¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Verstappen disfruta de IndyCar... como espectador: «No soy fan de los óvalos»

    Verstappen disfruta de IndyCar... como espectador: «No soy fan de los óvalos»
    Los óvalos suponen un riesgo que Verstappen no estaría dispuesto a afrontarIndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández6 min. lectura

    Pese a respetar el talento y nivel de sus competidores, el piloto holandés considera que el riesgo de los accidentes en óvalo es muy elevado.

    El piloto holandés asegura que el campeonato es «muy interesante de ver» y lo compara favorablemente con la Formula E: «Es un coche de carreras de verdad»

    Con la llegada del contingente de la Fórmula 1 al Circuito de las Américas, los Estados Unidos se preparan para acoger su primer Gran Premio en dos años, en medio de una gran expectación por la mayor notoriedad que la categoría atraviesa en el país. Desde la llegada de Liberty Media y los diferentes desarrollos en el mundo del automovilismo, la cultura competitiva de Europa y Norteamérica parece cada vez más unida que nunca, algo que no pasa desapercibido incluso para Max Verstappen, líder del Mundial.

    El piloto neerlandés guarda buenos recuerdos de Austin, donde logró un cuarto puesto en su primera carrera en 2015, aunque aún se le resiste la victoria en este trazado al ser segundo y tercero en sus dos últimas presencias. Sus cinco GPs aquí han sido sus únicas experiencias competitivas en los Estados Unidos, un país donde la Fórmula 1 comparte mercado y competencia televisiva con la dominante NASCAR y con una IndyCar cuya popularidad también está al alza en años recientes.

    Al ser preguntado por su opinión sobre el campeonato, Verstappen ha asegurado ser un espectador más de las andanzas de Álex Palou, Josef Newgarden, Scott Dixon, Romain Grosjean y compañía: «Me encanta ver las carreras. Obviamente, es un tanto distinto a la Fórmula 1, pero eso también está bien y lo hace muy interesante de ver», ha asegurado en declaraciones a NBC Sports. Sin embargo, el piloto de Red Bull tiene una línea roja personal que choca con la filosofía del campeonato. «Por mi parte, estoy muy feliz de estar en Fórmula 1, porque no soy un gran fan de los óvalos personalmente»

    «Los circuitos urbanos y permanentes están bien, pero nah, no sería fan. El riesgo de un accidente fuerte es grande, y sé que en la Fórmula 1 también existe ese riesgo, pero cuando golpeas un muro a más de 200 millas por hora, no es disfrutable», argumenta Verstappen. «Ese riesgo es mayor en IndyCar, en especial si golpeas a alguien y acabas en el muro. Hay muchos ejemplos en los que eso no acaba bien, o termina en lesiones. En lo que a mi respecta, me encanta verlo y tengo mucho respeto por los pilotos que lo hacen, pero estoy contento donde estoy».

    Jos Verstappen ya probó la aventura americana en un test en 2005 / @ Champ Car WS

    Su padre Jos Verstappen, que compitió en Fórmula 1 entre 1994 y 2003, tuvo un par de coqueteos serios con los monoplazas americanos, en medio de la división entre IndyCar y Champ Car. En marzo de 2005, participó en un test de Champ Car de 13 pilotos en Sebring, obteniendo el tercer mejor tiempo en un coche de HVM Racing, pese a lo cual no consiguió llegar a un acuerdo para disputar la temporada. Con la introducción de una carrera en Assen y la compra de HVM por parte de su ex-equipo Minardi, Verstappen intentó de nuevo en 2007 conseguir un asiento en Champ Car. Aquella era una mala época si un piloto pretendía ser contratado sin traer patrocinio, y ni este equipo ni Forsythe lograron convencerle.

    Sobre la dualidad entre los pilotos formados en Estados Unidos y los que llegan desde Europa, Max Verstappen también se pronunció, usando como ejemplo a su compatriota Rinus VeeKay, que ha desarrollado toda su trayectoria en monoplazas fuera de Europa: «Algunos se comprometen a ser exitosos en America, como el ejemplo de Rinus. Él dijo: 'Vale, voy a concentrarme en América, y voy a intentar llegar aquí". Porque IndyCar, por supuesto, es como la F1 en América. Se trata también de tener la oportunidad de estar en Fórmula 1 o no cuando no existe el asiento ideal para ti. IndyCar es una gran alternativa porque el nivel es super alto».

    A su vez, aprovechó para compararlo favorablemente con respecto a otra socorrida alternativa para pilotos europeos, una Formula E que ofrece el incentivo de grandes sueldos y asociación con marcas a cambio de pilotar en coches y circuitos menos estimulantes: «Corren en grandes circuitos y tienen grandes equipos. Así que cuando tienes la oportunidad de pilotar, por ejemplo, en IndyCar en lugar de Fórmula E, puedo entenderlo porque las velocidades son mayores y es un coche de carreras de verdad. Y creo que es por eso por lo que algunos pilotos de Fórmula 2 que no ven un camino directo a la Fórmula 1 van a IndyCar».

    Fuente: NBC Sport / Fotos: Red Bull Content Pool / Champ Car WS Series