¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Mercedes y Bosch prueban el aparcamiento autónomo a bordo del nuevo Clase S

    El nuevo Mercedes Clase S prueba el aparcamiento autónomo, junto a BoschMercedes

    El nuevo Mercedes Clase S ofrecerá funciones de conducción autónoma de nivel 3, a partir del próximo verano, aunque solamente en autopista. Pero, la firma de la estrella acaba de lanzar una prueba experimental de aparcamiento completamente autónomo en el aeropuerto de Stuttgart, un desarrollo de futuro equipamiento testado junto a Bosch.

    Es indiscutible que la relación entre Mercedes y Bosch es más que indisoluble. La firma de la estrella y el proveedor líder de tecnologías y componentes para la industria del automóvil siguen trabajando juntos, profundizando en el desarrollo de la conducción autónoma, con el nuevo Clase S como protagonista.

    La nueva generación de la berlina de la estrella de tres puntas ofrecerá conducción autónoma de nivel 3 a partir del verano de 2021, una tecnología que será opcional y obligatoriamente montada en fábrica durante la producción del modelo, y que solamente se podrá utilizar en autopista. Mientras, Mercedes y Bosch trabajan en ampliar estas funciones, por ejemplo, con el aparcamiento autónomo, una función que se está probando en el estacionamiento del aeropuerto de Stuttgart.

    En este vídeo puedes ver el funcionamiento del aparcamiento autónomo de Bosch a bordo del Mercedes Clase S

    El conductor del Clase S solo tendrá que presionar un botón para que la berlina de lujo se desplace hasta una plazas de aparcamiento y realice la función pertinente. Todo será posible gracias a un sistema de reconocimiento de matrícula y a la reserva de una plaza de aparcamiento. La gestión previa de la reserva del estacionamiento obligará a comunicar la matrícula para que el sistema compruebe la vinculación con el vehículo.

    Dado que esta función se encuentra en pruebas, la empresa gestora del aparcamiento del aeropuerto alemán ha dispuesto dos plazas de aparcamiento en el área P6 para este cometido, lo que en un futuro permitirá librar al propietario de buscar un estacionamiento libre. Sin embargo, que esta función forme parte del equipamiento del nuevo Clase S es también un problema, por ahora, ya que se trata de una función de nivel 4 y no está permitida su aplicación en la producción.

    Mientras recibe el permiso, se puede decir que el nuevo Mercedes Clase S es el primer coche autónomo del mundo en producción en serie que cuenta con este nivel, gracias a unas potentes cámaras de Bosch, capaces de identificar espacios libres, monitorizar los carriles de conducción y áreas circundantes y detectar obstáculos y personas. Unas cámaras que pueden sustituir a los sensores Lidar, hasta ahora los encargados de realizar estas funciones.

    Las avanzadas cámaras de Bosch instaladas en el nuevo Mercedes Clase S permiten desplazarse y aparcar