Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Jaguar I-Pace será uno de los nuevos taxis de Munich

6

El nuevo Jaguar I-Pace se va a convertir en parte del paisaje urbano habitual de la ciudad de Munich, pues la mayor flota de taxis de esta ciudad alemana ha incorporado 10 ejemplares del nuevo crossover eléctrico británico a su plantel.

De momento ya son 10 los I-Pace que actuarán de taxi en Munich.

El nuevo Jaguar I-Pace se está comenzando a popularizar como vehículo de flota. Además de los 200 ejemplares que han sido contratados por la compañía WeKnowGroup para abrir un servicio con chofer en el aeropuerto de Heathrow o las 20.000 unidades con las que Waymo pretende crear una inmensa flota de vehículos autónomos, la mayor flota de taxis de la ciudad de Munich ha escogido el nuevo crossover eléctrico británico para su plantilla actual de vehículos.

En total han sido 10 ejemplares del I-Pace los que han sido entregados en Munich esta semana, ya preparados y pertrechados con la obligatoria configuración de taxis de esa ciudad, incluida la capilla amarilla y negra superior.

Por el momento, no se han especificado modificaciones técnicas para esta versión de flota, por lo que entendemos que estos taxis que ahora comienzan a operar en Munich cuentan con las mismas especificaciones que ya conocemos del I-Pace. Cuenta con dos motores eléctricos alojados sobre cada uno de los ejes y por tanto dispone de tracción total, la potencia total combinada de ambos motores es de 400 CV y 696 Nm de par máximo. Lo cual le permite pasar de 0 a 100 km/h en solo 4,8 segundos, mientras que su velocidad máxima es de 250 km/h.

El Jaguar I-Pace en su configuración de taxi.

En cuanto a sus baterías, esta será de 90 kWh, con las que el crossover eléctrico de Jaguar puede recorrer hasta 543 kilómetros, aunque según el antiguo y permisivo ciclo de homologación NEDC.

El I-Pace será toda una rareza en una ciudad en la que la inmensa mayoría de vehículos no solo son alemanes, sino que una gran parte son modelos Mercedes, por norma general ejemplares del Clase E, tanto en su variante sedán como familiar. Lo que supone toda una ironía para la ciudad que es el hogar de su mayor rival, BMW.

El crossover eléctrico cuenta con un intervalo entre servicios de 2 años o 33.800 kilómetros, lo que supone para los propietarios pasar mucho menos tiempo en el taller y más tiempo circulando y por tanto generando ingresos. Además, la ciudad de Munich subvenciona fuertemente a los modelos eléctricos, ya que está apostando por sustituir la gran cantidad de modelos diésel que copan sus calles actualmente.

Noticias relacionadas

El Jaguar I-Pace será uno de los nuevos taxis de Munich
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto