Jaguar quiere ampliar la gama de SUV con el futuro J-PACE

La marca del felino se encuentra en una de las mejores épocas comercialmente hablando de su historia. Con dos SUV en su oferta -tres si sumamos también al crossover eléctrico I-PACE recién estrenado, ahora Jaguar pone los ojos en el segmento de los modelos más grandes volviendo a poner el J-PACE sobre la mesa aunque con algunas dudas.

Recreación del Jaguar J-PACE

Dos SUV propulsados por motores de combustión, los E-PACE y F-PACE, cada uno de ellos apostando por un segmento diferente, el primero metido en el segmento compacto para competir directamente con los Premium pero sin tener una alternativa en forma de turismo convencional como sí lo tienen sus rivales.

Y a estos dos hay que sumar el primer crossover completamente eléctrico de Jaguar, el nuevo I-PACE. Por tanto, la marca del felino cuenta con tres opciones para cualquier tipo de cliente. Pero como la película de James Bond, "El Mundo nunca es suficiente", para la marca británica tampoco lo es su gama de modelos, y ya piensa en poder competir con los Audi Q7, BMW X5 y Mercedes GLS con un modelo de semejante nivel y tamaño. 

No cabe duda de que es la guinda que le queda a Jaguar para completar la gama -muchos años tienen que pasar para que veamos un modelo en uno de los segmentos con más movimiento en los últimos años, el de los B-SUV- pero la marca de Coventry tiene serias dudas de que este sueño se pueda hacer realidad, y es que un modelo como el J-PACE es un equivalente al Range Rover y no es cuestión de que se convierta en un caníbal de este.

Range Rover SVAutobiography LWB. El futuro J-PACE de Jaguar no se acercará ni lo más mínimo a la variante de distancia entre ejes alargada del modelo de Land Rover

La cuestión no es fácil de solventar. Al parecer, los de Land Rover no se oponen directamente a que su marca hermana amplíe la oferta con un modelo tan grande, pero por supuesto no quieren perder ese carácter especial que tiene su modelo estrella entre los clientes y que pudiera hacerles perder ventas, pero los analistas de Jaguar entienden que el tipo de cliente al que iría dirigido es "diferente".

Diferente en el sentido que su modelo estará concebido para ofrecer unas prestaciones más deportivas frente al elevado nivel de confort y de lujo que prima en el Range Rover, al igual que tampoco ofrecerá la misma aptitud para desenvolverse con facilidad por terrenos abruptos, unas bases que son las que los responsables de la marca del felino manejan para no interferir en el Range Rover.

Y, al mismo tiempo, las condiciones de la marca de todo-terrenos también son comprensibles. De darse luz verde al J-PACE, de ninguna forma admitirán que se amplíe la oferta del modelo con una variante de distancia entre ejes alargada; es decir, lo que no quiere Land Rover es un gemelo con todas las posibilidades en la marca hermana, cuestión que ésta parecer tener claro y que no supondrá problema en ese sentido, aunque por ahora todo lo que hay está muy en el aire por lo que no veríamos un nuevo modelo bajo el nombre "PACE" antes de que termine la década.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto