Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El nuevo Mercedes Clase S se enfrenta a la segunda tanda de pruebas de invierno

18

Lo vimos por primera vez en las pruebas de invierno en febrero de 2018 y casi un año después vuelve al mismo escenario. El nuevo Mercedes Clase S vuelve a ser cazado en el Círculo Polar Ártico en el mismo estado de camuflaje como si no hubiera pasado el tiempo. Enmascarado totalmente, apenas deja ver unos nuevos sensores para conducción autónoma de nivel 3.

Prototipos del Mercedes Clase S W223 cuentan con una nueva generación de sensores en el frontal para pruebas de conducción autónoma de nivel 3

La jornada de pruebas de la nueva generación del Mercedes Clase S continúa a pesar de que las fiestas navideñas se acercan cada vez más. La marca de la estrella traslada los prototipos del buque insignia al Círculo Polar Ártico para enfrentarse a la segunda tanda de pruebas de frío extremo.

La última vez que tuvimos ocasión de ver a la nueva berlina de lujo fue el pasado mes de julio cuando pudimos ver parte del interior del modelo. Las nuevas fotos espía que nos llegan desde Escandinavia no muestran nuevos detalles en el modelo, aunque es curioso que lo veamos en el mismo estado -y el mismo escenario- de desarrollo que las primeras tomas del modelo.

Todavía en una fase muy temprana del programa de pruebas para el Mercedes de lujo, se puede apreciar parte del diseño de la parrilla del radiador compuesta por dos barras horizontales por detrás de la máscara de rejilla. Incluso por debajo de esta podemos ver cómo los técnicos han dejado a la vista los nuevos sensores de radar en el paragolpes delantero -a ambos lados de la matrícula- probando su capacidad en condiciones climáticas muy adversas como tormentas de nieve.

Más largo y con más espacio interior, la nueva generación del Clase S conserva todavía el camuflaje especial de las manijas de las puertas que podrían se retráctiles

El pesado camuflaje que soporta el nuevo Mercedes Clase S se aprecia mejor visto de lado, con una plancha extra sobre el capó del motor o el ocultamiento de las manecillas de las puertas. De perfil, el conocido internamente como W223 aumentará unos milímetros la distancia entre ejes ofreciendo todavía más espacio para los pasajeros, una de las principales cualidades de la berlina de representación.

Un aspecto mucho más elegante en la parte posterior que, como ya te hemos avanzado, contará con unas luces traseras que cambian radicalmente a lo largo de las últimas generaciones pasando a ser horizontales quedando divididas entre los montantes la tapa del maletero.

Técnicamente, el nuevo Clase S hace uso de la plataforma MRA de propulsión y contará con motores de gasolina, diésel e híbrido enchufable combinando bloques de cuatro y seis cilindros, dejando la versión completamente eléctrica al EQS, a la vez que aumentará su funcionalidad autónoma escalando un paso más y ofreciendo funciones de nivel 3 en cuanto a asistentes a la conducción y una nueva versión del sistema "Drive Pilot" del Clase E.

La vista posterior del nuevo Mercedes Clase S se mantiene en el mismo nivel de desarrollo que en ocasiones anteriores, con los grupos ópticos provisionales

Fotos: Automedia

Noticias relacionadas

El nuevo Mercedes Clase S se enfrenta a la segunda tanda de pruebas de invierno
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto