¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El nuevo Porsche 911 GT2 RS Clubsport es una bestia de 700 CV para pista

7

Porsche ha presentado en el Salón del Automóvil de Los Ángeles 2018 el nuevo Porsche 911 GT2 RS Clubsport, una versión no matriculable del poderoso 911 GT2 RS que tiene como único propósito las jornadas de track day o competiciones de tipo Clubsport.

El nuevo Porsche 911 GT2 RS Clubsport.

Además de la nueva generación 992 del Porsche 911, la marca alemana ha presentado en el Salón del Automóvil de Los Ángeles 2018 el nuevo 911 GT2 RS Clubsport, una nueva versión especialmente desarrollada para pista del poderoso 911 GT2 RS de 700 caballos.

Esta inesperada presentación es la explicación de la misteriosa unidad del 911 GT2 RS que descubrimos probando en el circuito de Monza con el enorme alerón del GT3 Cup y del que no conocíamos su naturaleza. Finalmente, ha resultado ser una versión track-only de edición limitada. Esta nueva versión se basa en el 911 GT2 RS de calle, el mismo que ostenta el récord del circuito de Nürburgring para vehículos de producción (aunque aún está por ver si Porsche realmente comercializa el paquete de medidas desarrollado por Manthey Racing), aunque en esta ocasión nos encontramos con una versión no matriculable y que será fabricada en estricta edición limitada.

El nuevo Porsche 911 GT2 RS Clubsport cuenta básicamente con la mismas especificaciones de la versión de calle pero con una serie de modificaciones desarrolladas especialmente para su uso en pista, incluyendo eventos deportivos, por lo que pierde todas sus propiedades de vehículo de calle y por lo tanto no es matriculable. Por tanto es una versión más radical que el Clubsport Package opcional que fue presentado hace solo unos días para las unidades de calle del 911 GT2 RS, que no pierden su condición de vehículo matriculable.

Destinado al circuito.

En este caso nos encontramos como el modelo pierde todos los elementos superfluos, incluyendo los asientos, por lo que en el interior encontramos un espartano habitáculo monoplaza con todos los elementos propios de un modelo de competición, como el bacquet Recaro homologado o el volante de carbono con el display a juego procedentes del Porsche 911 GT3 R.

A nivel mecánico este modelo sigue contando con las mismas especificaciones que el 911 GT2 RS de calle, por lo que dispone del mismo 6 cilindros plano de doble turbo que entrega 700 caballos y 750 Nm de par máximo. Donde vamos a encontrar novedades es en el bastidor, ya que recibe una nueva configuración de suspensión y frenos más propia de circuito y la abundancia de materiales compuestos a todo lo largo del vehículo, como en el desnudo habitáculo o en el nuevo kit aerodinámico, del que es imprescindible destacar el inmenso alerón trasero.

Porsche solo fabricará 200 unidades de esta versión, que al no ser matriculable no puede ser empleada en la calle, por lo que el destino de estos escasos ejemplares son las jornadas de track days o los eventos deportivos Clubsport. Aunque más que probablemente muchas de estas unidades acaben sus días sin haber recorrido apenas kilómetros, como piezas destacadas de las colecciones de sus propietarios.

Noticias relacionadas

El nuevo Porsche 911 GT2 RS Clubsport es una bestia de 700 CV para pista
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto