haber dado el salto a los 'stock car' desde competiciones 'off-road' con buggies y camionetas.

    Tras ésta primera experiencia, en la que Johnson firmó un tiempo aceptable para un novato en estas lides en un circuito desconocido (a siete segundos del tiempo de Jenson Button con ese mismo McLaren-MP428 en 2013, pero a solo dos décimas de la referencia que le marcó Alonso), el piloto estadounidense parece haberse quedado con ganas de más y, aunque la Fórmula 1 está claramente fuera de su alcance por edad, ha afirmado que no descarta probar en IndyCar en un futuro cercano.

    Johnson siempre tuvo como referente a Rick Mears, un piloto que tuvo sus mismos orígenes antes de competir en IndyCar (tres títulos y cuatro victorias en la Indy 500 entre 1976 y 1992), pero su cénit profesional coincidió con un claro declive de los monoplazas en Estados Unidos. Con los años, el californiano mostró una clara aversión a competir con un IndyCar en óvalo debido a los graves accidentes ocurridos a lo largo de los años, una actitud reforzada al formar una familia, y que le ha mantenido alejado de una posible participación en las 500 millas de Indianápolis.

    Sin embargo, Johnson, que este año ha tenido su peor resultado final en NASCAR al ser eliminado en la primera ronda de los playoffs y terminar en 14ª posición sin ninguna victoria, considera que competir en alguna prueba de IndyCar en circuito rutero (esto es, un circuito convencional no ovalado) estaría dentro de sus posibilidades e intereses: "Sin duda. 2020 es mi último año de contrato con Hendrick, y me han tentado muchas veces sobre la Indy 500. No me entusiasman esos óvalos rápidos, pero creo que, con mi estatus y relaciones, podría probar a hacer algunas carreras de circuito rutero en IndyCar".

    A lo largo de su carrera en la Cup Series, Johnson ha disputado 35 carreras en circuito, consiguiendo un triunfo en Sonoma en 2010 y ocho top 5. Además, ha participado en nueve carreras de resistencia entre 2004 y 2011, incluyendo siete presencias en las 24 horas de Daytona, donde acabó segundo en 2005 y 2008. "Me gustaría volver a eso, todo está abierto. Aún no estoy acabado, quiero seguir compitiendo y, con suerte, encontrar algunas buenas oportunidades", afirmó el veterano piloto.

    Johnson también se mostró partidario de ver a más pilotos probar en otras disciplinas: "Tienen que decidir desde muy jóvenes si van a pilotar sedanes o monoplazas, y no sé si es correcto que se produzca tal decisión. Algunos de mis héroes, como Parnelli Jones, Mario Andretti, Dan Gurney o Emmo Fittipaldi pilotaban de todo. Me siento como un piloto de mentalidad abierta, y alguien que estaría listo para cruzar e ir en cualquier dirección. Hemos visto a algunos pilotos de monoplazas intentarlo en NASCAR y, aunque no han ganado tanto como algunos esperaban, han sido competitivos. Nadie ha ido en la otra dirección, así que me gustaría verlo".

    Fotos: McLaren F1