¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Ferrari Dino, soñando con el regreso de un icono italiano

12
Coches imposibles: Nuevo Ferrari DinoMotor.es

Los Ferrari siempre han sido coches para las élites, pero una vez hubo un “Ferrari” relativamente accesible. Pero no se llamaba Ferrari. Fueron diseñados y fabricados por Ferrari, pero “Il Commendatore” no quiso darles su apellido, y se comercializaron bajo la marca “Dino”. El Dino 206/246 era un deportivo menos exclusivo que los Ferrari de su época (costaba poco más que el Porsche 911) y tuvo un razonable éxito de ventas. ¿Y si volviera la marca Dino?.

Un poco de historia

Eran otros tiempos, y los potenciales clientes que podían permitirse un carísimo Ferrari no eran suficientes para mantener la rentabilidad de la marca. Pero si que había una relativamente numerosa clase media-alta que podía permitirse coches como el Porsche 911. Ferrari necesitaba aumentar sus ingresos, y ofrecer un modelo más accesible parecía la solución… Pero como el orgulloso Enzo no quería rebajar el pedigrí de su marca, se le ocurrió la idea de crear una nueva para vender modelos –relativamente- más accesibles. La llamó Dino, en honor a su hijo Alfredo “Dino” que había muerto prematuramente hacía pocos años.

La primera generación del Dino (206) equipaba un motor V6 de 2.000 c.c. que oficialmente entregaba 178 hp -aunque las malas lenguas aseguran que a duras penas llegaba a los 160 CV-, y la segunda (246) vio aumentada su cilindrada hasta los 2.400 c.c., alcanzando oficialmente los 192 CV de potencia. Hoy en día puede parecer “poco coche”, pero eran deportivos relativamente ligeros (1.080 kg el 246) y los que han tenido la suerte de conducirlos dicen que su gran equilibrio dinámico y prestaciones “abordables” hacen del Dino uno de los “Ferrari” clásicos más divertidos y agradables de conducir.

Ferrari Dino

El Ferrari Dino es uno de los coches más icónicos comercializados por el fabricante de Maranello.

Fue el primer deportivo salido de Maranello con motor central-posterior, e inauguró un lenguaje de diseño que perduraría durante muchos años en la marca del Cavallino. Diseñado por el maestro Leonardo Fioravanti para Pininfarina, no soy el único al que le parece uno de los coches más bellos jamás producido

¿Tendría sentido un Dino hoy en día?

Desde la aparición del Dino original, la potencia, prestaciones y efectividad de los deportivos ha ido aumentando de forma casi exponencial. La versión “básica” del 488 actual –sucesor natural del Dino original- produce unos mareantes 670 CV. En mi opinión, este nivel de potencia y prestaciones convierte a los Ferrari actuales en coches que –si usamos el sentido común- solo pueden disfrutarse en circuito, y además, solo los pilotos profesionales pueden extraer de estos bólidos las prestaciones de las que son capaces sin estamparse en la segunda curva. Lo mismo ha sucedido con Lamborghini y “casi” también con Porsche.

Porsche, -que pretende abarcar un público más amplio que Ferrari-, lanzó en su día un coche de concepto similar al Dino, pero no se avergonzaron de ello y le dieron el apellido del fundador de la marca, naciendo el Boxster/Cayman. La firma de Zuffenhausen lo ha ido actualizando y puliendo hasta ofrecer el que tal vez sea hoy en día el deportivo más equilibrado y satisfactorio del mercado, un coche eficaz, divertido y utilizable, que si no se vende más, es en parte porque la sombra de su hermano mayor es muy alargada, y en parte por la obsesión de hoy en día por las cifras de potencia y los records en el Ring.

Ferrari Dino

¿Hay posibilidad de que Ferrari resucite al Dino? El Ferrari 488 es el «sucesor natural» del Dino.

Ferrari no tardó muchos años en abandonar la marca Dino, y ha ido manteniendo su filosofía de marca exclusivamente elitista. Nada que objetar, porque lo cierto es que a nivel económico les está funcionando, aunque probablemente tenga algo que ver el hecho de que la cantidad de ricos-riquísimos es cada vez mayor. Es evidente que hoy no tendría sentido para Ferrari vender un Dino por 80 o 100.000 €, cuando puede facturar cerca de 300.000 € por un 488 que le quitan de las manos… Hace años que se oyen rumores sobre un nuevo Dino, pero me temo que si llega a hacerse realidad, no sería “el Dino” con el que sueño, porque imagino que Ferrari debe de estar pensando en un competidor para el 911, es decir: 400/500 CV y un precio de 150/200.000 €.

Mi Dino soñado

El Dino con el que sueño es otra cosa, yo pienso más bien en un coche relativamente compacto, de 300/350 CV y unos 80/100.000 €. Si, una especie de Cayman/Boxster made in Italy. Seguiría sin poder comprármelo, pero si me tocara el bote del Euromillón, seguramente sería el primer coche que entraría en mi garaje. Llámame ingenuo, pero Ferrari podría repetir la jugada del Dino original, y renacer la marca Dino, y de esta forma, no restaría caché a la marca del Cavallino.

Diseño

A la hora de dibujar mi Dino, no he podido escapar a mi amor por el diseño del Dino 206/246 y de los otros Ferrari diseñados por Fioravanti. De hecho, mis primeros bocetos (los que no están coloreados) eran prácticamente reediciones de aquel lenguaje… Por otro lado, debo de reconocer que no soy muy fan del diseño de los Ferrari actuales (sobrediseñados en mi opinión) por lo que encontrar una solución satisfactoria no ha sido fácil.

Boceto de un nuevo Ferrari Dino

Vislumbramos cómo sería un Ferrari Dino moderno con techo tipo targa inspirado en el Mazda MX-5 RF.

He buscado un diseño deliberadamente más discreto que el de los Ferrari modernos. En parte porque he querido dibujar un coche relativamente discreto, y sobretodo, porque entiendo que las formas de un coche deben de ser coherentes con la filosofía del modelo. Mi Dino debía de parecer lo que es: un coche dinámico y rápido, pero no un brutal supercoche de prestaciones estratosféricas, algo que no es.

La silueta general y algunos elementos –como la entrada de aire lateral- están inspirados en los del modelo original, pero también están presentes en las berlinettas de Maranello de hoy en día, la verdad es que me resulta difícil imaginar un biplaza rojo que no tenga esas formas tan sensuales...

Por lo que respecta al tipo de techo, el Dino original se vendió como coupé, y como targa, y para el mío, he elegido un techo tipo targa,inspirado en el del actual Mazda MX5 Roadster Coupé, en el que el techo rígido se repliega automáticamente detrás de los asientos.

Boceto de un nuevo Ferrari Dino

Proceso de elaboración del boceto del nuevo y soñado Ferrari Dino.

Si diseñar un coche es un proceso largo, complejo y de equipo, en el que las ideas iniciales evolucionan hasta llegar a un diseño que satisfaga a sus creadores. Diseñar un Ferrari me parece todavía más difícil. Esta idea que veis aquí debería evolucionar, y creo que volveré a ella cuando tenga algo de tiempo…

Espero que mientras tanto, mi idea y diseño para un Nuevo Dino os haya gustado.

Noticias relacionadas

Ferrari Dino, soñando con el regreso de un icono italiano
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto