¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Land Rover Defender se convierte en mula de pruebas de hidrógeno [vídeo]

    El Land Rover Defender se utilizará como vehículo de ensayos de hidrógeno, a finales de 2021Land Rover

    JLR se mete de lleno en el desarrollo en el hidrógeno. La firma británica ha confirmado el desarrollo de prototipos basados en el Land Rover Defender, equipados con un pila de combustible. El consorcio de los dos fabricantes se marca el objetivo de eliminar la combustión en 2036, apostando seriamente por esta tecnología.

    Para muchos fabricantes, el hidrógeno es una alternativa a los coches eléctricos de batería, pero con un coste mucho mayor por el desarrollo de una pila de combustible de dimensiones compactas. Los que abogan por esta tesis han derivado esta tecnología al transporte pesado y de largo recorrido, pero otras marcas confían plenamente y siguen los pasos de Toyota, que ha demostrado la valía con una nueva generación del Mirai.

    JLR acaba de confirmar también sus intenciones en este campo de los FCEV. El consorcio británico de Jaguar y Land Rover ya se encuentra desarrollando prototipos basados en el nuevo Land Rover Defender que estarán equipados con una pila de combustible, anunciando un programa de pruebas que se llevará a cabo en Reino Unido, desde finales de 2021.

    Interesante vídeo técnico de la pila de combustible a bordo del Land Rover Defender de hidrógeno

    Los futuros modelos de Jaguar y Land Rover apostarán por el hidrógeno

    Un paso más en la estrategia de movilidad sostenible, y con el objetivo de abandonar la combustión tradicional en 2036. La firma de los SUV y todoterrenos ha cancelado uno de los proyectos más relevantes que mantenía para esta generación de su modelo insignia que está en desarrollo, una variante completamente eléctrica del Range Rover. Sin apuntar razones, ahora ha señalado los motivos principales que justifican la apuesta del hidrógeno: la recarga rápida del combustible y la pérdida mínima de autonomía cuando se utilizan los coches de hidrógeno en regiones del mundo más frías.

    Y es que es uno de los grandes problemas de los coches eléctricos, cuyas baterías se ven afectadas seriamente por las temperaturas extremadamente bajas, además de los tiempos de recarga de las baterías. Así, el prototipo no solo se someterá a unas temperaturas muy bajas, sino que también deberá demostrar su conducción en los terrenos más difíciles, fuera del asfalto, que hacen a Land Rover ser una de las líderes, con la potencia y fuerza típicas de un modelo de la marca y, por supuesto, sin olvidar la capacidad de remolque.

    Unas pruebas que se enmarcan en el «Proyecto Zeus» en el que se encuentran inmersas Jaguar y Land Rover, junto a destacados socios tecnológicos, proveedores de automoción y el Gobierno británico, y a las que se ha referido Ralph Clague, director de hidrógeno y pilas de combustible de Jaguar Land Rover, señalando que «Sabemos que el hidrógeno tiene un papel que desempeñar en la combinación de motores del futuro para todo el sector del transporte. Además de los coches eléctricos de batería, ofrece otro sistema de cero emisiones. Solución para las capacidades y requisitos específicos de la gama Jaguar Land Rover». Un especialista en la materia que ocupó el mismo puesto en el fabricante chino Great Wall de 2016a 2019.