¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La normativa LMDh, definida al completo, mantiene el objetivo de 2022

    ACO ha publicado un boceto de un LMDh que tiene en su frontal y faros semejanzas con los modelos competit

    ACO e IMSA han completado al 100% el reglamento LMDh que dará vida una nueva plataforma global de prototipos.

    A pesar de los rumores que anunciaban un retraso de su llegada al WEC y al IMSA, la plataforma sigue en camino para debutar en 2022.

    Relación carga aero vs drag de 4 a 1.

    La rueda de prensa organizada por el ACO durante la jornada del viernes de la 88.ª edición de las 24 Horas de Le Mans ha dado mucho de sí. Además de publicarse el calendario 2021 del WEC, la conferencia realizada en La Sarthe ha servido para que ACO e IMSA hayan publicado la versión final de la normativa LMDh, sustento de la plataforma global de prototipos con tren motriz híbrido y costes reducidos que debutará en 2022. Pese a que ciertos rumores señalaban a un posible retraso de este reglamento a 2023 por la crisis sanitaria y económica derivada de la pandemia de COVID-19, la normativa LMDh mantiene los plazos previstos.

    John Doonan, presidente de IMSA, y su homólogo de ACO, Thierry Bouvet, han sido los encargados de exponer las claves de la nueva normativa junto a Pierre Fillon. Como ya se había anunciado, los LMDh serán prototipos híbridos que contarán con una potencia combinada de 500 kW (680 CV) con un peso mínimo de 1.030 kilogramos y una ratio 4:1 de carga aerodinámica vs. drag. Todos los coches contarán con una distancia entre ejes de 3.150 mm, una longitud máxima de 5.100 mm y una anchura de 2.000 mm, existiendo margen en el diseño de la carrocería para adaptarla al lenguaje visual de las marcas.

    La normativa LMDh, definida al completo, mantiene el objetivo de 2022
    IMSA también ha publicado un boceto con su particular interpretación de la normativa LMDh.

    El motor de combustión interna homologado por cada fabricante contará con una potencia máxima de 638 CV y quedará asociado a un tren motriz híbrido estándar suministrado por Bosch que monta un motor eléctrico de 50 kW (67 CV) y que podrá ofrecer hasta 200 kW de capacidad de regeneración. Todo el tren motriz híbrido, incluidas las baterías producidas por Williams Advanced Engineering, tendrá un coste máximo de 300.000 euros. Con el fin de contener los gastos, el software del sistema híbrido estará bloqueado y así se evitará que existan posibles cambios en el mismo y, por ende, la figura del ingeniero dedicado a este sistema.

    Oreca, Ligier, Multimatic y Dallara son los cuatro fabricantes licitados para la construcción de los chasis que se utilizarán en la nueva plataforma LMDh. El precio final del chasis no podrá superar los 345.000 euros sin incluir la caja de cambios proporcionada por XTrac, que será estándar para los cuatro constructores. Sumando las cifras del motor del chasis, la caja de cambios, el motor de combustión y el sistema híbrido Bosch, los prototipos LMDh tendrán un coste aproximado de 1 millón de euros. Estos prototipos podrán competir en la clase Hypercar del WEC y en IMSA a partir de 2022, compartiendo escenario con los Le Mans Hypercar (LMH) y los LMP1 no híbridos.

    Fotos: ACO