¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Qué hacer si te llega una multa de un coche vendido

    Con el informe de antecedentes del vehículo podrás recurrir la multa de tu coche vendido.

    Para evitar que nos llegue una multa de un coche vendido debemos hacer la notificación de venta a Tráfico. Si ocurre esto debemos revisar el informe de antecedentes del vehículo, que además de para comprobar la titularidad servirá para presentar un recurso a la sanción sobre el vehículo.

    Si has vendido tu coche y recibes una multa asociada al mismo, que es algo que puede ocurrir, deberías proceder asegurándote en primer lugar de que el cambio de titularidad se ha realizado de forma correcta. Para ello se puede solicitar a la Dirección General de Tráfico un informe de antecedentes del vehículo en cuestión, para revisar los datos de titularidad. Si aparecen tus datos como titular, aquí está el problema por el que te ha llegado una multa que no te corresponde.

    El titular es el responsable de las multas aplicadas sobre el vehículo, pero se puede recurrir.

    Qué hace si recibes una multa de un coche vendido

    Se puede presentar un recurso a la multa recibida. Pero solo será válido y únicamente se aplicará la multa al nuevo propietario si se ha notificado la venta como corresponde. La notificación de venta ante Tráfico sirve para comunicar de manera formal a la Dirección General de Tráfico el traspaso como titular de un vehículo. Es decir, es lo que hace efectivo el cambio de titularidad para, entre otras cosas, deshacernos de la responsabilidad sobre las multas o sanciones de tráfico sobre el vehículo.

    En el informe de antecedentes del vehículo, que se puede solicitar a la DGT, encontraremos la titularidad del vehículo y también las fechas en que se han realizado los traspasos. Esta documentación es la que vamos a necesitar para poder hacer un recurso a la multa que nos haya llegado. En el recurso se explicará de forma detallada qué es lo que ha ocurrido, se aportará la documentación señalada y se identificará al comprador del mismo.

    Mientras el vehículo circule con la titularidad a nuestra nombre, efectivamente nos puede llegar una multa de un coche vendido y, además, seremos responsables. Solo con esta documentación vamos a poder acreditar y certificar de forma legal que el responsable es el comprador y nuevo propietario, si figura como titular. No solo pueden llegarnos multas por circular sin ITV o seguro, sino también de aparcamiento y cualquier otro tipo de infracción y accidente en el que no se identifique al conductor.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto