¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IMSAAlonso correrá con General Motors en Estados Unidos

    Adrián Fernández
    Adrián Fernández3 min. lectura

    El piloto español llevará un motor Chevrolet en el monoplaza de McLaren en la Indy 500, según una información de RaceFans.

    En Daytona, se espera que compita con un prototipo de Cadillac en el equipo Wayne Taylor Racing.

    Alonso mantiene que McLaren ha de estar conforme con sus carreras de 2019.

    La información sobre la planificación de algunas de las carreras de Fernando Alonso en 2019 sigue llegando con el goteo anticipado por Zak Brown. Por el momento, solo se sabe que el piloto español terminará la temporada 2018-19 del Mundial de Resistencia, y que disputará las 500 millas de Indianápolis, pero Alonso mantiene que su programa contará con más citas, y una de ellas, aunque todavía no esté confirmado oficialmente, serán las 24 horas de Daytona, la cita inaugural del campeonato IMSA.

    Por lo pronto, los detalles sobre la aventura americana empiezan a quedar más claros con una pieza clave del puzzle, General Motors. El consentimiento del gigante de la automoción americana ha sido indispensable para permitir el intercambio de asientos entre Fernando Alonso y el heptacampeón de la NASCAR Jimmie Johnson en Bahréin, con el piloto asturiano probando en pista el Camaro con el que Chevrolet compite en la categoría.

    La vinculación entre ambas partes podría ir más allá, ya que, según una información de RaceFans, Alonso competiría con marcas de General Motors tanto en Daytona como en Indianápolis. En la primera, éste hecho encaja a la perfección con las cada vez más frecuentes informaciones que apuntan a que el bicampeón del mundo competirá con el equipo Wayne Taylor Racing, donde pilotaría un Cadillac de la clase DPi junto a Jordan Taylor, Renger van der Zande y Kamui Kobayashi.

    Al respecto de esta posible aventura, Alonso se pronunció tras su evento en Bahréin, manteniendo que cualquier posible carrera adicional debe ser consensuada con McLaren: "Potencialmente, es posible. Aún estamos estudiando las opciones, junto a McLaren. Al final, sigo siendo piloto de McLaren el año próximo, y la máxima prioridad es la Indy 500, así que tenemos que acomodar algunas cosas, no es que quiera tomar todas las decisiones por mi cuenta. Quiero tener el apoyo de todas las partes".

    En el caso de la Indy 500, ésta asociación implica que McLaren y Alonso participarán en la prueba con un motor Chevrolet, rival de Honda en IndyCar. Con ello, quedaría resuelto el gran dilema del motor, después de las múltiples trabas que el fabricante japonés impuso a una posible participación a tiempo completo de Alonso en la categoría. Se espera que el acuerdo bilateral sea anunciado en la primera semana de diciembre.

    Fotos: IndyCar Media